Gov. Kim Reynolds announced last Thursday that the state anticipates receiving 172,000 doses of Pfizer and Moderna's COVID-19 vaccines by the end of the month. Photo Natalie Krebs / IPR
Advertisements

Después de que los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio de la nación, la gobernadora Reynolds de Iowa condenó la violencia, pero ahora quiere dejar atrás la culpabilidad y seguir adelante.  

 

La gobernadora Reynolds, que hizo campaña acompañando a  Trump durante el otoño, fue una de las personas del grupo de republicanos que se negó a reconocer la victoria del presidente electo Joe Biden. En un principio, mientras criticaba los disturbios, continuó diciendo que muchos creen que el voto no era válido, pero el jueves, durante un foro virtual con periodistas de Iowa, finalmente reconoció la victoria de Biden. Mientras aceptaba la victoria del demócrata todavía defendía a la gente que no la aceptaba. Ella declaró que tiene que haber un proceso para asegurarse de que la gente confíe en la integridad de las elecciones. 

 

“Lo que necesitamos hacer es dejar de culpar a los demás, y tenemos que seguir adelante”, declaró Reynolds.  

Advertisements

 

Cuando los periodistas le preguntaron a la Gobernadora Reynolds si se arrepentía de apoyar a Trump y no reconocer la victoria de Biden, ella respondió diciendo que los americanos necesitan dejar la retórica y sentarse a la mesa para tener una conversación productiva.  

 

Reynolds continuó sus comentarios diciendo que cuando tantos votantes sienten que ” quizás algo no es válido, entonces esa es una preocupación para nuestra república, y queremos hacer todo lo posible para enfrentar eso”. No se puede cerrar a la gente, pero también hay que hacerlo de manera respetuosa. La violencia no es la respuesta”.  

Advertisements

 

Los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio de Washington, D.C. el miércoles 6 de enero de 2021. La multitud de partidarios se fue del mitin de Trump donde continuó hablando de que le habían robado las elecciones y diciéndoles que nunca cedería.  Cinco personas han muerto por este violento suceso. Los legisladores que estaban en medio de la certificación de la victoria de Biden fueron trasladados a un lugar seguro y se reunieron de nuevo después de que el Capitolio fue despejado de la turba violenta para finalmente certificar a Biden como el próximo Presidente de los Estados Unidos.

Advertisements

 

Facebook Comments

Advertisements