Noemi Méndez the New Associate Principal at Capitol View Elementary Photo by Tar Macias / Hola Iowa
Advertisements

Antes de anunciar su nuevo cargo como directora asociada, Noemi Méndez fue a la escuela para familiarizarse. Mientras caminaba por Capitol View Elementary, Méndez vio a un grupo de niños en una sola fila. Una de las niñas de la fila se acercó a ella y le preguntó: “¿Eres la nueva señora de la cafetería?”. Méndez respondió: “No, soy la nueva directora asociada”. “¿Eso se puede hacer?” preguntó la niña asombrada. “Sí, y tú también puedes”, le contestó Méndez.

Antes de convertirse en directora asociada, Méndez supervisó el programa de estudiantes de inglés de las escuelas públicas de secundaria de Des Moines. Méndez ha estado increíblemente involucrada, no sólo como educadora con el Distrito Escolar de Des Moines, sino también en la comunidad, es la Directora Ejecutiva de la Iniciativa de Liderazgo Latina (LLI) . Para leer más sobre LLI, aquí hay un artículo sobre su participación.

Durante su carrera decidió dedicarse a la administración y obtuvo una maestría en la Universidad de Drake.

Advertisements

“Quería más oportunidades. Así que me decidí a obtener mi título de administradora un año después de obtener mi título de especialista en educación. Estaba haciendo muchas cosas como profesora. Conseguí el trabajo curricular, y terminé cuando estaba en la Escuela Media Harding. “, dijo Méndez. 

Después de obtener su título, estaba lista para asumir cargos más importantes en la educación. 

“Así que empezaron a surgir todos estos puestos administrativos. Mi jefe me animó y me dijo: “piénsalo, tienes tu título en administración listo; deberías intentarlo”, dijo Méndez. 

Después de unos años como coordinadora de planes de estudio, le surgió la oportunidad de ser directora asociada y, con el apoyo de su comunidad, su familia y sus colegas, se arriesgó y consiguió el puesto.

Advertisements

“Aunque el camino hasta llegar a donde estoy no fue fácil y abogué por mí misma en todo momento, ahora quiero animar a otros a hacer lo mismo. Como siempre he dicho a mis propios hijos y a mis alumnos, ¡no hay que rendirse nunca! Conseguir este puesto no fue fácil, al principio me rechazaron, pero seguí presentando solicitudes hasta que llegó mi momento. Creo firmemente en que las cosas están destinadas a suceder o no, y que cuando es el momento, es el momento. Uno puede estar en desacuerdo y renunciar, por supuesto, podemos hacerlo fácilmente o podemos coger el toro por los cuernos y luchar por lo que queremos”, dijo Méndez. 

Algunas de las experiencias vividas en la carrera de Méndez como coordinadora son bastante reveladoras y a la vez ciertas. Con la gran necesidad de una mayor representación de educadores latinos en las escuelas públicas de Des Moines, la Sra. Méndez comparte algunas de sus experiencias.

 

“Cada vez que voy a las escuelas, hay latinos. En K-12 era más evidente en los grados superiores porque decían: “¡Hablas español!”. “¡Eso es genial!” Eso me hacía sentir bien y me daba poder. Es increíble cómo los niños te ven de forma diferente”, dijo Méndez. 

Una de las cosas que le entusiasma a Méndez es conocer a las familias de Capitol View Elementary y comunicarse con las familias hispanohablantes en su idioma. 

Advertisements

“Me gustaría que mi mamá tuviera alguien que hablara español como ella y alguien que se pareciera a ella, y que la ayudara a sentirse bienvenida cuando iba a la escuela. Ese es nuestro lema aquí en Capitol View, que todos son bienvenidos. Queremos asegurarnos de que todos se sientan aceptados, acogidos y apreciados”, dijo Méndez. 

Méndez continúa “…quiero decirles a los padres que estamos aquí para ellos. Nos morimos de ganas de conocerlos y de tener una charla, y de conocerlos personalmente. Quiero que puedan venir a hablar conmigo y sentir que les escucharé”. 

Como directora asociada, se toma muy en serio su cargo. Quiere estar presente de todas las maneras posibles y escuchar las preocupaciones e ideas de los alumnos, maestros y padres de familia.

Advertisements

“Quiero saber cómo se sienten y qué estamos haciendo para poder mejorar en cualquier manera que sea necesario porque ellos ven las cosas de forma diferente a nosotros. Para mí la voz es importante y siempre que he trabajado con alumnos o profesores, su voz ha sido escuchada”, dijo Méndez 

En todos sus años de enseñanza, algunos de sus recuerdos favoritos provienen de sus primeros años en la Escuela Media Harding en Des Moines. 

“Cuando llegué allí, no me di cuenta de que los niños con los que iba a trabajar eran nuevos en el país. Niños que venían de campos de refugiados e inmigrantes que acababan de llegar”, dijo Méndez. 

Méndez comenzó su carrera allí dando clases a 4 alumnos. Con el tiempo, empezó a recibir más y más estudiantes; y al final de su primer año tenía 9 estudiantes en su clase. 

Los alumnos le enseñaron mucho y la vida de estos estudiantes cambió, al igual que la suya. En su quinto año pasó de 9 a 30 alumnos. 

Su aula estaba un poco por encima de su capacidad, pero le entusiasmaba ver a todos y cada uno de los niños en su aula. Méndez tenía niños de Centroamérica, México, Afganistán y China; el futuro del mundo estaba en su aula. Desgraciadamente, sus alumnos también sentían el impacto de las leyes de inmigración incumplidas. 

Un día, mientras los niños buscaban asiento al pasar lista, Méndez escuchó a uno de los estudiantes llorar. Se acercó a ellos y le dijeron: “Me van a deportar”.

Al oír eso, más niños empezaron a llorar por su amigo y compañero. Méndez tuvo que pensar rápido para mantener la clase bajo control. Mantuvo la calma y dijo: “¡Todo va a salir bien!”. 

Pero otra alumna la miró y le dijo: “No Sra. Méndez, no va a estar bien”. En ese momento tenía una estudiante de maestra y todos los niños y la señorita Cox contaban conmigo”, dijo Méndez.

“Fuimos a la biblioteca y nos sentamos.  Estábamos sentados abrazándonos y estrechándonos”, dijo Méndez

Esa experiencia le enseñó muchas lecciones valiosas que llevó a lo largo de su carrera en varias escuelas del distrito. Cada vez que camina por los pasillos, visita las escuelas y ve a otros estudiantes, sonríe y les habla tanto en inglés como en español para hacerles saber que los entiende y para reconocer que ambos mundos pueden existir.  

“Quiero que los niños se sientan fortalecidos, quiero empoderarlos a ellos y al personal también y de alguna manera empoderarlos llena de satisfacción, mi propósito en la vida se cumple con su alegría y éxito…” dijo Méndez

Méndez continúa: “…Y a otros adultos también, particularmente a nuestras familias que no hablan inglés. Señora, la ayudaremos. Quiero que sepan que ustedes tienen ese poder y queremos darles poder también porque ustedes tienen una voz en esta escuela y en este distrito.”

Méndez está emocionada de estar en su nuevo cargo y da la bienvenida tanto a los padres como a los estudiantes con los brazos abiertos virtualmente y en persona. 

 

Facebook Comments

Advertisements