Como el destino lo marco: La historia de Ricky Valenz

 

Por Vey Rodriguez / Hola America

Son las 5 de la mañana en la ciudad de Nueva York. Los taxis de las calles y las sirenas de los cruceros múltiples de la policía se pueden oír lentamente desaparecer a la distancia.

Ricky Valenz está despierto. No puede dormir de la adrenalina. No es todos los días que eres un grupo a capella llega a la audición de una disquera; Pero es un sueño hecho realidad cuando la disquera es Def Jam Records. La gran compañía promotora de Hip Hop fundada por Russell Simmons y Rick Rubin.

En este día martes, 11 de septiembre del 2001, la vida de Ricky Valenz, en más de una forma, cambiaría para siempre.

Hoy, martes 18 de julio de 2017 Ricky está relajado y cena con amigos en San Antonio, TX. Se tomó un descanso de su cena para hablar con Hola América sobre el largo y sinuoso viaje de su vida y la decisión que le ayudo a lanzar su carrera al super estrellato élite Tejano casi de la noche a la mañana.

Ricky 2Nacido en Lansing, Michigan, hijo de un obrero de General Motors, Valenz pasó sus días de infancia soñando con algún día jugar béisbol profesional. ¿Quién podría culparlo?

Su familia participó en un programa con The Lansing Lugnuts, un solo club de ligas menores de béisbol, para albergar a jugadores de Latinoamérica a través de las temporadas de béisbol. Ese programa ha visto a jugadores como el ex lanzador de los Chicago Cubs Carlos Zambrano y el gran bateador de los Astros de Houston, Carlos Beltrán, convirtiéndose en compañeros de habitación de un joven Ricky.

De temporada en temporada los jugadores iban y venían. Cada uno dejaría su propia inspiración en el niño que crecería y eventualmente se pondría un uniforme para el equipo USA, representando al país en Puerto Rico.

Como el destino tendría que la vida tendría otros planes para él al regresar a casa.

“Siempre tuve la sensación de crecer que si me centraba en hacer algo lo suficiente, entonces podría hacer que sucediera en mi tiempo”.

El es de ascendencia mexicana Ricky pero el fue criado por su madrastra puertorriqueña que él ha visto como su madre creciendo. “Yo era puertorriqueño, quiero decir que mi madre era mexicana pero yo era puertorriqueño, crecí escuchando Bachata, Salsa y Reggaeton y cuando estaba escuchando mi música siempre era Hip Hop”. Tupac Shakur es quien él acredita como su influencia Hip Hop. Con eso te dice que Ricky no es la típica estrella de música Tejana al que están acostumbrados tus abuelos, aunque si ellos lo conocieran probablemente les encantaría.

Utiliza su cuerpo como un lienzo para la tinta de ceniza azul. Las mujeres en sus videos, a quienes el jura (bromeando) que son muy difíciles de trabajar, están escasamente vestidas. Sus corridos llenos de coros y cumbias están encrespados con letras de rap que fluyen libremente con una palabra profana aquí y allá. Pero cuando usa blasfemia es poesía. Es necesario. Como un puente necesita apoyo.

Se ríe: “Crecí escuchando Hip Hop y R & B, eso es lo que me gustó, así que para un chico del Medio Oeste tenga éxito en música la tejana es muy raro”. Es muy raro.

“La música siempre ha sido un hilo en toda mi vida. Mi abuelo solía sacar su guitarra y todos solíamos reunirnos para cantar canciones”.

Poco después del béisbol Ricky regresaría a casa y se uniría a sus amigos en un grupo de R & B a capella. El grupo obtendría la atención de la disquera Def Jam que programarían una cita para la banda en sus oficinas de Nueva York el 12 en septiembre del 2001. Ricky tendría que pedir a su trabajo permiso para ausentarse un par de días, después de todo esto era una oportunidad que solo te llega una vez en la vida.

Él medita de ese día en los vestidores antes de sus shows. Su familia y sus bendiciones. En ese orden.

Cuando habla de su decisión de trasladarse de Lansing a San Antonio, menciona, casi sin pausa a East Moline, Illinois. Una ciudad familiar para él.

Es donde sus tíos, los hermanos de su madre biológica, plantaron sus raíces y llamaron casa. El muy respetado ya fallecido don Luis Ramos y su igualmente respetado hermano José Ramos se conocieron por su trabajo como trío, Los Hermanos Ramos, realizando espectáculos con su hermano mayor. La familia es profundamente cultivada en familia y muy practicada en la música. Está en su sangre. De generación en generación se transmite y nunca se diluye. Está en Ricky. Multiplicado.

Él tiene el talento que trasciende a los de los músicos que normalmente impresionan a quienes los ven.

Su video, aunque risqué, muestra que el se está divirtiendo siendo Ricky Valenz y disfrutando de su celebridad. Se puede ver en su cara si se mira lo suficientemente cerca en su video “Esperandote”. Una cumbia llena de melodía que tiene un hook Happy Days antes del coro. Su catálogo es una base refrescante y fuerte para una joven carrera lista para florecer. Si te gusta bailar “Cosas del Amor” es uno de los singles de Valenz que se siente nostálgico con su acordeón de estribor, que recuerda a los clásicos álbumes de La Mafia pero inteligente en sus sutilezas de R & B.

Cuando Ricky finalmente bajó al vestíbulo del hotel ese mismo día de septiembre, su conciencia le habló fuertemente. Mientras miraba a su alrededor, veía las pantallas de televisión y los ojos de la gente con lagrimas. Estaban perturbados y clavada su atención en las noticias. Estaban como estatuas. Había un caos en el aire y sin embargo una calma tensa.

Ricky se quedó con una pregunta: “¿Cómo voy a llegar a casa?” Él sabía en su corazón, no iba a haber una audición.

En los días siguientes, Ricky estaba atrapado en la ciudad de Nueva York, esperando la oportunidad de volver a casa. La ciudad se había cerrado durante días y estaba estancado.

Al llegar a casa sería recibido con la realidad del desempleo. Había estado fuera durante demasiado tiempo. Ricky no se preocupo. El era de las calles de una ciudad del Medio Oeste, ya con callo en estas situaciones. Son pueblos que pueden arrastrarte y mantenerte allí. Pero Ricky Valenz tenía la única cosa dentro de él que mucha gente hoy en día carece. Motivación, él tenía una confianza y un talento que sólo Dios le pudo haber dado.

Desde que Ricky Valenz dejó Lansing, Michigan para San Antonio no más de 5 meses después él ya se ganaba la atención de la industria de la música Tejana. Fue nominado y ganó 3 Premios de Música Tejana incluyendo “Artista del Año” y “Mejor Nuevo Vocalista Masculino del Año” en los Premios de la Música Tejana 2015. A.B. Quintanilla le pidió que el fuera el vocalista principal de la gira Kumbia Kings All Starz el año pasado. También ha trabajado con Gary Hobbes y Jay Pérez. Su enfoque único de mezclar Tejano y música Hip Hop le ha ganado un asiento en la mesa.

Ahora, se ha centrado en su carrera como solista y está entusiasmado con las cosas por venir. Cuando le pregunté acerca del gran éxito que han tenido Daddy Yankees y Luis Fonsi con la canción “Despacito” y si o no él alguna pensaría en tomar el camino (crossover) que Selena abrió para artistas como él, el respondió: “Sí, tengo y estoy pensando en eso” Puedo oírle sonreír, un signo de que él no quiere decirme demasiado cerca de ese tema, “Estoy enfocado ahora mismo y estoy deseando hacer mi cosa y traer a mis fans mi mejor siempre.”

Ricky Valenz es un fenomenal cantante tejano con una voz aterciopelada como Boyz II Men. Combina de forma única los estilos de música Tejana y Hip Hop.

No se pierda Ricky Valenz el viernes 18 de agosto cuando se une al Grupo Realidad en el primer concierto de Mercado on Fifth. Las puertas abren a las 5 pm Ricky empezará a las 8 p.m. $ 5 de entrada.

 

 

RICKY VALENZ FACEBOOK

 

Facebook Comments