Una joven cantante de ópera utiliza su talento para continuar el legado empresarial de su familia 

0
77
Photo by Wezz De La Rosa/Hola Iowa
Advertisements

Por Christina Fernández-Morrow, Hola Iowa

Cuando tu madrina es una emprendedora latina pionera que abrió la primera pastelería mexicana en Des Moines, tus padres poseen y administran propiedades de alquiler, tu padre tiene una tienda de calefacción y refrigeración, y tu primo pequeño comenzó un exitoso negocio de dulces mexicanos, es casi garantizado que te picará el virus empresarial. Eso es exactamente lo que le ocurrió a Sandra Paz García, que puso en marcha Sandy Sings Studios en septiembre de 2023. 

Paz García, una estudiante de Drake que se graduará con una Licenciatura en Interpretación Vocal en mayo, tenía un montón de ideas para un negocio. “Tenía muchas ganas de hacer algo que pudiera ser mío”. Sus ideas iban desde hacer pestañas hasta vender sushi, pero nada le parecía bien. Empezó a buscar asesoramiento financiero de empresarias de éxito. En uno de los vídeos que vio, la conferenciante sugería fijarse en las habilidades actuales, en lo que ya se te da bien y de lo que estás orgullosa. “Cogí mi libreta e hice una lista de lo que se me da realmente bien y de lo que se me da realmente mal. Las ideas empezaron a llegarme”. La música corrió como la pólvora y con razón. 

Advertisements

Paz García lleva cantando desde que empezó a hablar, tocando el piano desde secundaria, en el coro durante todo el bachillerato y ha sido una de las mejores cantantes del estado en los concursos de la NATS (Asociación Nacional de Profesores de Canto) desde su tercer año. Su currículum es aún más impresionante como estudiante universitaria, donde ha actuado en tres producciones de ópera y fue seleccionada para actuar durante un mes en Vicenza, Italia, en un papel que incluía cantar una de las canciones de ópera más difíciles vocalmente con una orquesta completa. Un año más tarde viajó a Irlanda para actuar y realizar un taller con un compositor irlandés, y fue contratada por la Ópera de Des Moines para actuar en el Civic Center. Todo esto lo hizo mientras recibía clases de canto, participaba en clases magistrales con compositores de las óperas de Minneapolis y Nueva York y formaba parte del coro de Drake. “Decidí empezar con las clases de canto, pero ya hay tantas. Pero, entonces me di cuenta, todas las que hay en Des Moines son de blancos. Es imposible que la comunidad latina no quiera aprender a cantar o a tocar el piano. Eso es lo que yo puedo aportar; soy bilingüe”. Creó entusiasmada un cartel con sus servicios, asegurándose de poner una nota que dijera hablo español, pero los nervios se apoderaron de ella. “Fui a almorzar con una amiga. Todavía no había colgado el cartel. Ella me recordó que tengo una comunidad que me apoya e hice un trato con ella que me animó a hacerlo. Pensé que tenía miedo al rechazo, pero en realidad tenía más miedo al arrepentimiento, así que lo publiqué esa misma tarde”. Le sorprendió recibir cuatro estudiantes en las primeras veinticuatro horas. “Cada día se ponían en contacto conmigo una o dos personas y al final de la semana ya tenía seis estudiantes apuntados, además de que la gente estaba reenviando y compartiendo mi cartel”. 

Actualmente, Paz García tiene trece alumnos que van desde los siete años hasta más de una década mayores que ella. Sólo dos de sus alumnos no son latinos. El resto está interesado en aprender a interpretar en inglés y español. A Paz García le encanta que sus alumnos se entusiasmen con sus clases y se animen a probar algo nuevo. Ella atribuye a su clase de Pedagogía Vocal el haberle enseñado cómo funciona el cuerpo para ayudar a crear sonidos. La clase le obligó a acercarse a una escuela local y ofrecer una clase de canto gratuita. Nunca antes había dado clases, pero se sentía con ánimos, así que ofreció tres en lugar de una. El ejercicio inicial que creó para esa clase sigue siendo el mismo con el que empieza sus clases de canto. “Aquella clase plantó la semilla y me di cuenta de cuánta gente de la comunidad no tenía el acceso ni la oportunidad de aprender música como yo”. 

Una vez que tuvo su idea de negocio y algo de práctica, empezó el reto de encontrar un local. Buscó en iglesias y escuelas, pero ninguno de esos lugares respondía a su visión de lo que quería para sus alumnos. Su padre le sugirió que pidiera ideas a su profesora de canto, que amablemente ofreció a Paz García utilizar su estudio. “Es muy bonito, con grandes ventanas y un piano de cola. Hay fotos por todas partes, y algunas son mías de actuaciones anteriores. Fue perfecto porque es un espacio sagrado para mí”. Le encanta compartir eso con sus alumnos, ver cómo se les ilumina la cara cuando entran por primera vez, darse cuenta de que están recibiendo una experiencia de alta calidad en un entorno seguro, acogedor e inspirador.

Advertisements

Aunque sus referencias como intérprete son impresionantes, Paz García no sabía adónde la llevaría su amor por el canto. “Decirles a mis padres que quería dedicarme a la música me daba mucho miedo”. Como hija de inmigrantes que trabajaron y se sacrificaron para darle tantas oportunidades que ellos no tuvieron, Paz García quiere que se sientan orgullosos. “Son mis modelos a seguir. Casi todos los que he admirado en mi vida son empresarios. Quiero triunfar con las herramientas que ellos me dieron”. Criada por empresarios, Paz García se dio cuenta del trabajo que cuesta poner en marcha un negocio. No lo dio por sentado. A menudo pide consejo a su familia. ” No es fácil hacerlo sola, hay que pedir ayuda. Cada uno tiene cosas diferentes que puede aportar. Toma lo que necesites, deja lo que no” Eso parece estar funcionando para Paz García, que lanzó su negocio un mes después de cumplir veintiún años y siente que aún le queda mucho por aprender. “Mis únicas limitaciones a lo que quiero hacer son las que yo misma me pongo. Tengo que confiar en mí misma para hacer lo que se me da bien”.

No ha sido fácil llegar hasta aquí, y es sólo el principio para Paz García. Actualmente está haciendo audiciones para programas de posgrado para continuar sus estudios vocales, pero no dejará su negocio a corto plazo. “Me encantaría ampliarlo y tener más alumnos. Un día quiero un edificio donde pueda dar clases, tener conciertos, actuaciones de solista y recitales en inglés y español.” Con sus padres en el sector inmobiliario, Paz García tiene una sociedad incorporada para hacerlo realidad y continuar el legado empresarial de su familia.

Advertisements

JEFAS Latinas in Business Magazine es una colaboración de escritores, fotógrafos, administradores de redes sociales, editores, traductores y diseñadores de todo Illinois e Iowa, todos ellos latinos. Es la primera revista del área creada por la comunidad Latina, para la comunidad Latina que se enfoca en las empresarias latinas y cómo están impulsando la economía, retribuyendo y llenando la brecha entre lo que se necesita y lo que está disponible en el medio oeste de los Estados Unidos.

Para ver las ubicaciones donde puedes encontrar la revista visita @JEFASMagazine en Instagram y TikTok.

Advertisements

Usted puede encontrar la revista digital aquí: 

https://holaamericanews.com/jefas-latinas-in-business-magazine-may-2024/

Facebook Comments

Advertisements