La Escuela de Construcción de Iowa capacita a mujeres y minorías para tener éxito en la industria de la construcción

0
400
Advertisements

Por Christina Fernández-Morrow, Hola Iowa

Mientras todo el mundo estaba en cuarentena y se mantenía a dos metros unos de otros, Perlla Deluca estaba ocupada construyendo una escuela para ayudar a otros a construir su futuro. Su sueño se hizo realidad en 2022, cuando la antigua escuela primaria Hoak, en la zona sur de Des Moines, se convirtió en la Escuela de Construcción de Iowa. La primera generación fue seleccionada en abril y, en julio, esta singular escuela de oficios postsecundaria tendrá su primera generación de profesionales de la construcción, compuesta por nueve hombres y tres mujeres, dos de las cuales son latinas. “El propósito de la escuela es retribuir a la gente dándoles una oportunidad. La construcción es increíble. Se puede ganar mucho dinero en ella, pero es difícil empezar”, dice Deluca, Presidenta y propietaria de Southeast Constructors, la empresa en la que se inició en la construcción cuando tenía veinte años y sólo llevaba cinco en Iowa. Con el tiempo, fue adquiriendo más y más participaciones en la empresa hasta que en 2013 se convirtió en la propietaria principal.

Nacida en Brasil, Deluca empezó limpiando casas recién construidas. Entabló conversación con uno de los obreros de la construcción cercanos a la casa que estaba limpiando y se enteró de que había una enorme diferencia salarial entre lo que ella hacía y los hombres del equipo de construcción. Decidió probar suerte en la construcción. Aprendiendo sobre la marcha, a menudo era la única mujer en la obra. Vio cómo la mayoría de los latinos trabajaban en puestos peor pagados, pero tenían talento y habilidades que podían ser una ventaja si se les daba la oportunidad. “Eso es lo que pasa con esta escuela. ¿Hasta dónde puedes llegar? El cielo es el límite cuando aprendes un oficio”, dice Deluca. Su escuela da a los latinos y a las mujeres la oportunidad de crecer en el ámbito que ella ama.

Advertisements

Dirigiendo al menos cien proyectos en un momento dado, Deluca tiene experiencia no sólo en las obras, sino dirigiendo el negocio. Está encantada de transmitir su experiencia, junto con otras personas que ayudan a los estudiantes a certificarse en la construcción. Los alumnos adquieren conocimientos básicos a la vez que adquieren una experiencia práctica que les permite avanzar en su carrera profesional.  La escuela enseña deliberadamente los conocimientos más necesarios y utilizados y no enseña oficios sindicales como electricidad, fontanería o soldadura. “Complementamos los oficios sindicales porque los graduados tendrán experiencia práctica en la obra”, dice Deluca. Los graduados de julio obtuvieron un Certificado de Habilidades Generales de Construcción junto con una amplia formación en seguridad a nivel de OSHA. “Queremos que los estudiantes alcancen el nivel federal de formación en seguridad de la OSHA. Les damos 30 horas en lugar de sólo el mínimo”. 

Deluca está emocionada de ver a sus graduados comenzar sus carreras en empresas de construcción de todo el área metropolitana y del estado. Tiene docenas de colegas del sector dispuestos a contratar a los graduados. El plan es que cada empleador patrocine a un futuro estudiante, ayudando a hacer crecer la escuela al tiempo que se crean más profesionales de la construcción. Para Deluca era importante que la escuela fuera accesible e inclusiva sin importar orígenes o genero. Ella imparte algunos de los cursos, mientras que otros instructores llevan años en su empresa y fueron formados por Deluca. Busca constantemente más mujeres que se unan a ella y a la otra instructora. “No todo el mundo tiene acceso a la educación. Yo valoro las habilidades para la vida”, dice Deluca de los alumnos que espera que se matriculen en su escuela.

En la actualidad, hay una lista de espera de 50 personas para la próxima clase, mientras Deluca trabaja para conseguir fondos que ayuden a sufragar los gastos de inversión por alumno. El costo total del curso es de 4,200 dólares, que cubren toda la maquinaria, equipo y material que necesitan, gran parte del cual ha sido adquirido por Deluca o procede de su reserva personal de herramientas de construcción. Los estudiantes no tienen que comprar nada; sólo se comprometen a realizar el curso en línea y entre 12 y 15 horas de trabajo en clase, donde practican todo lo que van aprendiendo. Las empresas pueden pagar la matrícula de sus empleados, y Deluca se esfuerza por encontrar socios que financien becas basadas en los ingresos para ayudar a los estudiantes a sufragar los gastos, aunque no es necesario presentar la FAFSA.

Advertisements

Cuando Deluca no está trabajando con su casco rosa en una obra, se mantiene activa bailando salsa, organizando reuniones en su casa, participando en consejos como el de Goldman Sachs para ayudar a aumentar los contratos nacionales para mujeres en la construcción, y el de Big Brothers Big Sisters of Central Iowa. Ha sido reconocida por su labor de promoción de las empresas de mujeres y minorías, la última vez con el Premio Mel Essex 2023 presentado en la Cumbre Empresarial Black & Brown 2023 en West Des Moines. El premio se creó para reconocer a los propietarios de empresas por sus altos niveles de ética y su corazón para inspirar y animar a otros empresarios a cumplir sus sueños de éxito económico. 

Si alguien está interesado en inscribirse en la próxima clase, los solicitantes deben tener al menos dieciocho años de edad, pasar un examen físico, tener una identificación válida o copia de su certificado de nacimiento, y ser capaz de comprometerse al menos quince horas a la semana para estar en la escuela durante la duración del programa de doce semanas. No se requiere experiencia previa ni un nivel mínimo de estudios. Deluca entrevista personalmente a cada solicitante para determinar su nivel de compromiso antes de aceptarlo en el programa. “Mi objetivo es matricular a más estudiantes latinos. La escuela se centra en las mujeres, los latinos y las minorías porque a menudo son los que menos oportunidades tienen”, comparte Deluca. Pronto abrirá las inscripciones en el sitio web www.iowaschoolofconstruction.com.

Advertisements

Facebook Comments

Advertisements