Willard Miller and Jeremy Goodale are the two Iowa teenagers accused of killing high school Spanish teacher Nohema Graber.
Advertisements

Por Daniel Lathrop, Des Moines Register

Los dos jóvenes de 16 años que se enfrentan a cargos de asesinato por la muerte de una profesora de la escuela preparatoria de Fairfield han pedido a un juez que los ponga en libertad, sin fianza.

El martes, el acusado Jeremy Everett Goodale, renunció formalmente a su derecho a una audiencia pública en la que los fiscales habrían tenido que demostrar que tenían suficientes pruebas para que el caso siguiera adelante.

Advertisements

La policía de Fairfield detuvo a Goodale y al coacusado Willard Noble Chaiden Miller el 4 de noviembre después de que un grupo de búsqueda encontrara el día anterior el cadáver de la profesora de español Nohema Graber, de 66 años, desaparecida.

Cada uno de los adolescentes está acusado en un tribunal de adultos de cargos de asesinato en primer grado y de conspiración para cometer un delito con violencia.

En los documentos judiciales del lunes, el abogado de Miller alegó que es indigente y pidió que se eliminara la fianza de un millón de dólares o se redujera “significativamente”, y que fuera liberado bajo la supervisión de sus padres.

La abogada Christine Branstad, que reconoció que los padres de Miller tienen fondos, dijo que Miller aceptaría llevar un dispositivo de vigilancia por GPS y ser supervisado las 24 horas por su familia.

Advertisements
Advertisements

En los documentos presentados el martes, los fiscales dijeron que Miller es un riesgo para la comunidad en base a sus “numerosas declaraciones que indican su participación, que incluyen su estado mental en, antes y después de la comisión del delito.”

“Cualquier promesa de supervisión domiciliaria es particularmente insuficiente ya que este delito ocurrió mientras el acusado residía en su casa presumiblemente bajo la supervisión de sus padres y el apoyo de su familia”, escribió el fiscal general adjunto especial Scott Brown.

Los abogados de Goodale presentaron el martes documentos similares en los que decían que carecía de recursos para pagar la fianza de un millón de dólares y que se presentaría al juicio si era puesto en libertad bajo su propia responsabilidad o bajo supervisión previa al juicio.

Si los fiscales se oponen también a esa solicitud, cada uno tendría probablemente derecho a una audiencia de revisión de la fianza ante el juez del tribunal de distrito Joel Yates, que preside los casos.

Advertisements

Mientras tanto, la audiencia de pruebas preliminares para Miller sigue programada para el viernes, aunque también podría ser cancelada.

Los acusados suelen renunciar a este tipo de audiencias y, en la mayoría de los casos, los fiscales presentan documentos en los que se detallan los cargos y proporcionan testimonios sellados para que el juez y los abogados de la defensa los revisen de forma confidencial.

Facebook Comments

Advertisements