Enrique Sandoval Jr, head coach for Rock Island High School; Alex Sandoval, associate head coach for boys’ and head coach for the girls' teams at United Township High; and Tavo Garcia, head coach for the boys' soccer team at Alleman High School. Photo by Tar Macias / Hola America
Advertisements

Cuando Alex Sandoval, Enrique Sandoval Jr. y Tavo García empezaron a jugar al fútbol de niños, no había muchos entrenadores latinos ni muchos jugadores latinos en los Quad Cities. Hoy las cosas están cambiando. De hecho, los tres entrenadores de fútbol son una fuerte representación de los latinos en la conferencia Western Big 6.

Los tres entrenadores se conocen desde hace muchos años. Alex Sandoval es el entrenador principal asociado de los chicos y el entrenador principal de los equipos femeninos de United Township High School, Enrique Sandoval Jr es el entrenador principal de Rock Island High School, y Tavo García es el entrenador principal del equipo de fútbol masculino de Alleman High School. Los tres hombres crecieron jugando al fútbol en el circuito del East Moline Silvis Soccer Club.

Alex Sandoval es de East Moline. Se graduó en la escuela preparatoria UT. Empezó a jugar al fútbol con el EMSSC cuando tenía 5 años.

“Honestamente no puedo decir por qué empecé, aparte de que mi madre me inscribió”, dijo el entrenador Sandoval sobre cómo llegó al fútbol.

Cuando era pequeño, el fútbol no era realmente su principal pasión.

“Mientras crecía, el fútbol no era mi deporte número uno; era probablemente mi tercer deporte después del baloncesto y el béisbol “, compartió. “Practiqué los tres deportes mientras crecía hasta que llegué a la escuela preparatoria, y en ese momento pensé que tenía que eliminar uno”.

Al principio decidió seguir con el fútbol y el baloncesto, pero durante su segundo año de preparatoria se dio cuenta de que el fútbol le llevaría a la universidad y enfocó su atención en este deporte.

“Fui capaz de convertirme en el jugador del año de los QC en mi tercera temporada y en un jugador All-State dos veces en mis temporadas junior y senior.  Mi último año, pude ayudar a llevar a UT a una participación estatal y terminar en el cuarto lugar”, Sandoval compartió sus logros como jugador.

Fue el fútbol lo que le ayudó a conseguir una beca e ir a la universidad.

Mientras jugaba al fútbol, Sandoval se dio cuenta de que disfrutaría enormemente entrenando a jugadores de fútbol.

“Empecé a entrenar fútbol de club con el EMSSC en 2010.  Era asistente de un antiguo entrenador mío (Tony Dávila), y me estaba preparando para llevar el equipo de su hijo la temporada siguiente.  Desde ese día, el amor por el entrenamiento ha crecido cada día, y no he volteado hacia atrás”, compartió Sandoval con nosotros.

Advertisements

Añadió que su objetivo como entrenador era llegar a serlo en su antigua preparatoria. Este año ha conseguido su objetivo y se ha convertido en el entrenador jefe asociado de los chicos y en el entrenador jefe del equipo de las chicas de UT High School.

Alex Sandoval siente que es todo un honor ser uno de los muchos entrenadores mexicano-americanos en la Conferencia WB6.

“Cuando observas en profundidad no sólo el fútbol de la escuela preparatoria, sino también el fútbol de clubes en los Quad Cities, verás muchos más entrenadores mexicano-americanos a lo largo de los Quad Cities. No se veía mucho de eso cuando yo era un jugador joven y creo que es algo muy bueno, especialmente para nuestra área”, declaró. “Hay algunos grandes entrenadores por ahí con una gran cantidad de conocimientos para ofrecer a los niños.  Es un honor ser uno de los muchos entrenadores mexicano-americanos en el WB6 y muchos de nosotros tenemos vínculos con East Moline.”

Alex Sandoval, entrenador principal asociado de chicos y entrenador principal de las chicas de United Township High School. Enrique Sandoval Jr, entrenador principal de Rock Island High School; y Tavo García, entrenador principal del equipo de fútbol masculino de Alleman High School. Los tres entrenadores empezaron su amor por el deporte cuando jugaron de niños en el circuito del East Moline Silvis Soccer Club.
Foto por Tar Macias / Hola America

Enrique Sandoval Jr (sin parentesco), el entrenador del equipo de fútbol masculino de la Rock Island High School, está de acuerdo con Alex Sandoval.

“Hubo una época en mi carrera de futbolista en la que todos mis entrenadores no se parecían a mí, y ninguno de mis compañeros tampoco”, compartió Sandoval Jr. su punto de vista similar al de su amigo y compañero entrenador de fútbol del WB6 Alex Sandoval.  El fútbol ha crecido en la zona y, afortunadamente para nuestros jugadores, los dirigentes también han cambiado. Personas como yo y los otros entrenadores [Alex Sandoval y Tavo García] dimos el siguiente paso no sólo para ser jugadores del juego sino también maestros del mismo”.

Al igual que Alex Sandoval, Enrique Sandoval Jr. también empezó a jugar al fútbol a una edad muy temprana. Empezó a dar patadas al balón en el campo cuando tenía cuatro años. Sandoval Jr. nació y creció en los Quad Cities. Se graduó en el Alleman High School. Tiene un título de asociado del Black Hawk College y una licenciatura de la Universidad de St. Ambrose.

Enrique Sandoval Jr siempre fue un apasionado del deporte.

“No puedo decir que elegí el fútbol. Me eligió a mí. Fue más bien mi derecho de nacimiento”, explicó. “Una tradición familiar transmitida por mi padre y su familia antes que él. Él emigró a esta zona desde México, trajo el juego con él y jugó con algunos de los primeros equipos masculinos”.

Aunque jugó toda su vida, no empezó a entrenar hasta más tarde. Sandoval Jr. empezó a entrenar cuando sus propios hijos empezaron a jugar. Después de un tiempo, adquirió suficiente experiencia para ser entrenador a nivel de preparatoria.

“Tuve la suerte de conseguir mi primera oportunidad como entrenador en Alleman como jefe de las chicas”, dijo Sandoval Jr.

También fue el entrenador principal de los chicos de los Lancers en North Scott HS. Después de ese trabajo, decidió poner su carrera de entrenador en espera. Aunque el entrenamiento ya no formaba parte de su vida, el fútbol no era algo a lo que pudiera renunciar. Sandoval Jr. siguió jugando al fútbol en la Liga de Fútbol de Adultos de Davenport. Pronto se le presentó una oportunidad que no podía dejar pasar.

“Cuando se presentó la oportunidad en Rock Island, lo tomé como una señal para poner mi nombre en cuenta”, dijo Sandoval Jr, ahora entrenador principal del equipo de fútbol masculino de la Escuela Preparatoria de Rock Island. “Considero un honor que me hayan elegido y estoy emocionado por comenzar este próximo capítulo de mi carrera como entrenador”.

Ser uno de los entrenadores latinos de la WB6 le llena de orgullo.

“Ver lo bien representada que está nuestra cultura en los márgenes del campo de fútbol a nivel de preparatoria me llena de un gran sentimiento de orgullo”, dijo. “Mi padre me educó no sólo en el respeto y la admiración por el fútbol, sino también “para mi cultura”. Estoy muy contento de continuar el legado de mi padre y lo que estoy haciendo ahora”.

Enrique Sandoval Jr. también es buen amigo de Tavo García, entrenador del equipo de fútbol masculino de Alleman High School. De hecho, estos dos hombres crecieron juntos en la misma calle, ambos son graduados de Alleman High School, y ambos regresaron a Alleman para entrenar fútbol en algún momento de sus vidas.

“Crecí dos casas más abajo de Enrique Sandoval y tenía la misma edad que su hermano menor.  Lo conozco desde hace mucho tiempo.  También tuve la suerte de entrenar a su hijo en el fútbol de viaje en EMSSC durante un año cuando empecé”, Tavo García compartió sus recuerdos de cómo conoció a los otros entrenadores latinos en WB6. “Conocí a Alex Sandoval durante nuestro período juntos como entrenadores en EMSSC”.

García nació en Texas, pero su familia se trasladó a Illinois. Ha vivido en East Moline desde que tenía tres años.

“Yo, mis hermanos y los niños vecinos crecimos practicando deportes juntos en los parques y campos locales cercanos a nosotros, principalmente fútbol y béisbol”, recordó García sus felices días de la infancia.

“Empecé a jugar oficialmente al fútbol cuando tenía unos 6 años.  Fui un atleta multideportivo durante toda mi juventud (fútbol, béisbol, cinturón negro de kárate, tenis), pero mi favorito siempre fue el fútbol”, nos dijo García sobre lo mucho que le gusta el fútbol. “Realmente disfruto de la belleza del juego, ya sea jugando, entrenando o viéndolo por televisión.  Se ha convertido en una parte muy importante de mi vida y de la de mi familia”.

Añadió que gracias al fútbol conoció a su mujer, y que entre los dos entrenando y sus hijos jugando al fútbol, este deporte se convirtió en esa cosa que todos disfrutan haciendo en familia.

Antes de formar su familia de fútbol, García era un estudiante de la escuela preparatoria Alleman, donde jugaba al fútbol y al tenis. Después de graduarse de la escuela preparatoria, continuó su educación en la Universidad de Dubuque. Tiene una licenciatura en ciencias y un máster en administración de empresas. A lo largo de su carrera universitaria, formó parte del equipo universitario de fútbol y también jugó al tenis.

“Después de graduarse en la UD en 2008, mi primo Omar Pardo, que entonces tenía 13 años, y su amigo (mi actual ayudante en Alleman & Rush) Miguel LaFerrara, me pidieron que fuera su entrenador de viajes en el EMSSC”, nos contó el entrenador García sobre cómo acabó siendo entrenador de fútbol. “Me nombraron como su entrenador principal y me contrataron como ADOC (asistente del director de entrenadores).  Desde ese equipo, continué entrenando fútbol a nivel competitivo, recreativo y de preparatoria desde entonces.”

Desde el año pasado entrena al equipo de fútbol de Alleman. Este año fue su segunda temporada completa con este equipo.

“También soy actualmente un entrenador de viajes de fútbol juvenil en los Quad Cities Rush donde he estado durante los últimos 6 años.  Le doy todo el crédito de mi éxito a Alleman High School por prepararme para la vida después de la escuela preparatoria”, el entrenador García compartió sus pensamientos. “Ellos pusieron una fuerte base en mí sobre mi ética de trabajo, estudios y fe para ser un entrenador exitoso, profesional y hombre de familia”.

Hoy en día estos tres entrenadores (junto con el entrenador Sánchez en Moline) representan con orgullo a todos los entrenadores latinos en el WB6. Todos ellos recuerdan los días en que no había muchos entrenadores y jugadores que se parecieran a ellos, pero las cosas están cambiando. Los niños de cuatro años de ayer que se veían lindos pateando la pelota son ahora entrenadores fuertes que implementan la disciplina y enseñan el trabajo duro a sus jugadores.

Advertisements

“Estoy seguro de que lo que empezó hace muchos años con Rick Sánchez en la Moline High School, y que ha continuado con nosotros tres hoy, seguirá creciendo en el futuro”, compartió Enrique Sandoval Jr. su visión personal sobre el futuro del WB6. “Espero que más mexicanos americanos como nosotros busquen no sólo tomar más trabajos en este nivel del juego, sino que continúen creciendo y desarrollando nuestras habilidades para que podamos tener la oportunidad de entrenar también para los colegios y universidades locales.”

“Yo les digo a mis jugadores que la meta nunca debe ser dejar de superarse, siempre debemos esforzarnos por establecer nuevas metas y lograr más. Creo que eso debería ser cierto también para nosotros como entrenadores”, añadió Sandoval Jr.

“Los chicos eran un gran grupo con un montón de potencial, y realmente me encantó mi primer año en Rocky. Nos enfrentamos a numerosas adversidades que no se convirtieron en el éxito que esperábamos, pero tuvimos muchos, muchos momentos de éxito. Soy muy optimista en cuanto a que podemos aprovechar esta temporada el próximo otoño y tendremos una gran actuación”. dijo Sandoval Jr. al reflexionar sobre su primera temporada. 

En cuanto a Tavo García, él mismo se siente honrado de ser uno de los entrenadores latinos del WB6 y espera seguir siendo un gran representante de la comunidad.

“Siento que es un gran honor para nosotros los entrenadores que hemos trabajado duro y continuado nuestras carreras en el deporte”, dijo García. “Nos sentimos muy orgullosos de nuestras raíces y seguiremos representando a nuestras comunidades lo mejor posible”.

Facebook Comments

Advertisements