Advertisements

Por Robert Maharry, cortesía del Times-Republican

 

La candidata a la alcaldía de Marshalltown dice que se postula porque la ciudad no es un buen lugar para vivir, sino que está “sucia, llena de drogas e inmigrantes ilegales”.

Serina Stabenow se enfrenta al actual alcalde Joel Greer en las elecciones municipales del 2 de noviembre. Stabenow hizo los comentarios en una reciente respuesta por correo electrónico a la votante de Marshalltown Sue Blaisdell, que se dirigió a los candidatos locales con preguntas.

Advertisements

Blaisdell y otros compartieron el contenido del correo electrónico con el Times-Republican, expresando su preocupación por las opiniones de Stabenow sobre la ciudad, los inmigrantes y la estatua de Buda recientemente construida.

“Me sentí realmente asqueada cuando me enteré de que Buda (sic) y se había hecho un hogar en Marshalltown y me puse furiosa. Fui a muchas reuniones de oración, recé sobre esto y creo que Dios la quitará”, escribió Stabenow.

La estatua, situada al sureste de Marshalltown, cerca de la autopista 30, se terminó de construir en agosto y es una de las mayores estatuas de Buda de Estados Unidos. Más de 1.000 personas celebraron su finalización en una ceremonia que también atrajo a 30 monjes budistas de todo el país. JBS desempeñó un papel fundamental en el desarrollo y la facilitación del proyecto, ya que más del 20% de su plantilla pertenece a la Theravada Dhamma Society.

Advertisements

 

 

Tay Tun, enlace de la Sociedad Theravada Dhamma de Iowa en Marshalltown, dijo que se sintió conmocionado y triste al enterarse de los comentarios.

“Lo que veo de Estados Unidos es que podemos perseguir nuestra felicidad, nuestras religiones, y por eso estamos aquí”, dijo Tun. “No sé si esa persona tuvo algún tipo de experiencia personal y se vio afectada negativamente, o por lo que pudo haber pasado, pero nuestra religión consiste simplemente en ser pacíficos”, dijo Tun.

A pesar de los comentarios, cree que la comunidad de Marshalltown ha apoyado mucho a la Sociedad Theravada Dhamma de Iowa, con muchos visitantes de todos los orígenes espirituales que han acudido a visitar la estatua desde su finalización y han expresado su orgullo por haberla construido aquí.

En una entrevista telefónica con el Times-Republican, Stabenow reconoció y reiteró los comentarios del correo electrónico, que también se envió a otros candidatos a la ciudad. La evaluación de que Marshalltown es una “ciudad sucia llena de drogas e inmigrantes ilegales” es justa, dijo Stabenow.

Aproximadamente el 36 por ciento de la población de Marshalltown es de origen latino o asiático, según las últimas cifras del censo. Stabenow cree que los miembros de esas comunidades apoyarán su plataforma, que incluye la investigación del fraude relacionado con los seguros y las donaciones de caridad realizadas después del tornado de 2018 y la garantía de que los servicios de salud mental estén adecuadamente financiados para todos los residentes de la ciudad.

“Creo que estarán de acuerdo conmigo. Tengo muchos amigos que son hispanos. Crecimos juntos, (y) somos los mejores amigos. No me importa el color de su piel”, dijo Stabenow. “Cuando era propietaria, tenía más problemas con los blancos que con cualquier otro. En Marshalltown hay mucha droga, y la droga no discrimina”.

La coorganizadora de Marshalltown Immigrant Allies, María González, dijo que aunque los comentarios son preocupantes, es otra razón para celebrar la diversidad en la comunidad.

“Marshalltown es una comunidad de diferentes razas, etnias, antecedentes religiosos, estatus económico, el origen del lenguaje y los géneros, pero todos traemos nuestros diferentes conocimientos, experiencia e interés para mejorar nuestra ciudad en beneficio de nuestra comunidad”, dijo González. “Con Immigrant Allies, creemos que para fortalecer nuestra comunidad, debemos abrazar nuestra diversidad porque al final del día, tenemos más en común que nuestras diferencias”.

 

Gonzales dijo que el cargo de alcalde es un “trabajo de servicio”, y espera que los candidatos se esfuercen por conectar con quienes ya contribuyen a la comunidad.

“Marshalltown tiende a ser especial en Iowa. Muchas ciudades de nuestro entorno no tienen este tipo de diversidad. Es fácil señalar con el dedo y tratar de dividir a la gente en lugar de construir una asociación que nos obliga a avanzar”, dijo González. “Al final del día, Marshalltown ha demostrado que somos más fuertes juntos, y somos más fuertes cuando nos apoyamos unos a otros. Cualquiera que se presente a la alcaldía tiene que ser consciente de ello”.

Stabenow dijo que Dios la había persuadido para que buscara el cargo, y a pesar de sus preocupaciones sobre su ocupada agenda, “no aceptó un no por respuesta”.

“Y aunque no soy política, sé que hay cosas que no están bien en este pueblo y cuanto más indago, más me entristece que haya gente detrás de hechos malvados que incluso se llama a sí misma cristiana”, escribió en el correo electrónico. “Tengo pasión por Marshalltown y por convertirla en una gran ciudad (sic) traer buenos puestos de trabajo traer buena comida y estar orgullosa de llamar a este sitio hogar”.

Greer, el titular de la alcaldía, subrayó la necesidad de tolerancia y aceptación en una breve declaración.

“Espero que durante esta campaña, todos los candidatos aprendan a ser sensibles a la diversidad de nuestra población y a la necesidad de incluir a todos los miembros de nuestra comunidad”, dijo Greer.

Blaisdell ofreció su propia opinión sobre la situación.

“Mi consejo para todo el mundo es que vaya más despacio. Asegúrense de no pulsar ‘Responder a todos’ cuando deberían pulsar sólo ‘Responder'”, dijo, antes de cambiar su enfoque a Stabenow específicamente. “Ella dice claramente que está demasiado ocupada para este trabajo, y yo le creo”.

Advertisements

– Trevor Babcock contribuyó a la elaboración de este artículo.

 

 

Facebook Comments

Advertisements