Linda Ronstadt hizo música country a su manera. Merece estar en el Salón de la Fama de la Música Country.

0
1943
Linda Ronstadt illustration by Draven Zertuche / Hola America News
Advertisements

Por Veronique Medrano, Wide Open Country

En 2019, vi el documental The Sound of My Voice, que ilustraba la épica carrera y el impacto de Linda Ronstadt. Antes de ese momento, solo conocía su carrera relacionada con el mariachi/tejano y la música rock. Sus raíces culturales mexicanas y su pasión musical siempre brillaron en su música, y no es difícil entender por qué, con una voz tan poderosa como la suya. Lo que yo desconocía en aquel momento, pero que aprendí gracias a su documental, fue cómo se convertiría en la influencia determinante de un estilo de country único y evolucionado que conocemos hoy en día. 

Ni que decir tiene que siempre ha habido rock and roll en la música country, con nombres como Johnny Cash, Garth Brooks, The Mavericks y muchas otras prolíficas bandas que han aportado su propio estilo al género. Existe una clara relación con este sonido, independientemente de en qué género o subgénero se divida o se denomine a sí mismo. Aunque muchos hombres han formado parte de este sonido y han sido aclamados, ninguno puede decir realmente que haya tenido el mismo impacto que Ronstadt. 

Advertisements

Con un oído impecable para la selección de canciones y una poderosa presencia vocal, Ronstadt mezcló el rock con la música country de una forma que puede considerarse fácilmente la base para las mujeres que vendrían después, como Shania Twain, Taylor Swift, Miranda Lambert, Kacey Musgraves y muchas otras que han destacado y siguen interpretando el estilo hasta nuestros días. En la década de 1970, Ronstadt era considerada la mejor vocalista femenina del rock. Sin embargo, en la cima de su fama, lo que realmente consolidó a Ronstadt como una figura de peso en los años 70 y 80 no fue que se tratara de una solista femenina del rock ‘n’ roll, sino que tuviera un amplio repertorio como músico, con álbumes producidos en los géneros Broadway, pop, folk, mariachi, rock y country. Su dominio de múltiples géneros fue algo comentado a lo largo de su carrera hasta su retiro en 2011. Una de las citas de la revista Country Western Stars que mejor lo resume es: “La gente del rock pensaba que era demasiado suave, la gente del folk pensaba que era demasiado pop y la gente del pop no entendía muy bien dónde estaba, pero la gente del country realmente adoraba a Linda.”

Su éxito en el mercado country comenzó en 1975 con las canciones “I Can’t Help It (If I’m Still in Love With You)” y “When Will I Be Loved”, que alcanzaron el nº 1 en las listas de country. Éstas fueron sólo algunas de las muchas canciones de su álbum country Heart Like A Wheel que entrarían en las listas de pop, country y, a veces, en ambas. Aunque podemos hablar del continuo ascenso al estrellato de Linda en la música country, lo que la hace tan emblemática e importante para la historia de la música es su determinación y su fuerza para hacer las cosas a su manera.  Hay historias documentadas y entrevistas de Ronstadt que describen cómo luchó para crear música a su manera. 

Una de esas historias está documentada en la revista Country Music, donde describe sus motivos para grabar “Long, Long Time” en Nashville y cómo la experiencia influyó en su decisión de no seguir grabando country en Nashville:

Advertisements

“[‘Long, Long Time’] fue otra canción por la que luché, porque la gente la oía y decía: ‘Qué empalagosa… ¿qué vas a hacer con ella? Es una balada, va a dormir a todo el mundo’. Yo estaba convencida de que sería un éxito, y entramos en el estudio a las diez de la mañana. Y eso fue en Nashville: a esos tipos les gustó tanto esa canción que se levantaron de la cama a las nueve de la mañana de un sábado y vinieron a grabarla, lo cual es realmente increíble. Pero no creo que la cantara muy bien, aunque me gustaba en ese momento, créeme… Realmente sentía esa canción, pero ¿qué puedes hacer a las diez de la mañana?… No me entusiasmaba la idea. Fue muy interesante porque hay una gran diferencia entre la música country en Nashville y la música country en California. Es una situación totalmente distinta, y no creo que tuviéramos nada que hacer tocando música juntos. … “

La casa discográfica expresó a Ronstadt su preocupación por la elección de la canción, pero ella tenía razón. Cuando salió a la venta, se convirtió en un éxito. ¿Qué podían decirle entonces? Además, su decisión de no grabar en Nashville se mantuvo cuando colaboró con Dolly Parton y Emmylou Harris en el álbum Trio. Este álbum se grabó en Los Ángeles y, cuando salió a la venta en 1987, se convirtió en un gran éxito para el “trío”, ya que ocupó el número 1 de la lista Billboard de álbumes country durante cinco semanas, vendió más de 3 millones de copias y les valió un Grammy a la mejor interpretación country de un dúo o grupo vocal.

Advertisements

Tras el éxito de Trio a principios de 1987, Ronstadt sorprendió al mundo con otro álbum a finales de año, Canciones de mi padre. Este álbum sería la primera vez que Ronstadt mostraría al mundo su herencia mexicana. El álbum era una manera de preservar y honrar la música que su padre le enseñó de niña a partir del cancionero de su tía Luisa Espinel, que se trajo de Sonora, México. 

Su dualidad de cultura y persona cerró el círculo con este lanzamiento y la consolidó como la vocalista femenina más versátil de su generación. El sonido de la voz de Ronstadt la convirtió en una de las cantantes más premiadas de su tiempo. Antes de su retiro en 2011, Ronstadt publicaría un total de 30 álbumes de estudio y 15 álbumes recopilatorios/de grandes éxitos. Y obtendría los siguientes galardones:

Advertisements

11 Premios Grammy

3 American Music Awards 

2 premios de la Academia de Música Country

1 premio Emmy

1 premio ALMA

Premio Grammy Latino a Toda una Vida 

Premio Grammy a toda una carrera

Medalla Nacional de las Artes

Ingreso en el Salón de la Fama del Rock and Roll

Kennedy Center Honors

Con todos estos premios, sería imperdonable no mencionar que Ronstadt no ha sido incluida en el Salón de la Fama de la Música Country. ¿Debería recibirla? Sí. Se lo merece no sólo por ser pionera de la mezcla de country rock que conocemos hoy, sino también por haber tomado la iniciativa en una época en la que Music City producía músicos a diestro y siniestro que encajaban en el molde de la música country de antaño. La música de Ronstadt se adelantó a su tiempo pero, en la época de su fama, causó mucho revuelo en relación con la “pureza del country”, algo que ella no compartía. 

Para entender a Ronstadt, debemos comprender que en una época en la que la fusión del country-rock estaba en pañales, ella lo defendió y se mantuvo firme en su inclusión en el género country continuando haciéndolo como ella consideraba oportuno. A Linda se la puede llamar verdaderamente pionera mexicano-americana por su música, pero también por el acto de fortaleza para ejercer su creatividad a su manera. Se puede decir que Ronstadt, Parton y Loretta Lynn son las tres voces más importantes de la música country. Esto se debe no sólo a su gran talento musical, sino también al aspecto menos tocado de apoderarse de la narrativa de cómo deben sonar, actuar y escribir las mujeres dentro de los confines del género y cambiarlo para adaptarlo a ellas mismas. Ronstadt es una de esas mujeres que realmente rompió moldes.


Veronique Medrano es una artista country tejana de Brownsville, Texas. Ha aparecido en Grammy.com, NashvilleScene, Univision, Latina Magazine, Texas Monthly, Texas Standard y más por su camino único hacia el estrellato. Ha lanzado 3 álbumes de estudio completo ‘Lotería’, ‘Mi año dorado’ y ‘Encantadora’ y 2 álbumes EP en 2020 “La Novela” y 2021 “Llorando” un homenaje a Roy Orbison. En 2021, Veronique fue presentada por los Grammy como uno de los 5 artistas latinos que reinventan la música country, así como también como uno de los 12 músicos country a seguir de Nashville Scene.

Facebook Comments

Advertisements