Advertisements

Por Mayra Alejandra Lopez

 

La definición de censo es bastante simple y directa. Es el conteo de las personas. La primera vez que escuché la palabra “censo” fue durante uno de mis estudios bíblicos de niña. Me enteré de cómo David había sido castigado después de haber contado al pueblo de Israel sin permiso de Dios. Años más tarde, seguimos participando en esta cultura de literalmente contar cuántas personas hay en un determinado lugar. El censo de cada diez años es una de las actividades cívicas más inclusivas de nuestro país, que incluye a todas las personas de todos los hogares. De hecho, en la Constitución de los EE.UU. se requiere un recuento exacto de la población de la nación cada 10 años. El próximo es este año: 2020.

 

Las comunidades de toda la nación se están reuniendo y formando lo que se conoce como Comités de Conteo Completo (CCC). Estos CCC son establecidos por líderes comunitarios para reforzar el compromiso y animar a los residentes a responder al Censo. Yo misma soy co-presidente de uno de estos comités en mi ciudad natal de Storm Lake, IA. Nuestro grupo se reúne una vez por semana para crear conciencia, compartir recursos, reclutar voluntarios, crear material promocional e identificar a otros líderes que puedan ayudar a llegar a los grupos de población “difíciles de contar”. Estos grupos de población corren un mayor riesgo de no ser contados totalmente en el censo y, por lo tanto, de estar subrepresentados. 

 

Sorprendentemente, los latinos llenamos ese requisito.

 

Los latinos han sido censados de manera incorrecta durante décadas. Los niños latinos en particular se encuentran entre las poblaciones más subestimadas de los Estados Unidos. Hay muchas características que hacen que la comunidad latina sea difícil de censar, como las barreras lingüísticas, los niveles de pobreza, el nivel educativo. Una de las principales preocupaciones que comparten conmigo los miembros de las comunidades de inmigrantes es la renuencia que tienen a responder al censo debido al temor relacionado con la confidencialidad de los datos. A pesar de la garantía de la Oficina del Censo de que no incluirán una pregunta sobre la ciudadanía en el cuestionario impreso para el censo de 2020, muchas personas todavía tienen miedo de que todo esto sea sólo una trampa.

 

Estoy aquí para apoyar a mi comunidad y ayudar a quitar algunos de estos mitos. La Oficina del Censo está obligada por ley a proteger cualquier información personal, y toda es estrictamente confidencial y se utiliza para fines de análisis de datos. Por ley, las respuestas del censo no pueden ser usadas contra nadie por ninguna agencia gubernamental o tribunal de ninguna modo… ni por el FBI, CIA, DHS, y especialmente por ICE. Confirmo que este es un miedo real que tiene la gente, por lo que es importante asegurarse de que la información que estamos compartiendo con nuestra familia y amigos es honesta y precisa.

Advertisements

 

Hay muchas cosas en juego si los latinos siguen siendo subestimados en el censo. Las fronteras políticas pueden no reflejar con exactitud la realidad, se puede negar a los latinos una voz plena en la toma de decisiones políticas, y las necesidades de las diferentes comunidades pueden no ser priorizadas de acuerdo a su participación real en la población.

Los datos del censo afectan la capacidad de nuestra nación para garantizar la igualdad de representación y la igualdad de acceso a importantes recursos gubernamentales y del sector privado para todos los estadounidenses, incluso a través de las líneas raciales y étnicas. Los resultados del censo se utilizan para asignar escaños y trazar líneas de distritos para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, las legislaturas estatales y las juntas locales. Igual de importante, ayuda a guiar la toma de decisiones de la comunidad que afectan a las escuelas, la vivienda, los servicios de salud, la inversión empresarial ¡y mucho más! Estas funciones dependen de un censo justo y preciso. Este año, les pido que se comprometan a ser contados, y animen a otros a hacer lo mismo. ¡Hágase Contar!

 

 

 

Mayra Alejandra López es la copresidenta del Comité de Conteo Completo de Storm Lake, IA.

Facebook Comments