After Monday's shooting outside East High School, Maria Corona, leader in lowa's anti-violence movement, said inequalities in the city that can lead to violence must be addressed. She spoke a news conference at Des Moines’ East High School on March 11, 2022. Photo by Tar Macias / Hola Iowa
Advertisements

Por Andrea May Sahouri, Des Moines Register

Los líderes de la comunidad latina de Des Moines dijeron que están dolidos por todas las familias afectadas por el tiroteo fatal del lunes fuera de la East High School.

Eso incluye a las familias de José López, quien fue asesinado a los 15 años en lo que la policía dice que fue un tiroteo dirigido. Los dos estudiantes de East High School que están luchando por sus vidas en el hospital después de ser atrapados en el tiroteo.

También incluye el dolor por los seis adolescentes acusados de asesinato.

“Debemos reconocer que la causa fundamental de la violencia es la desigualdad. Y comunidades como la nuestra se han visto afectadas por la desigualdad y el trauma durante generaciones”, dijo María Corona, líder del movimiento antiviolencia de Iowa y directora ejecutiva de la Coalición de Iowa contra la Violencia Doméstica, en una conferencia de prensa a las puertas del East High School el viernes por la mañana.

Entre los afectados por el tiroteo, la mayoría son latinos, incluyendo a López y a algunos de los sospechosos de su asesinato, dijeron miembros de la comunidad.

La comunidad latina de Des Moines “sobrevive en los márgenes

Advertisements

Según datos estatales, el 15.6% de la población de Des Moines es latina o hispana.

Aunque los latinos constituyen la mayor población minoritaria de la ciudad, Corona dijo que su comunidad es a menudo ignorada. La persistencia de las desigualdades ha dejado a su comunidad “sobreviviendo en los márgenes”, dijo.

“¿Cómo podemos hacer frente a la violencia en nuestras comunidades cuando nuestras comunidades carecen de recursos, cuando nuestros jóvenes latinos son ignorados, cuando nuestras familias están luchando para pagar el alquiler, para mantenerse a flote, luchando para encontrar una vivienda asequible, luchando para tener acceso a la atención médica, luchando para tener un salario digno? ¿Cómo abordamos la violencia cuando nuestra comunidad sobrevive en estas condiciones?”. dijo Corona.

Se estima que el 60% de los latinos en Des Moines se han graduado al menos en la escuela secundaria, en comparación con casi el 88% de la población general de la ciudad, según datos del estado.  Y sólo el 7.7% de los adultos latinos en Des Moines tienen al menos una licenciatura, mientras que alrededor del 27% total de todos los adultos de Des Moines tienen al menos una licenciatura.

Advertisements

En 2021, los latinos o hispanos tuvieron la tasa de graduación más baja de las escuelas públicas de Des Moines entre los grupos raciales y étnicos del distrito, con una tasa del 69.6%. La tasa de graduación en todo el distrito fue del 75.2%.

Económicamente, el ingreso medio de los latinos en la ciudad es de 47,183 dólares, comparado con los 53,859 dólares de toda la ciudad. Y el 16% de la población latina de la ciudad vive por debajo del nivel de pobreza, en comparación con el 15.5% de la población total de la ciudad que vive por debajo del nivel de pobreza.

“Hay una historia de exclusión, marginación intencionada y violencia legal infligida a la comunidad latina. Estos sistemas que supuestamente se han establecido para apoyar a las familias y actuar como redes de seguridad para las familias y las comunidades nos han fallado. Han fallado a las familias involucradas en esta tragedia. Los líderes gubernamentales del estado han fallado a esta familia al ignorar las necesidades de la comunidad latina”, dijo Corona.

La comunidad latina: Invertir en políticas que permitan a los jóvenes y a las familias prosperar

Otros oradores en la conferencia de prensa fueron el organizador comunitario Alejandro Murguia-Ortiz, Joe Henry de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos de Iowa, Orlando Fuentes de Al Éxito y Jalesha Johnson del Movimiento de Liberación Negra de Des Moines.

Joe Henry de LULAC Iowa fue uno de los organizadores y oradores en la conferencia de prensa.
Foto por Tar Macias / Hola Iowa

Cada uno de ellos hizo hincapié en la necesidad de una acción audaz y un liderazgo para restringir el acceso a las armas y la necesidad de políticas que aborden las desigualdades a las que se enfrentan las comunidades latinas. Dijeron que las escuelas públicas necesitan recursos de salud mental, y representación y recursos culturales dentro del distrito, específicamente en la East High School, donde casi la mitad de su población estudiantil es latina o hispana.

Y todos ellos hablaron de empatía con los seis adolescentes locales acusados de asesinato e intento de asesinato: Octavio López, de 17 años; Nyang Chamdual, de 14; Manuel Buezo, de 16; Romeo Perdomo, de 16; Alex Perdomo, de 15; y Henry Valladares-Amaya, de 17.

“No se puede apagar el fuego con fuego. No se puede resolver la violencia armada con más armas. No se pueden salvar vidas quitando vidas. Acusar a seis adolescentes como adultos es quitar vidas y derechos y libertades”, dijo Johnson, leyendo la declaración preparada por Des Moines BLM y el Equipo de Equidad y Justicia Racial del distrito escolar.

La policía dijo que José López no era un estudiante de East High en el momento de su muerte, y los funcionarios del distrito dijeron que no podían confirmar si había estado inscrito, debido a las leyes de privacidad.

Advertisements

En cuanto a los sospechosos, Chamdual es un estudiante de primer año y Buezo es un estudiante de tercer año en Hoover High School. Romeo Perdomo había asistido a North High School y Valladares-Amaya había asistido a Hoover, pero ya no están inscritos, según el distrito. Octaevio López no está inscrito en el distrito y la situación de Alex Perdomo en el distrito no pudo ser confirmada, según Amanda Lewis, portavoz del distrito.

Endí Montalvo-Martínez, quien se graduó de la Escuela Secundaria East el año pasado, dijo al Des Moines Register que ha visto la necesidad de una mejor política dentro del distrito que haga énfasis en satisfacer las necesidades de la creciente población latina del distrito. Pero no se trata sólo de las escuelas, dijo.

“La violencia armada es muy complicada”, dijo Montalvo-Martínez. “¿En qué falló el sistema escolar (a los seis sospechosos)? ¿Pero también en qué les falló el Estado? ¿Por qué tuvieron acceso a esas armas? ¿En qué les falla la ciudad a sus padres para que puedan cuidar de sus hijos?”.

Estas preguntas deben ser abordadas, y las voces de la comunidad latina -incluidos los jóvenes latinos- deben ser escuchadas, dijo Montalvo-Martínez

Andrea Sahouri cubre la justicia social para el Des Moines Register. Se puede contactar con ella en [email protected], en Twitter @andreamsahouri, o en el teléfono 515-284-8247.

 

 

 

Facebook Comments

Advertisements