Juan Vásquez sobrevive dos veces al cáncer

0
19

Se dice que un relámpago no cae dos veces en el mismo lugar. ¿Es así? Tener cáncer es como el peor relámpago que pone la vida de una persona en desorden. Los sobrevivientes esperan no volver a ser golpeados por esta enfermedad, pero eso sucede. Juan Vásquez es uno de ellos que fue golpeado dos veces, pero no permitirá que el relámpago proverbial conocido como cáncer se lleve su vida sin darle pelea.

Juan Vásquez, un joven que trabaja como peluquero en New Style Barbershop en Moline, IL, pensó que había dejado atrás la batalla contra el cáncer hace 3 años, cuando fue diagnosticado por primera vez y tuvo que someterse a una cirugía para salvar su vida.  Estaba aterrorizado la primera vez que contrajo la enfermedad. Era más joven y lleno de esperanzas y sueños para formar una familia. El médico le aseguró que estaría bien con los tratamientos y tuvo la suerte de contar con el apoyo de su novia que le ayudó a pasar por esta prueba hace tres años y ahora.

Desafortunadamente, el cáncer no se fue si dejarle algunos estragos en su salud y cambiándole su vida. A los 29 años se enteró de que la enfermedad regresó. Juan Vásquez explicó que no se sentía realmente enfermo antes de ser diagnosticado por segunda vez, pero su novia insistió en que tenía que ir a ver a un médico.

Juan Vásquez con su novia Hannah Mack y su hijo Román.

“-Mi novia- dijo, sabes, vamos al médico a ver lo que dicen”, recuerda cómo Hannah, su novia, lo motivó a ir a ver a un médico. “Y un día fuimos y tan pronto como fuimos recibimos la noticia. Fue instantáneo. En pocas palabras, regresó. Y no tenía ni idea porque no me sentía mal. No me sentía mal. No había síntomas para mí como si no me sintiera bien”.

La segunda vez que enfermedad regresó fue con venganza.

“Me hicieron un par de pruebas”, dijo el Sr. Vásquez. “Me dieron un número que era, me dijeron, empezaba en 1000, un marcador de tumor, y dos días después estaba en 2000 y algo. ¡Estaba creciendo en mí! Y el doctor dijo ´tenemos que empezar un tratamiento agresivo ahora’.”

Después de resolver el tema del pago de sus tratamientos gracias a que su médico puso en prioridad su vida por encima de los pagos del seguro, el Sr. Vásquez comenzó los agotadores tratamientos.

“Hice tres rondas. Consistía en una semana completa de lunes a viernes de 9 a.m. a 3 p.m.”, dijo el Sr. Vásquez, quien compartió lo difícil que fue someterse a todos esos tratamientos agresivos. “Después de la primera semana me tomo una semana completa me tomé el fin de semana libre para poder descansar y luego volveré el martes para hacer un tratamiento y tener el resto de los días libres y volver el martes siguiente y tener un día entero de tratamiento y después otra semana más y empezar de nuevo todo de nuevo”.

Los tratamientos fueron agotadores. El Sr. Vásquez explicó que comenzó a afectarlo de muchas maneras. La debilidad agotante que drenaba cada gramo de su energía le hizo difícil llevar a cabo sus tareas diarias con facilidad. Le costó mucho continuar su trabajo en la barbería, una actividad que le encanta. A pesar de que su cuerpo estaba bajo ataque, no se dio por vencido y encontró una manera de lidiar con todo esto a través de la música.

“Después de un tiempo (el tratamiento) se puso muy duro, pero empecé a traer mi computadora portátil y a hacer música”, dijo el Sr. Vásquez, quien compartió la manera en que afrontó los tratamientos y que le ayudaron a salir adelante, y que se está convirtiendo en algo que no sólo hace para hacer frente a la enfermedad. “Hago música. Hago instrumentales. Hago ritmos. Comencé un sitio web cuando estaba allí. También venía a trabajar.”

A pesar de que fue a trabajar durante los tratamientos, admitió que no podía hacer mucho, pero que sentía que necesitaba estar allí para sus clientes habituales. El deseo de mejorar y el apoyo de la familia y la comunidad le ayudaron a lidiar con el cáncer.

“Había mucha gente que me enviaba mensajes de texto, que me llamaba para ver cómo estaba. Y mucha gente de la comunidad que ayudaron, como por ejemplo, donando dinero y haciendo actividades de recaudación de fondos”, recuerda Juan con enorme gratitud.

Nos explicó el que muchas veces se despertaba y le decían que alguien había pasado a dejarle dinero, o que había recibido una donación de alguien de fuera de la ciudad.

“Eso es una gran motivación para seguir adelante”, dijo Juan Vásquez.

Su hijo de dos años también fue una gran motivación para seguir luchando.

“Definitivamente fue duro. No es fácil decirte esto”, dijo el Sr. Vásquez al describir cómo se sintió durante la lucha por su vida contra el cáncer. “Me mareaba, me secaba los ojos, se me caía todo el pelo, el sabor de las cosas, no podía sentir el sabor. Todo me sabía a metal. Incluso algo tan simple como ir al baño a veces era difícil. A veces era difícil, pero lo superé”.

Su lucha no fue solitaria. Su médico, su familia y su comunidad le ayudaron y por eso está muy agradecido.

“Quiero agradecer a la comunidad por ser una gran parte de mi supervivencia”, dijo el Sr. Vásquez. “Y quiero agradecer a todos por apoyarme como si fueran mi familia.”

Añadió que está muy agradecido por la generosidad de los miembros de la comunidad que organizaron eventos exitosos y recaudaciones de fondos para él.

“Quiero agradecer a todos los que vinieron”, continuó. Fue una bendición tener ese tipo de amor y apoyo de la comunidad. Estoy muy agradecido, y estoy ahí para cualquiera que pase por algo así. Ya le ofrecí a la gente que pasa por lo mismo cualquier ayuda. Lo que sea que yo pueda hacer. Ahora que estoy de nuevo en pie, me siento muy bien por retribuir”.

Juan Vásquez quiere agradecer especialmente a su amigo y mentor Miguel Rosas, dueño de New Style Barbershop, quien ayudó con la recaudación de fondos y ofreció apoyo continuo durante estos tiempos difíciles, también a su prima Cecilia, quien fue parte de la organización de su segunda recaudación de fondos. También agradece a DJ Sonido Clarion y a su amable esposa que se tomaron el tiempo para hacer botes y canastas dejándolos en diferentes negocios para las donaciones.

Ahora que el Sr. Vásquez se siente como si estuviera de vuelta a su yo normal, planea continuar dando a la comunidad que lo apoyó en un momento de necesidad a través de su trabajo en la barbería y ofreciendo a cualquier persona que pasa por lo mismo su tiempo y apoyo de cualquier manera que pueda. También planea seguir haciendo música, aventurandose en diferentes géneros que van más allá del hip hop, y colaborando con otros escritores de letras para crear canciones. Su música se puede encontrar en la mayoría de las plataformas de medios sociales. Búscalo como Air Force Juan.

Facebook Comments