Advertisements

Por Kenia Calderon Ceron

 

En la noche del 3 de febrero de 2020, los habitantes de Iowa serán los primeros en la nación en elegir a su candidato presidencial. A sólo tres semanas de las asambleas comunitarias electorales de Iowa (los Caucus), las campañas están impacientes por ver posiblemente la mayor participación hasta el momento. Aparte de las encuestas, los candidatos presidenciales deben agregar esto a su lista de preocupaciones, ¿se presentarán los latinos y se alinearán con ellos en los caucus el 3 de febrero? Erika Contreras, Vanessa Marcano-Kelly, Karla Rangel y Lilián Sánchez lo harán. 

Estas cuatro latinas participarán por primera vez y están ansiosas por ejercer su derecho como ciudadanas de los Estados Unidos. Agobiadas por la emoción, ellas expresan abiertamente lo mucho que desean aprender del proceso y su elección. “La política es personal, ya sea que uno esté activo o no, su vida está de por medio. Para mí, el haber sido anteriormente indocumentada y ahora tener este privilegio es una mayor responsabilidad para presentarme”, afirmó Sánchez. 

En el 2016, Rangel asistió como observador al caucus de su hermana. Esta vez, ella volverá ahora como participante con orgullo como ciudadana recién naturalizada. También siente el peso de la responsabilidad sobre sus hombros. Admitió: “Aunque investigues y prestes atención, no estás cien por ciento segura de tomar la decisión correcta y eso me pone nerviosa. Quiero tomar la decisión correcta para mi comunidad”.  

Marcano-Kelly, por otro lado, está cautelosamente optimista. Tanto es así que tomó un rol de liderazgo activo dentro de la campaña de Bernie Sanders. “Me estoy involucrando totalmente en el proceso, sabiendo que puede ser una noche larga”, se rió.  

Contreras es la más joven y la única estadounidense nacida entre el grupo. Actualmente tiene 17 años y se unirá a su padre en su caucus. A una corta edad, se dio cuenta de lo importante que era para ella el compromiso cívico. Todo ciudadano estadounidense que cumpla 18 años antes de las próximas elecciones generales es elegible para participar en el caucus. Contreras cumplirá 18 años en septiembre de este año y se espera que otros adolescentes aptos también estén presentes. 

Advertisements
Vanessa Marcano-Kelly, Karla Rangel, Lilián Sánchez y Erika Contreras participarán por primera vez en el Iowa Caucus Fotos por Rubén Rodríguez Perez

Este grupo de latinas ejemplares dejó muy claro que su previa falta de estatus legal o de edad no les impedía participar en el proceso político. La mayoría de ellas han observado un caucus previamente, o participado en llamadas telefónicas y tocando puertas en campañas electorales. Marcano-Kelly fue organizadora en su país natal, Venezuela, y continuó su trabajo en Iowa. Reflexionaba, “no se puede votar a alguien para que ocupe un cargo y esperar que cumpla sus promesas. Es la gente la que hace que la democracia se haga realidad. Hay que subirse las mangas y ponerse a trabajar”. Durante el último par de meses, ella se obligó a salir de su zona de confort para ir a tocar puertas y hacer que otros se comprometieran a reunirse en el caucus con ella.  

Como inmigrantes, tanto como madres o hijas, es mucho lo que está en juego para ellas. Sus principales preocupaciones son la inmigración, el calentamiento global, los impuestos y la desigualdad económica. A Contreras le preocupa mucho el trato que reciben los inmigrantes. Se lamenta de que “los inmigrantes son menospreciados incluso por todo el trabajo duro que hacen por un futuro mejor en lugar de ser bien recibidos”. 

Tanto Marcano-Kelly como Sánchez están preocupadas por las desigualdades que enfrenta la comunidad latina y cómo éstas están interconectadas. Marcano-Kelly advierte que “esta enorme desigualdad (económica) que se ha apoderado de los Estados Unidos es muy peligrosa y es una de las marcas de retroceso de un país”. 

En el caso de Rangel, ella está preocupada por el calentamiento global, la automatización de los trabajos y los impuestos. Ella describió, “el calentamiento global es un problema enorme que todo el mundo puede ver. Estamos en enero en este momento y va a ser de 55 grados. He estado viviendo en Iowa por demasiado tiempo como para saber que esto no es normal”. 

Todas, con la excepción de Marcano-Kelly, están todavía indecisas. Siguen investigando y asistiendo a eventos. Una cosa es segura, estarán presentes y esperan que el resto de la comunidad latina esté a su lado.  

“Nuestra voz como latinos importa. Somos el grupo de baja representación más grande y de más rápido crecimiento, no sólo en Iowa, sino en todo el país. Todo empieza aquí, presentándonos en los caucus) y demostrando que somos una fuerza a tener en consideración”, enfatizó Sánchez. 

Hay más de 67,000 votantes latinos que reúnen los requisitos en Iowa para participar, y según LULAC, más de 10,000 latinos se reunieron en los caucus del 2016, nuestra mayor participación en la historia. Estas cuatro latinas esperan que la comunidad latina pueda superar el miedo a lo desconocido, hacer preguntas y participar en los caucus por primera vez. Ellas participarán en el caucus en nombre de aquellos que no pueden pero que se verán afectados por los resultados. Ellas participarán en el caucus para buscar soluciones a los problemas y la violencia que la comunidad está sufriendo. Ellas participarán en el caucus porque pueden y porque es su derecho. 

Para verificar su estado electoral, registrarse temprano y confirmar su ubicación en las asambleas electorales o sea caucus, visite el sitio web https://www.aclu-ia.org/en/know-your-iowa-caucuses

 

 

Escritora

 

Kenia es una escritora inmigrante que comparte contigo historias de resiliencia. Puedes encontrar sus trabajos en CoffeewithKenia.com

Facebook Comments