Por Christina Fernandez-Morrow

 

La famosa estrella del baloncesto, Julius Irving, dijo una vez: “Si no haces lo mejor para tu cuerpo, te quedarás en el camino”. Merenciana “Meddy” Paulus, construyó una vida y un negocio en torno a este pensamiento. Meddy es la dueña principal de Black Collar Crossfit, cerca del centro de Des Moines. Inauguró su gimnasio en 2015 como Crossfit Akeso, pero en abril de 2019 los socios Nate Yoho y Thomas Oertli se sumaron al negocio y juntos lo renombraron a Black Collar Crossfit. El nombre es un homenaje al lado sur, donde se encuentra el gimnasio. El área estaba compuesta en su mayoría por trabajadores del carbón antes de que se estableciera la ciudad y los residentes de esa zona eran conocidos por sus cuellos negros después de largas jornadas de trabajo en las minas. 

 

A Meddy, oriunda de Des Moines, le encanta la diversidad de la ciudad. Tiene experiencia con todo tipo de personas desde que trabajaba como mesera y preparadora de bebidas, donde aprendió muchas de las habilidades que aplica a su negocio. “Trabajar en la industria del servicio durante tantos años me enseñó paciencia, valor, ventas y servicio al cliente. Uno está constantemente tratando con la gente, en sus días difíciles o en los tuyos. Llevé esa mentalidad conmigo al gimnasio”. Ayudar a las personas a incorporar un estilo de vida saludable es difícil. “La gente no lo ve como algo que vale la pena pagar, pero cuando lo demuestras, llegan.” Esto es especialmente cierto cuando se consideran todos los servicios que Meddy y su equipo proveen. Black Collar Crossfit ofrece clases grupales de crossfit a partir de las 5:15AM, junto con entrenamiento personal, sesiones de habilidades de 30 minutos y orientación nutricional personalizada. Los entrenadores tienen una amplia experiencia y a menudo tienen antecedentes en kinesiología y medicina deportiva. Meddy y sus socios seleccionan a los entrenadores en base a una variedad de factores, formando un equipo que puede manejar todas las habilidades y poner en práctica su creencia de que la buena forma física no es sólo para la élite o los deportistas, sino que es una parte fundamental para llevar una vida activa diariamente. 

Advertisements

 

La propia rutina de Meddy en el campo del acondicionamiento físico comenzó con la carrera. Dentro de la comunidad de corredores, conoció a personas que incorporaron el levantamiento de pesas y cuando lo probó, le gustaron los resultados que vio en sus carreras. Hoy en día, aunque ya no corre como antes, Meddy pasa casi doce horas al día dedicándose a la preparación física en varias formas. Un día típico comienza a las 3 de la madrugada con un café y la preparación de su comida y suministros para un día completo en el gimnasio. Ella dirige las clases de las 5:15AM y 6:15AM. Durante una clase se enfoca en enseñar a sus miembros cómo realizar los movimientos sin lesionarse y los motiva a lo largo del entrenamiento. Después de las clases de la mañana, desayuna, se ocupa de las tareas administrativas y hace un entrenamiento personal individual. Más tarde, se da tiempo para almorzar, responder a los correos electrónicos, pagar las facturas, ocuparse de la publicidad y de los medios sociales del gimnasio, tener reuniones de personal y trabajar en la programación de las próximas clases. A menudo recoge a su hijo de diez años de la escuela y luego concluye la tarde en el gimnasio, supliendo a su entrenador en las clases nocturnas y visitando a más clientes de entrenamiento personal. Trata de estar en casa a las 6PM para disfrutar de la cena con su familia y estar en la cama a las 8:30PM. Es un horario muy agitado. “Mi meta para el 2020 es estar más disponible en el momento. No tengo mucho tiempo en casa o con los amigos y la familia, así que cuando no estoy en el gimnasio, quiero estar más en el momento y menos pensando en el trabajo”. 

 

Merenciana “Meddy” Paulus es la dueña principal de Black Collar Crossfit

 

Como la única latina dueña de un gimnasio de crossfit en la ciudad, Meddy se responsabiliza de involucrarse en su comunidad. Ella participa en eventos como el Women’s Barbell Classic, una organización sin fines de lucro que brinda educación a las mujeres y les da la oportunidad de saber lo que significa estar físicamente fuerte y cómo eso impacta positivamente en sus vidas. El grupo también patrocina el Barbell Club que lleva el acondicionamiento físico a las estudiantes femeninas de East High School. El programa fomenta la confianza en las participantes, algo que Meddy se esfuerza por hacer en sí misma con regularidad. Esto lo hace apoyándose en un círculo de amigas para motivarlas, aconsejarlas y apoyarlas. “Tengo un gran grupo de mujeres que han sido importantes en mi vida personal y profesional. Me dan consejos y puntos de vista extraordinarios desde diferentes ángulos. Junto con mis socios, Nate y Thomas, me han orientado en cuanto a los riesgos calculados con mi negocio, que me han ayudado a crecer como persona y como empresaria. Ver hacia atrás lo lejos que he llegado es un gran estímulo para la autoestima”.

Cuando necesita una dosis adicional de confianza, recurre a sus miembros. Black Collar Crossfit atrae a miembros de toda la zona de Des Moines, todos con diferentes niveles de estado físico. ” En los momentos de duda, he tenido excelentes recordatorios de mis miembros de por qué hago esto, y esto reorienta mi energía para que pueda superar mis dificultades. Estoy muy agradecida por esos recordatorios. No quiero vivir nunca con el “qué pasaría si”, dice sobre cómo enfrentar sus retos, muchos de los cuales cree que vienen de su interior. “Yo era el mayor obstáculo para progresar en mi negocio. Dejé que las circunstancias externas afectaran mi confianza y eso me creó muchas dudas. Me ha llevado mucho tiempo y reflexión darme cuenta de todo lo que he logrado”. Me esfuerzo por destacar los resultados positivos y aprender de los negativos”.

Con la ayuda de sus socios comerciales, los miembros que la motivan, un formidable círculo de mujeres inspiradoras y un esposo que la apoya y que se encarga de muchas tareas adicionales para que Meddy pueda alcanzar el éxito en su negocio, está en camino de ser reconocida como una fuerza a tener en cuenta cuando se trata de líderes de la salud y el acondicionamiento físico en la comunidad Latinx. 

Black Collar Crossfit está ubicado en el 417 SW 8th St. en el lado sur del centro de Des Moines y está abierto de lunes a viernes de 5AM a 8PM con horas limitadas los sábados. Para más información sobre el gimnasio o para contactar a Meddy, visite www.blackcollarcrossfit.com.

 

 

Acerca de la escritora: 

Christina Fernández Morrow es una escritora, oradora y educadora en Des Moines, IA. Ella es la presentadora de Christina Speaks, un podcast producido por Prime Time media group DSM en YouTube

www.christinafernandezmorrow.com

Facebook Comments