The workers who spoke at the West Liberty city council meeting on Tuesday, Jan. 4 were left out of federal pandemic relief funding. The Excluded Worker Fund coalition, Escucha Mi Voz, has asked city councils across Iowa to be allocated some funds from the American Rescue Plan. Photo by Tar Macias / Hola Iowa
Advertisements

Por Kassidy Arena, Iowa Public Radio

Por primera vez, la mayoría de los miembros del concejo municipal de West Liberty son latinos. Y durante la primera reunión del concejo el martes por la noche, una coalición de trabajadores que se quedaron fuera de los fondos federales de ayuda para la pandemia les pidió su apoyo. Los trabajadores hablaron con los anteriores miembros del concejo de la ciudad, pero ahora que cuatro de los cinco concejales son latinos, dijeron que eso les da más esperanza.

Es la primera vez que el consejo municipal representa a la ciudad mayoritariamente hispana y latina.

Advertisements
Por primera vez en la historia el nuevo concejo municipal de la ciudad de West Liberty consiste en su mayoría de representantes Latinos.
(izq.-der.) Los miembros Latinos del concejo son Jose Zacarías, Dana Domínguez, Omar Martínez y Cara McFerren. La nueva alcaldesa Katie McCullough (en medio de la foto) y la concejal Diane Beranek (no está en la foto) completan el concejo.
Foto por Tar Macias / Hola Iowa

La mayoría de los trabajadores de la coalición son hispanos o latinos y han hablado ante los ayuntamientos de Iowa a través de un intérprete. Esto incluye Des Moines en el condado de Polk, Iowa City en el condado de Johnson, Columbus Junction en el condado de Louisa y otros

Liliana Pérez, madre soltera, trabaja en un supermercado y vive en West Liberty desde hace unos 14 años. Dice que no ha tenido la opción de trabajar desde casa ya que la tienda debe permanecer abierta. Aunque ni ella ni sus cuatro hijos han sufrido graves problemas de salud física a causa del COVID-19, dijo que la pandemia ha tenido un gran impacto en su salud mental. Con el nuevo ayuntamiento, dijo que siente más posibilidades de recibir ayuda financiera.

“La verdad es que tenemos muchas esperanzas de que nos apoyen en lo que les pedimos precisamente por ser latinos”, dijo Pérez.

Debido a las limitaciones de tiempo de la reunión, sólo un pequeño grupo de personas habló después de Pérez. Algunos tenían historias similares, pero la mayoría experimentó más desafíos.

Advertisements

La coalición de trabajadores excluidos se dirigió al Ayuntamiento de West Liberty a través de un intérprete.

Una mujer habló sobre la pérdida de su trabajo tras contraer el virus y no poder trabajar durante 15 días. Otro hombre compartió su historia de haber vivido en un hotel durante dos meses para mantener a su hijo a salvo. Ninguno de ellos recibió estímulos del gobierno estadounidense.

Dana Domínguez es una de las nuevas integrantes del concejo. Dijo que este tema le toca de cerca. Cuando la coalición entró por primera vez en la sala y la nueva alcaldesa Katie McCullough estaba buscando su nombre oficial, Domínguez se lanzó a ayudar, sabiendo el nombre de memoria.

Advertisements

El padre de Domínguez fue el primer policía latino de la ciudad.

Advertisements

“Así que estoy de su lado. Estoy del lado de todos los que quieren venir y decir: ‘Oye, me siento excluido. Siento que necesito esto y nadie está a mi lado’, porque creo que todo el mundo se lo merece”, dijo. “Sé que va a ser importante para mí, y va a ser importante para aquellos que son, ya sabes, latinos en el concejo, pero espero que sea importante para la comunidad que no son latinos pero que tienen raíces aquí en West Liberty”.

La coalición ha recibido el apoyo del miembro del concejo José Zacarías, que está en la mitad de su segundo mandato. Zacarias interpretó algunas de las demandas enumeradas en la carta de la coalición al concejo.

“Mi punto personal es: para empezar, estos trabajadores son personas que pagan impuestos, porque nadie en la ciudad, ya sea West Liberty Foods o el supermercado, recibe dinero gratis y si eres indocumentado, nunca en tu vida recibirás un centavo de eso. Ahora, esta es la realidad de la ciudad y en mi opinión personal, estoy detrás de este movimiento”, dijo Zacarias.

La concejal Cara McFerren habló después de Zacarías instando a la gente a considerar también a los hijos de estos trabajadores excluidos, muchos de los cuales son ciudadanos estadounidenses y quedaron fuera del crédito fiscal para niños.

“Por supuesto, no tenemos mucho que dar, pero podría haber una especie de fondo que se establece en lo que respecta a pagar por los residentes en particular aquí en la ciudad que tienen hijos”, dijo.

El condado de Muscatine recibió 8.3 millones de dólares y West Liberty recibió algo más de 522,000 dólares del Plan de Rescate Americano. La coalición pide 1,400 dólares por cada trabajador excluido. Sobre la base de sus cálculos aproximados de cuántos trabajadores de West Liberty que no recibieron el estímulo, la coalición calcula que un poco más de la mitad de esa asignación se destinará a los trabajadores excluidos, si el concejo de la ciudad aprueba el plan.

Los trabajadores de West Liberty están siguiendo las directrices aprobadas en la ciudad de Iowa City y el condado de Johnson, que es la única área que ha asignado fondos a la coalición. Zacarias enumeró las directrices que incluyen: prueba de identidad, prueba de residencia en West Liberty y una afirmación de bajos ingresos.

Todavía no se ha decidido nada en West Liberty.

 

Facebook Comments

Advertisements