Advertisements

Por Katie Akin, Des Moines Register

Dos funcionarios electorales de Iowa con una larga trayectoria compiten por la Secretaría de Estado, un puesto con una reciente visibilidad a raíz de la desinformación de las elecciones de 2020.

El actual Secretario de Estado, Paul Pate, republicano, y el auditor del condado de Linn, Joel Miller, demócrata, han pasado más de una década dirigiendo las elecciones en Iowa. Se han enfrentado en sus funciones actuales y ahora se postulan para el mismo cargo.

El secretario de Estado supervisa las elecciones de Iowa, los 99 auditores de los condados y los servicios empresariales.

La política de gestión de las elecciones se ha vuelto aún más tensa después de que el expresidente Donald Trump avivara las acusaciones infundadas de fraude electoral en otros estados tras su derrota en 2020. Los legisladores de Iowa, en los últimos años, también han aprobado nuevas reglas de votación y restricciones que el secretario de Estado debe hacer cumplir. 

Pate y Miller han basado sus campañas de 2022 en el cambiante panorama de las leyes electorales de Iowa, y sus consiguientes disputas al respecto.

 

Paul Pate y Joel Miller repiten la lucha por el voto en ausencia de 2020 

Advertisements

Esta elección no es la primera vez que Pate y Miller se enfrentan.

Los dos estuvieron en desacuerdo sobre cuestiones de la ley electoral en 2020, lo que llevó a una batalla legal entre Miller y la administración de Trump.

En plena pandemia de COVID-19, Pate anunció que enviaría formularios de solicitud de voto en ausencia en blanco a millones de votantes registrados en Iowa. Obtuvo un permiso especial de la Legislatura para hacerlo en julio, de cara a las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

Pero los planes ya estaban en marcha en algunos condados de Iowa para enviar formularios de solicitud de voto en ausencia con información parcial del votante llenada por adelantado. Pate dio instrucciones a los auditores de los condados para que no enviaran formularios precargados: Dijo que iba en contra de la ley y que se corría el riesgo de exponer información confidencial.

Advertisements

Miller, un demócrata, envió los formularios precargados de todos modos a unos 140,000 votantes en el condado de Linn.

“Siento que fue la decisión correcta en ese momento”, dijo Miller, señalando la alta participación en 2020. “No degradé la seguridad o la integridad de las elecciones con lo que hice”.

La disputa por el voto en ausencia llevó a una pelea legal entre Miller y la campaña de Trump -una batalla perdida para Miller- y a la aprobación de una nueva legislación que prohíbe a los auditores del condado enviar formularios de solicitud de voto en ausencia a todos los votantes registrados.

Pate dijo que el secretario de Estado debería servir como “árbitro”, aplicando la ley tal y como está escrita.

“Con el debido respeto al Sr. Miller, tal vez quiera postularse a la Legislatura para ayudar a escribir la ley”, dijo Pate al Des Moines Register. “Pero cuando se trata de aplicarla, hay que seguir la ley”.

Miller dijo que la disputa de 2020 lo inspiró a postularse contra Pate, con aspiraciones de “hacer que el voto sea fácil de nuevo”.

 

Miller critica las restricciones de la ley de voto de 2021

Los legisladores republicanos de 2021 aprobaron una amplia ley electoral para reducir el período de votación temprana del estado y cerrar las urnas más temprano el día de las elecciones.

Los líderes de esta medida la describieron como una medida de integridad electoral, destinada a hacer que la votación sea más uniforme en todo el estado. Los demócratas argumentaron que haría más difícil votar.

Joel Miller, candidato a secretario de estado.

Aunque el secretario de Estado nunca ha presionado formalmente a favor o en contra del proyecto de ley, Pate dijo que su oficina ofreció asesoramiento técnico sobre la legislación.

“Creo que la mayoría de lo que hicieron reflejaba lo que los electores pedían”, dijo Pate. “No veo nada de lo que aprobaron que haya sido un perjuicio significativo para el proceso electoral”.

Miller no está de acuerdo. Dijo que la ley se basaba en “tergiversaciones y rumores” sobre cuestiones electorales en otros estados.

“Normalmente, las leyes de Iowa se hacen para abordar los problemas de Iowa”, dijo. “No hubo problemas de Iowa con nuestras elecciones”.

En oposición a la ley de 2021, Miller propuso ambiciosos cambios en el proceso de votación de Iowa. Pidió la inscripción automática de los votantes de 17 años, buzones asignados por población y la opción de solicitar el voto en ausencia de forma permanente, en lugar de para cada elección.

Sin embargo, esos cambios significativos requerirían la acción de la Legislatura liderada por los republicanos y de la gobernadora republicana Kim Reynolds.

Miller dijo que utilizaría la oficina del Secretario de Estado como un “púlpito”, presionando contra cualquier nueva ley que sea “perjudicial para el interés del votante”.

Miller dijo que, si es elegido, podría hacer algunos cambios independientes de los republicanos, como la impresión de formularios de solicitud de votos en ausencia en los periódicos y la exigencia de que los auditores del condado operen durante un cierto número de horas de votación anticipada.

“Vamos a aumentar la disponibilidad para que la gente vote en su condado, y yo podría hacer esas cosas como secretario de Estado”, dijo. 

 

Pate promete combatir la desinformación de 2020

Pate ha sostenido que las elecciones de Iowa en 2020 fueron seguras, pero dijo que su próximo mandato se centraría en disipar los mitos sobre el fraude electoral.

Una encuesta del Des Moines Register/Mediacom Iowa de noviembre de 2021 encontró que casi un tercio de los habitantes de Iowa dudaba de que los resultados de las elecciones de mitad de período de 2022 se contaran correctamente en todo el país.

“Nuestro trabajo no ha terminado con respecto a la información errónea, la desinformación y la preparación del público para que tenga la confianza en nuestro sistema”, dijo Pate.

Pate dijo que recuerda a los votantes que en Iowa se utilizan papeletas de voto y se exige a los votantes que muestren su identificación en las urnas. 

“Cuanto más se profundiza, cuando se pregunta a la gente de Iowa sobre la integridad de las elecciones, te responderán que creen que nuestras elecciones son, de hecho, buenas elecciones”, dijo Pate. “Y tal vez seamos escépticos con algunas otras, pero me siento bien con lo que hemos hecho aquí”.

Advertisements

Miller apuntó a Pate por asociarse con Trump y trabajar para la campaña presidencial de Rudy Giuliani en 2007.

“Trata de encontrar si Paul Pate ha dicho algo en contra de lo que se niegan a aceptar los resultados de las elecciones”, dijo Miller. “Se ha sumado al problema al guardar silencio”.

Pate dijo al Register que cree que el presidente Joe Biden ganó las elecciones de 2020.

“Lo último que quiero que ocurra es no creer que la persona que ganó es la ganadora, porque (si) eso ocurre, nuestra democracia se ha derrumbado”, dijo Pate.

 

Katie Akin es reportera de política para el Register. Se puede contactar con ella en [email protected] o en el 410-340-3440. Síguela en Twitter en @katie_akin.

Facebook Comments

Advertisements