Central American asylum seekers wait as U.S. Border Patrol agents take groups of them into custody on June 12, 2018, near McAllen, Texas. (Photo by John Moore/Getty Images)
Advertisements

Por Ariana Figueroa, Iowa Capital Dispatch

 

WASHINGTON – El presidente Joe Biden firmó el pasado martes por la noche tres órdenes ejecutivas que revertirán políticas controvertidas de la administración anterior, incluyendo una que resultó en la separación de niños migrantes de sus padres.

Biden dejó claro durante la firma que no estaba creando nuevas políticas de inmigración con las órdenes ejecutivas, sino revirtiendo las elaboradas bajo la administración de Trump.

Advertisements

“No estoy haciendo una nueva ley”, dijo a los periodistas durante la firma. “Estoy eliminando una mala política”.

Cumpliendo una promesa que Biden hizo durante su campaña, una de las órdenes ejecutivas eliminará la política de “tolerancia cero” de la administración Trump, destinada a disuadir a los inmigrantes de cruzar la frontera, y en su lugar creará un grupo de trabajo para ayudar a reunir a los padres con sus hijos.

Bajo la administración de Trump, más de 5,500 familias inmigrantes fueron separadas. Una presentación judicial reciente descubrió que los padres de 628 niños migrantes seguían separados.

Advertisements

“Este grupo de trabajo trabajará con todo el gobierno de Estados Unidos, con las principales partes interesadas y los representantes de las familias afectadas, y con aliados en todo el hemisferio para encontrar a los padres y los niños separados por la administración Trump”, según un comunicado de la Casa Blanca.

La firma de las órdenes se produjo justo después de que el Senado confirmara a Alejandro Nicholas Mayorkas como secretario de Seguridad Nacional, la agencia encargada de la ley de inmigración, en una votación de 56 a 43.

Los senadores republicanos Rob Portman de Ohio, Susan Collins de Maine, Shelley Moore Capito de West Virginia, Mitt Romeny de Utah y Lisa Murkowski y Dan Sullivan de Alaska votaron con los 50 demócratas para confirmar a Mayorkas.

Mayorkas es el primer latino e inmigrante que dirige la agencia.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, elogió en un comunicado las órdenes ejecutivas.

“Estas acciones ejecutivas honran nuestros valores al reunificar a las familias separadas, reformar nuestro proceso de asilo y promover la inclusión de los nuevos estadounidenses en nuestras comunidades”, dijo.

Advertisements

“Y restauran la cordura y el sentido común a nuestro sistema de inmigración – reemplazando el caos y la crueldad del enfoque de Trump con un compromiso intensificado y más constructivo con nuestros aliados en la región para abordar las causas fundamentales de la migración.”

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, el demócrata Steny Hoyer, dijo en un comunicado que esperaba trabajar con la administración de Biden para arreglar el sistema de inmigración y asilo del país.

“Estados Unidos se fundó como un lugar de refugio y oportunidades para aquellos que buscan una vida mejor”, dijo.

La segunda orden ejecutiva de Biden revisará las razones de la migración, trabajará con los aliados regionales para proporcionar protección a los solicitantes de asilo y “garantizará que los refugiados y solicitantes de asilo centroamericanos tengan acceso a las vías legales para llegar a Estados Unidos”.

“La situación en la frontera no se transformará de la noche a la mañana, debido en gran parte al daño causado en los últimos cuatro años”, según la Casa Blanca. “Pero el presidente está comprometido con un enfoque que mantiene a nuestro país seguro, fuerte y próspero y que también se alinea con nuestros valores”.

La tercera orden ejecutiva restablece un Grupo de Trabajo sobre Nuevos Estadounidenses, que ayudará a establecer que el “sistema de inmigración legal de Estados Unidos funcione de forma justa y eficiente.”

Juliana Macedo do Nascimento, directora de políticas estatales y locales de United We Dream, un grupo de defensa de los inmigrantes, dijo en una entrevista que espera que la administración de Biden siga trabajando en la reforma progresiva de la inmigración, ya que estas órdenes están diseñadas principalmente para revisar y establecer grupos de trabajo en lugar de implementar políticas.

Señaló una de las órdenes ejecutivas de Biden que revisará una política promulgada por la administración Trump para castigar a los inmigrantes por usar servicios sociales como WIC, asistencia alimentaria para mujeres y niños. La regla de carga pública fue creada bajo el DHS en 2019 y podía negar a los inmigrantes el acceso a las tarjetas verdes si recibían beneficios públicos como la vivienda o la asistencia alimentaria.

“Fue una política cruel que fue diseñada para sembrar el miedo en las comunidades de inmigrantes”, dijo.

Macedo do Nascimento dijo que con la confirmación de Mayorkas al frente del DHS, espera que ponga en marcha un calendario claro para que se reviertan más políticas de Trump y se pongan en marcha nuevas políticas de inmigración y asilo.

Advertisements

“Entendemos que la administración de Trump dejó una gran y enmarañada red de políticas terribles que tomará mucho tiempo desenredar y deshacer, por lo que apreciamos el nuevo trabajo que la nueva administración está poniendo en marcha, pero también queremos recordarles que se trata de la vida de las personas y hay quienes todavía están sufriendo porque estas políticas siguen en vigor, por lo que la urgencia es real”, dijo.

 

Facebook Comments

Advertisements