Taufeek Shah, left, founded Lola's Fine Hot Sauce and Lola's Fine Kitchen in Ankeny with his mother, Carmelita, right. (Photo courtesy of Taufeek Shah)
Advertisements

Por Taufeek Shah, Iowa Capital Dispatch

 

Mientras Iowa continúa recuperándose del dolor causado por la pandemia del COVID-19, es importante que comencemos el proceso de curación para recuperar la sensación de normalidad. Esto comienza con el apoyo a las pequeñas empresas a través de esta transición, especialmente las que son propiedad de minorías.

 

Las pequeñas empresas propiedad de minorías en todo EE.UU. han visto un gran impacto en sus negocios, con el 66% de los propietarios de pequeñas empresas de minorías preocupados por tener que cerrar permanentemente sus puertas. Se trata de una noticia preocupante, ya que en Iowa había 25,882 empleados de empresas propiedad de minorías en 2019, lo que suponía una fuerza de trabajo en crecimiento que se ha visto detenida por la pandemia.

Advertisements

 

Con el regreso de los niños a la enseñanza presencial, los aficionados que empiezan a llenar las gradas de los partidos de béisbol y muchas empresas que vuelven a la oficina, la comunidad de pequeñas empresas propiedad de minorías y mujeres necesitará su apoyo continuo en la transición de vuelta a la normalidad.

 

Mi madre, Carmelita, y yo fundamos Lola’s Fine Hot Sauce y Lola’s Fine Kitchen hace más de cuatro años. Tuvimos un lento proceso de construcción hasta tener ahora un grupo de seguidores establecidos y devotos de la receta secreta de mi familia, inspirada en la ética de trabajo de mi madre y en sus raíces filipino-paquistaníes.

 

Ahora que la comunidad empresarial de Iowa sale de la pandemia, no puedo evitar pensar en su espíritu emprendedor para construir una marca verdaderamente única, especialmente para el centro de Iowa. Invocaba el espíritu de mi madre, que llegó a Estados Unidos sin dinero en los bolsillos y tuvo dos trabajos para sacar adelante a nuestra familia. Su ética de trabajo fue una inspiración para mí, especialmente durante el difícil año pasado.

Advertisements

 

Dirigir una pequeña empresa siempre es una batalla ardua, pero con COVID-19 he visto a demasiados colegas y líderes empresariales de comunidades minoritarias luchar para acceder a los recursos que necesitan para mantenerse a flote. Toda la industria alimentaria y gastronómica se vio afectada desde el inicio de la pandemia de COVD-19. Desde el cumplimiento de los pedidos a las tiendas hasta el hecho de que los restaurantes tuvieran que servir a un número limitado de clientes, perdimos todo nuestro negocio de servicio de comida durante los primeros meses. Sabíamos que teníamos que cambiar nuestro modelo de negocio o cerrar nuestras puertas.

 

A medida que la venta al por menor tradicional se volvía cada vez más difícil durante la pandemia, mi equipo se orientó hacia las ventas en línea y las estrategias creativas en Facebook e Instagram para continuar interactuando con los clientes. Estas plataformas nos han ayudado a generar más contenido y a llegar a más clientes a medida que los servicios online y de entrega se convertían en la norma. La adición de la función “swipe up” en Instagram, así como la optimización de motores de búsqueda digitales (SEO), ha impulsado el crecimiento a través de la creación de contenido. A medida que más habitantes de Iowa han adoptado los pedidos en línea y la interacción con los clientes en línea, nuestro negocio ha ido mejorando en el transcurso del año pasado.

 

A medida que más personas se vacunen, más estadounidenses se sentirán dispuestos a volver a patrocinar los negocios y restaurantes locales, lo que será fundamental para reabrir nuestra economía. Sin embargo, necesitaremos de todos nosotros para reconstruir la comunidad de negocios propiedad de minorías. A través de las plataformas de los medios sociales y las ventas en directo una vez que sea seguro, podemos reconstruir completamente este segmento vital de la economía de Iowa.

Advertisements

 

Una comunidad empresarial vibrante con una fuerte representación de minorías y mujeres hará que Iowa sea un lugar económica y socialmente sólido para hacer negocios y llamarlo hogar después de la pandemia.

Facebook Comments

Advertisements