Joven activista presiona por la transparencia de la planta Tyson de Perry

0
796
Advertisements

Por Joey Aguirre, cortesía de Iowa Starting Line 

Como dice el viejo refrán: “Las obras dicen más que las palabras”.

Muchos miembros de la comunidad de Perry se conformarían con un poco de las dos cosas de su empacadora de carne local de Tyson.

Advertisements

Con plantas empacadoras de carne en todo el país y en Iowa cerrando o reduciendo su fuerza de trabajo debido a que los empleados dieron positivo en COVID-19, una orden ejecutiva del presidente Donald Trump ordena que las plantas empacadoras de carne que suministran res, pollo, huevos y cerdo permanezcan abiertas en medio de la pandemia de coronavirus. Estas empresas están clasificadas como “infraestructura crítica” en virtud de la orden ejecutiva.

Pero son las condiciones dentro de la planta las que preocupan a los trabajadores y a los miembros de la familia.

En defensa de la comunidad de Perry está Jorge Soto, graduado en 2015 de la Escuela preparatoria de Perry y actual candidato a la Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Chicago. Es el organizador del Llamado a la Acción: Proteger a los Trabajadores de Tyson grupo de Facebook (Call to Action: Protect Tyson Workers) que está creando conciencia sobre las condiciones de trabajo y los entornos que los trabajadores de Tyson se enfrentan en su comunidad.

Advertisements

“Los trabajadores quieren volver a trabajar”, dice Soto, de 23 años. ” Pero no se sienten seguros para trabajar con estos ambientes en este momento. “

Soto ha estado prestando atención a lo que los trabajadores de la planta de Waterloo Tyson han estado haciendo y espera tener un éxito similar en su ciudad natal. El 22 de abril, las operaciones se suspendieron indefinidamente en la planta de Waterloo.

Advertisements

“Perry siempre ha estado en un segundo plano”, dice Soto. “Perry es una comunidad fuerte y estamos viendo lo que puede suceder cuando estas comunidades como Marshalltown, South Tama, Waterloo y ahora Perry se unan. Esta gente tiene un increíble sentido del orgullo al realizar este trabajo, sólo quieren ser tratados como humanos y no como mercancías”.

Incentivar la participación

Advertisements

A través de su página de Facebook, Soto puede escuchar a los trabajadores de Tyson y a sus familiares. Con una fuerza de trabajo predominantemente hispana, Soto puede usar su página de Facebook para estar en comunicación con esos trabajadores.

Le han dicho que Tyson está ofreciendo incentivos a los trabajadores para que se presenten a pesar de los problemas de salud, ofreciéndoles bonos.

“Me han dicho que los trabajadores no se sienten como si la gerencia se preocupara por su salud, que Tyson está incentivando activamente a los trabajadores para que no se reporten enfermos al ofrecerles bonos”, dice Soto. “Pero el bono no es una suma total de 500 dólares, se reparte durante varios meses”.

Los trabajadores del hospital le han dicho a Soto que durante semanas, los pacientes se mostraron con síntomas de COVID-19 porque siguen trabajando en las mismas condiciones sin máscaras o guantes adecuados que usar (contrario a lo que dice la gobernadora de Iowa, Kim Reynolds).

“La falta de transparencia y la disposición a tratar a sus trabajadores como una mercancía para obtener beneficios ha sido la principal queja que estoy escuchando”, dice Soto.

Una carta reciente en un periódico local se refirió a los trabajadores de Tyson en Perry como “héroes”, pero Soto dice que las acciones no corresponden a esas palabras.

“Si estos trabajadores de Tyson son considerados esenciales y héroes, ¿pueden tener disposiciones reglamentarias efectivas para mantener el contagio al mínimo?” Soto pregunta. “Me doy cuenta de que es más fácil decirlo que hacerlo, pero estas personas han estado poniendo sus vidas y las de sus familias en peligro para seguir manteniendo sus medios de vida y las ganancias de esta empresa”.

 

Facebook Comments

Advertisements