Iowa doctors are encouraging parents to vaccinate children 12 and older with the authorized Pfizer vaccine. “These things are game changers that will do so much to restore normalcy for our children and our families," pediatric hospitalist William Ching said.
Advertisements

Por Kassidy Arena, Iowa Public Radio

Algunos médicos de Iowa han dicho que los padres todavía tienen muchas preguntas sobre la vacuna COVID-19, especialmente ahora que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. recomiendan que todos los niños de 12 años o más reciban la vacuna autorizada por Pfizer.

Joel Waddell, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de UnityPoint Health en Des Moines, dijo que la vacuna hará mucho más que proteger a los niños del desarrollo de casos graves de COVID-19.

Advertisements

También servirá de ayuda para la salud mental, ya que permitirá a los niños recuperar la sensación de normalidad, como visitar a los amigos, a la familia e incluso ir a los campamentos de verano.

“Hemos pedido demasiado a esta generación de niños. Les hemos pedido que no vean a sus compañeros. Les hemos pedido hacer clases de Zoom. Les hemos pedido que no vean a sus abuelos. Les hemos pedido demasiado”, dijo Waddell en el programa Talk of Iowa de IPR. “Así que considero que hay un beneficio inmediato al administrar esta vacuna y creo que va a aflojar un poco las cosas en términos de qué actividades son seguras”.

Hizo hincapié en que la vacuna es segura para los niños de 12 años en adelante. La vacuna terminó los ensayos rápidamente, describió Waddell, pero eso no significa que se hayan tomado “atajos”.

William Ching, hospitalista pediátrico del UnityPoint Health St. Luke’s Hospital de Cedar Rapids, añadió que, dado que la vacuna es segura, si se vacunan más niños, podría ayudar a Iowa a acercarse a la inmunidad de grupo.

Advertisements

“Estas [vacunas] cambian las reglas del juego y ayudarán a restablecer la normalidad para nuestros niños y nuestras familias”, dijo Ching en el programa.

Advertisements

Dijo que la tecnología de la vacuna es un “sueño”. Aclaró que en los ensayos, de los niños que recibieron la vacuna, ninguno contrajo el coronavirus y no hubo efectos secundarios graves relacionados con la vacuna.

En cuanto a los efectos secundarios a largo plazo, Waddell explicó que no es probable que los haya.

“En la historia del desarrollo de vacunas, nunca se ha desarrollado una vacuna en la que un efecto secundario a largo plazo sólo se haya visto años o décadas después. Eso nunca ha ocurrido”, dijo Waddell. “No hay ninguna razón científica ni histórica para pensar que vaya a haber efectos secundarios a largo plazo”.

Advertisements

Recomendó a los padres o a quienes tengan edad para vacunarse que se pongan en contacto con su médico de cabecera o pediatra, ya que ellos son los que están “sobre el terreno” durante la pandemia.

Ching dijo que, aunque la mayoría de las veces los niños pequeños no experimentan síntomas graves de COVID-19, podría ponerlos en riesgo de desarrollar el síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C). Haciendo honor a su nombre, el SMI-C hace que los órganos internos del niño se inflamen. Un niño con MIS-C podría tener que ser hospitalizado para recibir tratamiento.

“Estoy tan emocionada de que estemos viendo la luz al final del túnel y nuestra capacidad de proteger a nuestros hijos y nuestras familias… nos sentimos tan aliviados y también esperanzados de que volveremos a la normalidad con la vacunación”, dijo Ching.

Ambos médicos recomiendan que las personas no vacunadas sigan usando mascarillas en lugares cerrados, así como mantener una distancia social segura con otras personas no vacunadas.

 

Facebook Comments

Advertisements