Des Moines resident Alfonso Mendez speaks during the public comment portion of a 2022 budget presentation meeting hosted by the city, on Wednesday, Dec. 15 2021, at the Central Library. Mendez was a part of the group asking for funds from the American Resource Plan Act to be used for an excluded worker fund. Kelsey Kremer/The Register
Advertisements

Por Melody Mercado, Des Moines Register

Los trabajadores que no recibieron el dinero federal de ayuda para la pandemia se manifestaron el miércoles por la tarde para pedir a la ciudad de Des Moines que cree un fondo para trabajadores excluidos con parte de los 94.8 millones de dólares que la ciudad recibirá del gobierno federal.

“Esto es algo digno, justo y factible. Nuestras familias han crecido aquí en Des Moines, nos encanta estar aquí a pesar de nuestro estatus migratorio”, dijo Alfonso Méndez, en una declaración preparada y traducida por Iowa Citizens for Community Improvement.

Advertisements

Méndez fue una de las tres personas que se dirigieron a los funcionarios de la ciudad a favor del fondo para trabajadores excluidos.

 

“Hemos sufrido y luchado tanto como todos los demás”, dijo Oralia Martínez, en una declaración preparada y traducida por Iowa CCI.  Aunque muchos de nosotros no tenemos documentos legales, pagamos nuestra parte de impuestos y contribuimos a la economía”.

 

Aparte de los cinco millones de indocumentados que forman parte de la mano de obra esencial en todo el país, muchos trabajan también en sectores afectados por los despidos inducidos por la pandemia, según el Instituto de Política Migratoria.

Entre ellos se encuentran empleos en restaurantes, guarderías, servicios de limpieza y construcción. Pero, a diferencia de sus homólogos con estatus de residencia, estos trabajadores quedaron excluidos de los programas de ayuda federal como la Ley CARES, el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria y la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas, entre otros.

Advertisements

Blanca Sossa, residente de Des Moines, declaró al Des Moines Register que su marido fue uno de los muchos trabajadores de restaurantes despedidos durante la pandemia. Durante los primeros días de la pandemia, en abril y mayo de 2020, la familia Sossa luchó por mantenerse al día con las facturas.

Blanca Sossa, residente de Des Moines, sostiene un cartel que dice: “Somos trabajadores esenciales”, durante una reunión de presentación del presupuesto 2022 organizada por la ciudad, el miércoles 15 de diciembre de 2021, en la Biblioteca Central. Sossa era parte del grupo que preguntaba para que los fondos de la Ley del Plan de Recursos Estadounidenses se utilicen para un fondo de trabajadores excluidos. Kelsey Kremer / The Register

“No pude trabajar durante ese tiempo porque limpio casas y la gente no quería a otros en su casa… fue muy duro”, dijo Sossa en una entrevista traducida por el Register.

Los miembros de la coalición esperan conseguir lo que ya se aprobó el mes pasado en el condado de Johnston, donde los supervisores del condado aprobaron utilizar 2 millones de dólares de sus fondos ARPA para un fondo de trabajadores excluidos.

Ese programa se espera que esté haciendo los pagos a principios del próximo año, según un informe de CBS2 Iowa.

Advertisements

El gerente de la ciudad, Scott Sanders, reconoció la solicitud y dijo que la ciudad consideraría la propuesta.

“Sabemos que este es un tema importante para un número de trabajadores en Des Moines y por lo que escuchamos de varios de ellos en nuestro foro, es ciertamente algo que vamos a querer estudiar”, dijo Sanders.

 

¿Cómo funciona ARPA?

El plan de rescate económico, ARPA, proporcionó millones a las ciudades y condados, con varias restricciones sobre cómo se puede gastar el dinero. La mitad del dinero se puso a disposición en mayo, mientras que el resto se repartirá el próximo año, según lo estipulado en el plan.

Advertisements

Una limitación estricta, según USA Today, es que el dinero no puede utilizarse para reducir los impuestos, añadirse a los fondos para días lluviosos o pagar acuerdos legales o reforzar los fondos de pensiones.

A modo de comparación, ciudades de todo el país están utilizando los fondos de su ARPA para abordar el problema de los sin techo y la vivienda asequible, la falta de guarderías, el programa de incentivos a los empleados para que se vacunen y mucho más.

En su presentación del miércoles por la tarde, los funcionarios de la ciudad de Des Moines identificaron seis posibles categorías para la asignación de sus fondos ARPA, que incluyen

Infraestructura empresarial

Contribuciones a la comunidad

Servicios para los residentes

Instalaciones de la ciudad

Mejoras en las carreteras

Justicia social y medioambiental

La ciudad de Des Moines tiene hasta el 31 de diciembre de 2024 para decidir a qué se destinarán los casi 95 millones de dólares y hasta el 31 de diciembre de 2026 para agotar los fondos.

Mientras tanto, la ciudad publicó el miércoles una encuesta solicitando la opinión de los residentes sobre el destino de los 95 millones de dólares. La ciudad tomará las respuestas hasta finales de marzo de 2022.

Sanders, el administrador de la ciudad, dijo al Register que la ciudad debería tener una imagen “bastante clara” del destino de los fondos ARPA a mediados de 2022.

Para acceder a la encuesta de la ciudad, visite https://bit.ly/326e8Bq

Melody Mercado cubre el gobierno de la ciudad de Des Moines para el Register. Puedes contactar con ella en [email protected] o en Twitter @melodymercadotv.

Facebook Comments

Advertisements