La-comunidad-latina-de-Des-Moines-prepara-una-recaudación-de-fondos-para-ayudar-a-la-familia-de-Marlen-Ochoa

Este horrible crimen sacudió a toda la comunidad inmigrante. Es un estereotipo ver a los inmigrantes como perpetradores, pero el asesinato de Marlen Ochoa fue tan espantoso que fue noticia nacional e incluso hizo que se cuestionara la humanidad misma.

Marlene Ochoa era una mujer joven y hermosa que apenas comenzaba el viaje que llamamos vida. El 23 de abril fue como cualquier otro día para Marlen. No había ningún mal presagio, de ningún tipo, nadie podía imaginar que Marlen encontraría su horrible final en medio de un hermoso día de primavera. Ella salió de la escuela secundaria Latino Youth High School en Chicago, IL y estaba en camino para recoger a su hijo de 3 años, lo cual no logró. Nadie sabía lo que le pasó a Marlen. La familia de esta joven inmigrante estaba desesperada por tener alguna información, cualquier pista, cualquier cosa que les ayudara a encontrarla. Eso fue entonces, pero ahora la familia cree que el Departamento de Policía de Chicago no fue de mucha ayuda. El padre de Marlen Ochoa reside en Des Moines, IA donde cuida a su otro hijo Miguelito de 16 años, quien desafortunadamente está discapacitado. El Sr. Arnulfo Ochoa es un devoto asistente de la iglesia, y el pastor Carlos Tamay de la iglesia a la que asiste vio la preocupación reflejada en la cara del padre de Marlen.

“El padre de Marlen estaba desesperado por encontrarla porque no había mucha ayuda del Departamento de Policía de Chicago”, dijo la Sra. Nataly Espinoza, una de las amigas del pastor Tamay, “con ayuda financiera de la iglesia el pastor Tamay decidió contratar a un investigador privado”.

La Sra. Espinoza explicó que finalmente el caso comenzó a esclarecerse. El investigador privado empezó a indagar en Internet. Descubrió que Marlen era parte de un grupo de Facebook donde las mujeres embarazadas se ayudaban entre sí. Esta nueva pista llamó la atención de la policía.

Nadie sabe quién se esconde detrás de los perfiles de las redes sociales. Marlen nunca imaginó que detrás del perfil de una buena mujer que ofrecía ropa de bebé gratis había un verdadero monstruo.

Antes de ir a recoger a su otro hijo, Marlen hizo una parada en la casa de Clarissa Figueroa. Iba a recoger ropa de bebé gratis para su bebé muy próximo a nacer. Allí en la casa de Figueroa se cometió el horrible crimen. La mujer y su hija estrangularon a Marlen con un cable y le sacaron a su bebé.

Antes de este horrible crimen, Clarissa Figueroa fingió estar embarazada durante semanas. Después de cometer el crimen a sangre fría, el dúo de madre e hija, sin ningún remordimiento por la joven, pusieron su cuerpo masacrado en un bote de basura en el patio trasero. Entonces Clarissa Figueroa llamó a los paramédicos diciéndoles que su bebé recién nacido no estaba respirando. Cuando llegaron los paramédicos, el bebé se veía azul. Los paramédicos trataron de revivir al bebé, pero esta pequeña vida que fue traída a este mundo bajo circunstancias tan terribles necesitaba médicos y equipo hospitalario. Se llevaron al bebé al hospital donde estaba en condiciones graves.

Pasaron semanas antes de que la policía resolviera el caso. El padre de Marlen, Arnulfo Ochoa criticó la forma en que el Departamento de Policía de Chicago manejó el caso. También estaba muy molesto al enterarse de que había personas que afirmaban saber del crimen pero que no le dijeron nada a la policía por el temor de ser indocumentados.

A la mamá e hija Figueroa no les importó en absoluto la vida de la joven y le robaron su futuro. No sólo este monstruoso dúo de madre e hija le quitó la vida a Marlen, sino que también dañó una nueva vida que llevaba dentro de ella. El Sr. Ochoa lleva semanas en Chicago llorando la pérdida de su hija y tratando de despedirla con la dignidad y el amor que le fue arrebatado salvajemente. Los miembros de la comunidad de Des Moines, IA quieren ayudar al Sr. Ochoa. Por tanto tiempo que estuvo en Chicago, no pudo trabajar y para ayudarlo a cubrir los gastos del funeral, algunos miembros de la comunidad de Des Moines están organizando una venta de comida. Los fondos recaudados durante este evento serán entregados a Arnulfo Ochoa. La venta de comida será el 25 de mayo de 10 AM a 5:00 PM y se llevará a cabo en 1502 E University, Des Moines. Todos están invitados a apoyar a la familia de Marlen. Puede comer allí o llevar la comida a casa.

Este crimen fue totalmente horrible. Lo único que todos nosotros podemos hacer ahora es ofrecer apoyo a la familia Ochoa.

Facebook Comments