Aunque los orígenes de los Reyes Magos es un verdadero misterio.  Su rastro nos lleva a la Biblia, al Evangelio de San Mateo. Allí se narra el camino que hicieron unos Magos de Oriente, guiados por una estrella, hasta llegar a Belén para visitar y ofrecer regalos al recién nacido Jesús. Pero aunque en las escrituras no se explica de donde procedían, todo indica que vinieron de Babilonia o Persia, donde los magos ejercían una gran influencia.

Según la tradición en muchos países son los Reyes Magos los que en la madrugada del día 6 de enero de cada año, visitan las casas donde hayan niños  para dejarles regalos, del mismo modo en que hace años llevaron oro, incienso y mirra al niño Jesús.

Para dejar los regalos los reyes exigen que los niños se hayan portado bien durante el último año. Para los niños que no se portaron  bien los reyes traen carbón. Pero como los reyes no son malos, el carbón que les dan es un tipo de carbón dulce, hechos de azúcar, que simboliza la necesidad de que el niño se comporte mejor.

Advertisements

 

 

Tradiciones alrededor del mundo

 

En Alemania, España y algunos países de América Latina, los niños reciben regalos de los Reyes Magos la noche del 5 de enero.

La festividad también se celebra en toda Austria, Italia, Suecia, Finlandia, Croacia, Liechtenstein, Eslovaquia y en partes de Suiza. En algunos de estos lugares se organiza, cada 5 de enero, la Cabalgata de Reyes, en la que personas caracterizando a los Reyes Magos recorren las calles montados en caballos o carrozas.

En España, los niños colocan sus zapatos en el balcón, sobre los cuales los Reyes Magos dejan sus regalos. Junto a los zapatos los niños colocan golosinas para los “monarcas” y paja para los camellos.

En tanto, en Puerto Rico se acostumbra que los más pequeños recojan pasto en el patio de su casa y lo coloquen en una caja al lado de su cama. Según la tradición, los camellos se alimentarán con él, y los Reyes dejarán un regalo como recompensa.

Tanto en Puerto Rico como en Cuba se mantiene desde el tiempo de la colonización española el festejo en las calles. En aquel entonces, el 6 de enero se daba descanso a los esclavos, y ellos salían a las calles a bailar con sus tambores. Es por ello que hasta hoy se conoce este día como

Pascua de los Negros.

 

En México la fiesta de los Reyes Magos es también especial. Los niños tienen la costumbre de escribir cartas a los Reyes donde les comunican cómo se han portado durante el año y les indican los obsequios que quieren recibir. La carta la colocan junto con uno de sus zapatos, ya sea abajo del árbol de Navidad o a un lado del nacimiento.

Asimismo, se acostumbra hacer un desfile, con pintorescas carrozas alegóricas a la celebración, con música, payasos, gente disfrazada y los Tres Reyes Magos, quienes van regalando obsequios o dulces.

Al igual que en Venezuela, una de las tradiciones más conocidas en México es la de cortar el “Roscón de Reyes”, un pan en forma de anillo, cubierto por azúcar y pedazos de fruta. En este se introducen pequeñas figuras de plástico del niño Jesús, a las que les llaman el “monito”. A quienes les toque un “monito” en su pedazo, está obligado a invitar a sus amigos “atole” y “tamales” el día de la Candelaria, que se celebra cada 2 de febrero, según la tradición católica.

Y tan sólo al día siguiente de la celebración de los Reyes Magos en Rusia se festeja la Navidad el 7 de enero, debido a que la Iglesia Ortodoxa Rusa sigue el viejo calendario de Julio César para las festividades religiosas. Son diversas las tradiciones que  empiezan con un ayuno de 40 días y después del  7 de enero se inician los llamados “12 días santos”, días en los que los creyentes salen a las calles a celebrar la  Navidad. En los 12 días santos se ayuda a los enfermos, pobres y necesitados. Otros países donde celebran la Navidad el 7 de enero son Ucrania, Serbia, Kazajstán, Kirguiz, Georgia, Bielorrusia y Moldavia. Muchas Iglesias Ortodoxas del mundo celebran la Navidad ese día también, incluyendo algunas en Estados Unidos.

Facebook Comments