Estudiantes planifican carreras con la programa Avenue Scholars

0
329
Advertisements

Por Christina Fernández-Morrow, Hola Iowa

Antes de Avenue Scholars, Kayla Cruz, de 17 años, estudiante de tercer año en Roosevelt High School no había considerado asistir a Des Moines Area Community College (DMACC) después de graduarse, pero el hecho de convertirse en una Avenue Scholar, le ha hecho pensar que podría ser una buena idea comenzar allí. “Siempre había pensado en vivir la experiencia universitaria. Quiero salir de Iowa para ir a la universidad, pero ahora creo que puedo hacer las dos cosas: dos años en el DMACC y dos años en una gran universidad”. Se refiere a la beca de dos años para la colegiatura en DMACC que los estudiantes obtienen a través de Avenue Scholars, destinada a ayudarles a obtener el certificado o título asociado que necesitan para un trabajo bien pagado. Avenue Scholars se creó en 2008 en Omaha como una iniciativa de justicia social para tratar de poner remedio a los bajos resultados educativos de los estudiantes varones afroamericanos que tenían las tasas de graduación más bajas del sistema escolar público. Está diseñado como un sistema de apoyo que comienza en la preparatoria y sigue a los alumnos desde la enseñanza postsecundaria hasta el mundo laboral, centrándose en carreras de cinco sectores en los que es posible obtener un salario digno con un título de grado medio o inferior. El programa llegó a Des Moines en 2022 con el apoyo financiero de MidAmerican Energy y actualmente se imparte en dos escuelas preparatorias públicas de Des Moines. Originalmente, el programa solo tenía fondos suficientes para comenzar en Roosevelt, con planes de expandirse a East High School en 2024. Cuando los exalumnos se enteraron del programa, trabajaron con la Fundación de Exalumnos de East High School para financiarlo un año antes de lo previsto y las dos escuelas lanzaron el programa en 2023. Avenue Scholars planea expandirse a North High School en 2024, y a Hoover y Lincoln en los años siguientes. 

Kayla Cruz, 17, a junior at Roosevelt High School

Avenue Scholars utiliza un plan de estudios de preparación profesional integral para hacer frente a los problemas que dificultan la educación. Los orientadores profesionales se centran en la educación y la exploración de carreras mientras los estudiantes están en la escuela preparatoria, y luego los transfieren a orientadores que los apoyan durante la universidad y sus primeros seis meses de carrera. Durante la preparatoria, los becarios se reúnen diariamente en clases dirigidas por Orientadores Profesionales para explorar opciones de carreras dentro de los servicios de salud, negocios, tecnología automotriz y transporte, tecnología de la información (TI) y oficios calificados. Utilizan evaluaciones individuales para ayudar a los estudiantes a conocer sus puntos fuertes y cómo se relacionan con las opciones profesionales. “Cada uno tiene sus propias habilidades, por eso hacemos la encuesta Gallup, para ayudarles a identificarlas y expresarlas”, dice Noelle Nelson, la Directora Ejecutiva. “Tenemos relaciones con empresas que confían en nosotros, y trabajamos con nuestros estudiantes para ofrecerles prácticas para que puedan aprender sobre la industria elegida durante toda la preparatoria”. Después de graduarse, a los estudiantes se les asignan Navegadores de Éxito Universitario de DMACC que les ayudan con cuestiones relacionadas con la universidad, como inscribirse en las clases, solicitar ayuda financiera y apoyo académico para superar sus cursos. 

Advertisements

Los orientadores profesionales, como Diana Echeverría en la East High School, ayudan a los estudiantes a crear planes profesionales basados en las cinco garantías del programa: educación, asistencia, experiencia laboral, habilidades de lectura y bienestar personal y financiero. No hay un requisito de altas calificaciones, pero el programa ayuda a los estudiantes a recuperar su promedio para graduarse a tiempo. “No se trata de las calificaciones, sino de si están dispuestos a recibir formación”, dice Echeverría. El programa se asocia con otros programas de preparación profesional para ofrecer a los estudiantes las máximas opciones de exploración y los pone en contacto con fuentes de recursos de la zona para hacer frente a barreras como la inseguridad alimentaria y de vivienda. “Todos nuestros estudiantes tienen sueños y esperanzas, pero no saben cómo conseguirlos. Eso es lo que hacemos nosotros”, dice Echeverría. “Les damos el sistema de apoyo y las habilidades para desenvolverse en la vida. Me emociona ver cómo exploran sus propios valores”.

East High School junior, Juan Marquez-Nieto, 17

Para Juan Márquez-Nieto, alumno de 17 años de East High School, el emprendimiento es lo suyo. Tiene un negocio de calcomanias personalizadas para paredes y coches que comercializa a través de las redes sociales y de boca en boca. Nunca se planteó continuar sus estudios más allá de la preparatoria porque pensaba que la universidad era demasiado cara. Después de ingresar en Avenue Scholars y de aprender cosas como los impuestos de las empresas, está deseando obtener su título de asociado y luego trasladarse a una universidad de cuatro años donde podrá seguir aprendiendo a ser un empresario de éxito. Será el primero de su familia en obtener un título. 

No sólo los cursos y las prácticas ayudan a los becarios de Avenue a conocer las opciones profesionales posteriores a la escuela preparatoria. Los becarios van de visita a empresas locales donde pueden hacer preguntas, aprender sobre diversas profesiones e imaginarse a sí mismos en profesiones que de otro modo no habrían considerado. Cruz participó recientemente en un viaje a Mercy One donde exploró las ciencias de la salud. “Fue divertido colaborar en un entorno diferente y con gente diferente”, dijo sobre la experiencia. “Fue una buena oportunidad para aprender, y nos hablaron de trabajos bien pagados allí, incluso para estudiantes de preparatoria”.  Eso es exactamente lo que el programa está diseñado para hacer, especialmente para los estudiantes que pueden no verse a sí mismos como estudiantes universitarios, pero se esfuerzan por tener una carrera. “Se trata de asegurarse de que los estudiantes tengan las habilidades y herramientas para tener éxito y transmitirlo a la siguiente generación para que ellos también puedan tener éxito”, dice Echeverría, quien también fue una estudiante de primera generación. Le encanta ser un apoyo para los estudiantes porque recuerda haber carecido de eso cuando era estudiante y ahora trabaja para asegurarse de que los estudiantes la vean como alguien que puede animarles y guiarles para encontrar su propósito y les ayude a eliminar las barreras en el camino”. 

Advertisements

En primavera se celebra un acto anual de reconocimiento a los nuevos participantes al que asisten familias, socios comerciales y comunitarios y administradores escolares. Los estudiantes seleccionados asisten a algunas reuniones sociales en verano y comienzan a trabajar con sus orientadores profesionales en otoño del penúltimo año. 

Si alguien está interesado en la vacante a tiempo completo para ser orientador de carrera en North High School, debe visitar el sitio web www. https://www.avescholarsdesmoines.org/ donde también puede aprender más sobre el programa.

Advertisements

 

Facebook Comments

Advertisements