Ritual Café se adapta para superar las limitaciones de COVID-19

0
1259
Some of the Ritual Cafe staff pre-Covid-19 times.
Advertisements

La delicia del vapor caliente o del hielo en una taza es algo imprescindible por la mañana o un estimulante por la tarde para la mayoría de la gente. Sea una pandemia o no, una taza de café bien preparada es inevitable. Mientras que la industria restaurantera está sufriendo considerablemente durante la pandemia, las cafeterías parecen ir tan bien al considerar las circunstancias. Por supuesto, no todos los cafés sobrevivirán, pero muchos están encontrando el punto adecuado para atravesar los tiempos difíciles.   

 

El Ritual Café en el centro de Des Moines se ha colocado en una posición para sobrevivir y prosperar una vez que todo se calme. Denise Díaz, la dueña de esta cafetería, abrió la tienda en marzo de 2005. Explicó que después de su graduación universitaria había trabajado en varias cafeterías locales.   

 

Denise Diaz propietaria de Ritual Café en el centro de Des Moines
Foto Tar Macias

“Empecé a trabajar en una cafetería local y me abrí camino para ser barista, gerente y luego tostadora”, nos comentó. “Finalmente decidí que era hora de abrir mi propio lugar, con mi propia visión.”  

Advertisements

 

15 años después, los clientes siguen acudiendo a su cafetería para disfrutar de una buena taza de café y deliciosos artículos de su menú hecho a medida.   

 

La Sra. Díaz declaró que estaban en camino de otro año exitoso a principios de 2020, pero la pandemia global vino a transformar la normalidad para todo el mundo. Como cualquier otro negocio, la dueña del Ritual Café tuvo que implementar nuevas formas de hacer negocios. La cancelación de muchos eventos en el centro de Des Moines y la gente trabajando desde casa redujo sus ingresos significativamente. Menos dinero ingresado significó que su negocio tuvo que tomar decisiones difíciles con respecto a los empleados.   

 

” Lamentablemente, tuve que reducir mi nómina. También reduje mis horas de trabajo”, explicó Denise Díaz.  “Básicamente estoy operando con una plantilla mínima en este momento. Sigo ofreciéndome para entregar pedidos en la acera en este momento.”  

Advertisements

 

Los que siguen trabajando en el Ritual Café están obligados a usar máscaras y guantes para proteger a los empleados y clientes de la propagación de la enfermedad. La Sra. Díaz declaró que su café también tiene barreras de plexiglás en los mostradores para una mayor protección y hay desinfectante en todas partes.   

“Me ofrezco a aceptar el pago de los pedidos por teléfono y entregarlo en sus coches, para que no tengan que entrar. Me tomó más tiempo para concentrarme en capacitar y entrenar a mi personal”, añadió.   

Advertisements

 

Al tiempo que toma todas las precauciones, la Sra. Díaz indicó que su empresa aún no ha llegado a un punto en el que se sienta lo suficientemente segura y tranquila como para considerar que ha logrado salir adelante y encaminarse hacia el éxito, pero cree que así será.   

 

“Creo que superaremos este difícil momento y podremos volver a operar como el negocio animado que éramos antes de la pandemia”, declaró la Sra. Díaz.   

Advertisements

 

Como cualquier otro negocio, Ritual Café está batallando con la nueva normalidad, pero Denise Díaz, la dueña del negocio, se adapta a los cambios lo mejor que puede. Ella cree que su enfoque de centrarse más en la seguridad de los empleados y los clientes es el enfoque acertado para permanecer abierto una vez que pase el peligro de la pandemia.   

 

“Concéntrese más en la seguridad de sus empleados y clientes antes de intentar ganar dinero rápido. Sus clientes apreciarán cada esfuerzo que haga para mantenerlos seguros y estarán más dispuestos a seguir apoyándolo. Mantenga sus gastos generales bajos y sepa que esto es temporal. Utilice las redes sociales para mantener a sus clientes informados de todos los cambios y actualizaciones de su negocio durante este tiempo”, aconseja Denise Díaz a otros propietarios de negocios que están batallando durante la pandemia.   

 

La pandemia puso todo patas arriba, pero no significa que la gente dejará de comer y beber café. Sólo significa que los negocios tienen que adaptarse a una nueva forma de hacer negocios. Muchas cafeterías están siendo afectadas como otros negocios, pero la mayoría siguen funcionando y haciéndolo de manera segura. Muchos como Ritual Café se están posicionando para alcanzar el mismo o incluso mayor éxito una vez que la pandemia termine.

Facebook Comments

Advertisements