Raíces del Sur reúne a una familia separada durante más de 20 años

0
779
Lucía with her 3 sons and daughter and many grandchildren and great-grandchildren, several of whom she met for the first time on her visit to Des Moines. / Lucía con sus 3 hijos e hija y los muchos nietos y bisnietos, varios de ellos que conoció por primera vez en su visita a Des Moines.
Advertisements

Por Christina Fernández-Morrow, Hola Iowa

Advertisements

Cuando Juan Antonio García se topó por primera vez con Raíces del Sur en Facebook, se mostró escéptico. “Pensé que era una estafa, pero vi sus vídeos y empecé a seguirles y me di cuenta de que eran de fiar”. Fue entonces cuando decidió solicitarlo con la esperanza de conseguir una visa de visitante para que su madre pudiera visitarle en Iowa. Él es uno de los miles de solicitantes que viven en Estados Unidos y tienen un padre anciano en México al que no ven desde hace décadas. Raíces del Sur ayuda a reunir a estos padres con sus hijos. La madre de Juan, Lucía García, vive en Oaxaca. Él llevaba 18 años sin verla, su hermano mayor, Salomón, hacía 23 años que no la veía. “Le dimos una sorpresa cuando ella llegó. La llevamos a su casa y él estaba durmiendo. Cuando se despertó y vio a nuestra madre, casi se desmaya”.  

Lucía García y sus hijos e hija. Su hijo mayor, Salomón, no la había visto en 23 años.

Un coordinador de Raíces del Sur se encargó de organizar el vuelo para que la madre de García llegara sana y salva a Des Moines, entre un grupo de otras 18 personas que cumplían los requisitos. Los solicitantes deben tener 59 años o más, un pasaporte mexicano válido, no haber sido deportados nunca por fraude de identificación y tener al menos un hijo o hija que viva en México. “Les ayudamos con los trámites de la Visa, los acompañamos a Estados Unidos y, una vez terminada su visita, los acompañamos de regreso a México”, dice Raúl Rentería, quien trabaja con la organización desde 2019. El encontró Raíces del Sur en redes sociales y envió un mensaje al fundador y presidente, Luis Aguilar, preguntándole cómo podía traer el programa a Nebraska. “Ayudo a personas de todo Estados Unidos, no solo de Nebraska” nos comento Rentería. 

Advertisements
Advertisements

El proceso de solicitud suele comenzar con un hijo o hija que viven en Estados Unidos que no puede salir del país y no han visto a sus padres en más de diez años. “Algunos llevan 30 años sin verlos”, explica Raíces. Una vez que se ponen en contacto con la agencia, Raíces del Sur se asegura de que el progenitor cumple todos los requisitos antes de presentar la documentación para su visa de turista. “El proceso solía durar 6 meses, pero desde la pandemia se ha ralentizado a un año”. Parte de ello se atribuye al aumento de la demanda. “Muchos de nosotros perdimos familiares a causa de Covid, y eso hace aún más importante intentar ver a nuestros padres ancianos”. Una vez aprobado el visado, coordinadores como Rentería reservan vuelos y aseguran el alojamiento para garantizar que los pasajeros estén cómodos y seguros durante sus vuelos. “Todos fueron muy amables y amigables”, dice la Sra. García, que llegó de Oaxaca el 12 de noviembre. Ella habla zapoteco, una lengua indígena comúnmente hablada en Oaxaca y partes del sur de México. Sus hijos han aprendido español e inglés mientras vivían en Iowa y hacen de traductores para esta entrevista. “Estoy muy contenta de ver a mis hijos, y Des Moines es muy bonito”, dijo a través de su nuera. Está disfrutando conociendo a sus nietos, que han estado aprendiendo zapoteco. La familia, junto con otras 17 familias que esperaban ansiosas la llegada del vuelo, se reunieron en la iglesia Cristo Rey, en la zona sur de Des Moines, donde el grupo de viajeros fue transportado al llegar al aeropuerto de Des Moines. “Fue una celebración”, dice Rentería, que viajó desde Omaha para participar en el evento. “Las familias se abrazaron y lloraron; fue hermoso”. 

Lucía García y sus nietos. Tiene 17 nietos y 3 bisnietos en Des Moines. Nunca había conocido a la mayoría de ellos hasta ahora.

Raíces del Sur comenzó en 2018 en California. Atendió a 40 familias en su primer año y rápidamente creció a casi mil en cinco años. La mayoría de los solicitantes se enteran del servicio a través de las redes sociales y el boca a boca. Todos los vuelos se originan en la Ciudad de México, pero transportan a adultos mayores a cualquier estado de la Unión Americana donde puedan conseguir un grupo de diez o más viajeros.  Al llegar al aeropuerto de Ciudad de México, los mayores se reúnen con un voluntario de Raíces del Sur que realiza todo el trayecto de ida y vuelta a su destino. Las visitas duran 30 días, pero el visado de turista es válido durante diez años. Sin embargo, la organización sólo presta sus servicios para el primer viaje. Las tarifas de estos servicios varían e incluyen el costo del visado y el vuelo de ida y vuelta. Sin embargo, Raíces del Sur simplifica y agiliza el proceso para las familias, por lo que es más rápido que intentar conseguir estas visas por su cuenta. Los familiares en EE.UU. que solicitan el visado para sus padres sólo tienen que facilitar su nombre y número de contacto. No tienen que proporcionar información personal, mostrar prueba de ingresos, o compartir el estatus de inmigración. Puede obtener más información sobre Raíces del Sur visitando su sitio web, https://www.xn--raicesdelsur-pcb.com/. Si tiene preguntas o desea iniciar el proceso para su padre o madre anciano, puede ponerse en contacto con Raúl Rentería en el 402-415-8487, [email protected].

Para familias como la de los García, Raíces del Sur ha reunido a cuatro generaciones que llevaban dos décadas separadas, lo que ha hecho que estas fiestas sean muy especiales. Desde su llegada, la familia se ha reunido casi todos los días, y muchos de ellos han faltado al trabajo para pasar tiempo con su madre. “Tiene 17 nietos y 3 bisnietos en Des Moines”, dice Antonio García. “A la mayoría no los conocía”. Antonio García se alegra de haber encontrado Raíces del Sur y de haberse arriesgado. “Estamos muy agradecidos a Raíces del Sur. Sin ellos, mi madre no estaría hoy aquí con nosotros”.

Advertisements

Facebook Comments

Advertisements