Advertisements

El amor por este deporte corre por sus venas. Empezó a jugar al fútbol cuando sólo tenía cuatro años y su amor por él fue creciendo con los años.

Conozca a Enrique Sandoval Jr., el nuevo entrenador del equipo principal de fútbol masculino de Rock Island High School. El Sr. Sandoval nació y creció en los Quad Cities.

“La primera casa de mis padres estaba en la calle del Héroe en Silvis, IL. He pasado toda mi vida en esta comunidad y estoy orgulloso de llamarla mi hogar”, compartió.

Se graduó en el Alleman High School. Tiene un título de asociado de Black Hawk College y una licenciatura de St. Ambrose University. Sandoval también ha realizado algunos estudios en la Western Illinois University de Macomb.

Cuando se trata de fútbol, el deporte tiene un lugar especial en su corazón.

“No puedo decir que elegí el fútbol, él me eligió a mí. Fue más bien mi derecho de nacimiento”, explicó Sandoval. “Una tradición familiar transmitida por mi padre, y por su familia antes que él. Él emigró a la zona desde México y trajo el juego con él y jugó con algunos de los primeros equipos masculinos de la zona”.

Sandoval tenía cuatro años cuando empezó a jugar al fútbol en los clubes locales de East Moline y Moline, IL. Nos contó que llegó a viajar por todo el Medio Oeste cuando formaba parte de un equipo de fútbol itinerante. Desgraciadamente, mientras asistía al Alleman High School no pudo jugar al fútbol porque el colegio no tenía equipo de fútbol en ese entonces. En su lugar, probó con el fútbol americano.

Advertisements

“Jugué algo de fútbol americano y me involucré en otras actividades, pero nada podía igualar mi pasión por el juego del fútbol soccer”, dijo. “Después de la preparatoria, no tenía mucho currículum para jugar a nivel universitario, así que me uní a un equipo de club y jugué todo lo que pude mientras estaba en la universidad en WIU”.

Después de graduarse de la universidad, Sandoval tuvo su familia y puso sus días de jugador de fútbol en espera, en su lugar, se involucró fuertemente en el entrenamiento de sus hijos.

“Me convertí en un entrenador y oficial con licencia”, dijo Sandoval. “Me involucré como miembro de la junta directiva de los clubes en los que entrenaba, y empecé a organizar mis propias sesiones de entrenamiento y campamentos para intentar compartir mis conocimientos de fútbol con los jóvenes de esta comunidad”.

Mientras entrenaba a sus hijos, pudo ver a muchos de los niños crecer en el juego y pasar a jugar en la preparatoria. Mientras los veía crecer, decidió que tenía las aptitudes y la experiencia adecuadas para entrenar fútbol a nivel de preparatoria.

Advertisements

“Tuve la suerte de conseguir mi primera oportunidad como entrenador en Alleman como entrenador principal de las chicas”, dijo Sandoval sobre su primer trabajo como entrenador en una escuela preparatoria.

Después de eso, pasó a ser asistente del programa femenino en la escuela preparatoria North Scott en Eldridge, IA. Allí permaneció tres años.

“Luego me pidieron que ocupara el puesto de entrenador de los chicos en los Lancers y pasé dos temporadas con ellos antes de retirarme de la actividad de entrenador”, añadió.

Cuando se tomó un respiro como entrenador, volvió a jugar al fútbol.

“Tengo uno de los equipos más antiguos de la Liga de Fútbol de Adultos de Davenport”, dijo Sandoval con orgullo. “Mi equipo, el Real QC, ha estado activo desde 2010 y sigue jugando casi todas las semanas durante todo el año”.

Mientras jugaba, Sandoval tuvo la oportunidad de conocer a muchos entrenadores de clubes y escuelas de todo Quad Cities. Asegura que esas conexiones que hizo encendieron de nuevo su pasión por entrenar.

“Cuando se presentó la oportunidad en Rock Island, lo tomé como una señal para poner mi nombre en consideración”, dijo Sandoval. “Considero un honor que me hayan elegido y estoy emocionado por comenzar este próximo capítulo de mi carrera como entrenador”.

Enrique Sandoval Jr., el nuevo entrenador del equipo principal de fútbol masculino de Rock Island High School

Aunque Sandoval se sentía consumido por el entrenamiento y no creía que pudiera volver a entrenar, ahora cree que este puesto como entrenador principal en el Rock Island High School es una gran oportunidad.

“Soy un firme creyente de que Dios nos pone donde debemos estar y siempre tiene un plan. Así que ahora debe ser mi momento para asumir una vez más esta responsabilidad y tratar de utilizar los dones que me ha dado para el beneficio de estos jóvenes en Rocky”, nos compartió sus pensamientos.

Antes de entrar de lleno en la tarea de entrenador, Sandoval ya se tomó el tiempo de conocer mejor a algunos de los jugadores que entrenará y tuvo una reunión con el consejo escolar.

Advertisements

“Les dije que mi intención es construir un programa que se base en el respeto, el honor y el trabajo duro. Que mi personal y todos nuestros jugadores se respetarán entre sí y a los que nos rodean sin importar la situación o la actividad”, compartió lo que se habló y las metas y expectativas que tiene.  “Que nos comportaremos de manera que honremos el juego y a los demás sin importar los obstáculos o el éxito que logremos esta temporada. Y que trabajaremos al máximo de nuestro potencial en todo momento tanto en el campo como en el aula”.

Por ahora, Sandoval no tiene previsto hacer ningún cambio significativo en el programa de fútbol. Explica que primero desea ver cuáles son los puntos fuertes y débiles de sus jugadores y a partir de ahí avanzará.

“Algunos entrenadores tienen tendencia a hacer que el equipo se ajuste a su visión de cómo debe jugarse. Pero a otros entrenadores, como yo, les gusta ver primero a los jugadores y averiguar lo que pueden ofrecer”, dijo. “Durante los próximos meses previos a la temporada quiero conectar con el mayor número posible de estos chicos para poder conocerlos y empezar ese proceso”.

 

El fútbol siempre ha formado parte de su vida. Antes de ser entrenador, fue jugador. Enrique Sandoval tiene un arraigado amor por este deporte y una gran experiencia como entrenador, lo que le hace encajar perfectamente en el puesto de entrenador principal del equipo de fútbol masculino del Rock Island High School.

“He tenido algunos de los mejores momentos de mi vida en o alrededor del campo de fútbol. Momentos como ver a mi padre jugar en toda el área de QC cuando yo era un niño, viajando 5 horas a otra ciudad en la parte trasera de la camioneta de mis padres para jugar tres partidos en el sol y amar cada segundo en el campo, viendo a mi hijo mayor abrirse camino a un puesto de titular en la escuela preparatoria y luego convertirse en el primero en nuestra familia en firmar una carta de beca para jugar en la universidad, y ver a mi hija, la mas chiquita, a la edad de cuatro años recientemente marcar su primer gol en los mismos campos que yo empecé cuando tenía exactamente su edad. Si puedo lograr algo en mi tiempo en Rock Island High School, espero que sea que he ayudado a crear algunos grandes momentos en las vidas de algunos de mis jugadores también”, el entrenador Enrique Sandoval quiso compartir sus emociones y su entusiasmo por lo que está por venir.

Facebook Comments

Advertisements