Vershaun Lee with 3 of the top boxing coaches in the QC Patrick Peña, Jeff Perez and Ramsey Vesey at Lee's homecoming reception. Photo by Antonio Varela / Hola America
Advertisements

Por Stephen Elliott

El joven es educado y tranquilo cuando entra en el Rock Island Boxing Club en una reciente tarde para entrenar.

Vershaun Lee, de 21 años, de Rock Island, se muestra muy fino cuando entra en el ring. No se trata de una energía inquieta, sino de la familiaridad con el lugar que ocupa dentro de las cuerdas mientras practica el boxeo de sombra. Sus pies son ligeros y rápidos, y sus movimientos y posiciones son tan naturales como si estuviera dando un paseo al aire libre. 

Advertisements

Desde los cinco años, Lee encontró un segundo hogar dentro de un ring de boxeo, en gimnasios grandes y pequeños con sacos pesados y de velocidad, cuerdas para saltar y guantes de boxeo, en patios traseros o en cualquier lugar donde pudiera aplicar su disciplina. 

Hoy, y alrededor de 300 combates amateur después, Lee es uno de los mejores amateurs del mundo. Espera competir por un puesto en el equipo olímpico de Estados Unidos en los Juegos de París 2024.

Todo empezó aquí, en Rock Island, en el patio trasero de su abuelo, que tenía una tienda de comestibles cercana.

“Mi abuelo (Melvin Quick) nos puso a mi hermano y a mí a boxear para poder protegernos”, cuenta Lee. “Empezamos entrenando un poco”.

Advertisements

Lee se aficionó al boxeo y conoció al que sería su futuro y actual entrenador en su tío Ramsey Vesey, de Rock Island. Vesey empezó a entrenar a Lee junto con el hijo de Vesey, Ramsey Vesey Jr. En los últimos años, han estado en el gimnasio de la Tercera Avenida.

Conozca la nueva cara de USA Boxing y QC Boxing, la estrella brillante de Rock Island Vershaun Lee, el campeón nacional de guantes de oro 2021  y el campeón olímpico juvenil.
Foto Antonio Varela / Hola America

Ha sido un viaje de por vida para Lee, que irrumpió en la escena nacional en 2021 con un segundo puesto en los Campeonatos Nacionales de Élite de Boxeo de Estados Unidos en Shreveport, La. 

En agosto obtuvo el primer puesto en los Guantes de Oro Nacionales de 2021 en Tulsa. Recientemente, luchó por el equipo de Estados Unidos en los Campeonatos Mundiales de Boxeo de la AIBA en Belgrado, Serbia, ganando su primer combate antes de perder una estrecha decisión ante el campeón olímpico de 2020, Andy Cruz, de Cuba.

A algunos les habrá sorprendido su excelente actuación en el escenario mundial, pero a Lee no. Es humilde, pero confía en sus capacidades. 

Advertisements

Lee no merodea por el ring, sino que lo controla. Buen jab, hábil contragolpeador. Con 1.80 metros, es un peso welter junior alto, pero fuerte. En sus entrenamientos ensaya lo que hace en sus combates, utilizando ese largo jab para preparar sus combinaciones.

“Trabajo en el acondicionamiento”, dice Lee.

Da crédito a su abuelo y al entrenador Vesey, entre otros, por ayudar a guiar su carrera hasta ahora.

Advertisements

“Ramsey es probablemente la principal razón por la que estamos donde estamos ahora”, dice Lee. “Nos ha llevado fuera de la ciudad para conseguir el mejor sparring, yendo a diferentes lugares donde todos son los mejores. Hemos tenido buenos sparrings a lo largo de los años”.

Mientras Lee habla fuera del cuadrilátero, el entrenador Vesey está dentro del cuadrilátero trabajando con su hijo, Ramsey Jr., y unos cuantos niños pequeños que están aprendiendo a lanzar algunos golpes. 

“¡Eso es!” dice Vesey mientras sostiene las manoplas para los niños pequeños. “¡Vamos! Nunca digas que no puedes”.

El entrenador es humilde, y es un triturador. Ha dedicado horas a sus chicos, algunos durante años, otros durante el tiempo que decidieron aventurarse en su gimnasio. Vesey hace muchas de las pequeñas cosas que no se notan desde fuera: lleva a sus boxeadores a torneos en diferentes ciudades y estados, los tutela de vuelta a casa, antes de ir a su propio trabajo.

 Aquí son un equipo, un vínculo formado por años de experiencias compartidas. Vesey dice que Lee ha recibido algunas ofertas interesantes de promotores para convertirse en profesional. Pero su objetivo ahora son los Juegos Olímpicos de 2024.

“Siento que Vershaun todavía es joven”, dice Vesey. “Todavía tiene tiempo para crecer. No quiero precipitarme, aunque creo que está en ese nivel (profesional). Creo que así será un mejor peleador”.

Lee también recibe consejos de su primo, el ex campeón mundial de peso medio y nativo de Davenport, Michael Nunn.

“Me orienta y me da consejos sobre lo que debo hacer”, dice Lee. 

Vesey también ha incorporado al veterano entrenador de boxeo de los Quad Cities, Jeff Pérez, para reforzar el equipo. Otro entrenador asistente es Ernest Upchurch.

“Vershaun tiene todo el mundo por delante”, dice Pérez. “Tiene una tremenda ética de trabajo. Es fácil de entrenar. Es como si Ramsey me hubiera dado un Maserati nuevo y me hubiera dicho: ‘ponle gasolina y limpiale los vidrios’.

“Ramsey lleva trabajando con el chico desde que tenía cinco años. Me siento bendecido por formar parte de él”.

Los Quad Cities tienen una rica historia de boxeo, tanto en las filas amateur como en las profesionales. Lee mantiene viva la tradición.

“Queda mucho por hacer”, dice Lee.

Vershaun Lee en su recepción de bienvenida.
Foto de Antonio Varela / Hola America

 

 

Facebook Comments

Advertisements