Las plantas empacadoras de carne se vuelven el nuevo foco de atención del Coronavirus

0
2170
Advertisements

Por Nikoel Hytrek, cortesía de Iowa Starting Line

Por todo el medio oeste, un nuevo problema está surgiendo que afecta no sólo a la vida aquí, sino a las cadenas de suministro de todo el país.

Cada vez más, los trabajadores de las plantas empacadoras de carne en estados como Iowa, Nebraska y Dakota del Sur están dando positivo por el coronavirus, obligando a algunas plantas a cerrar o suspender sus operaciones. Otras mantienen sus puertas abiertas, a pesar de los casos positivos, lo que pone a los trabajadores en la postura de elegir entre su salud y su trabajo.

Advertisements

Hoy, National Beef anunció que su planta Iowa Premium en Tama, Iowa, suspenderá sus operaciones hasta el 20 de abril después de que varios empleados contrajeran COVID-19 o mostraran síntomas similares a los de la gripe.

Hace una semana, Tyson Foods suspendió su planta de carne de cerdo en Columbus Junction después de que más de dos docenas de empleados resultaran positivos para el coronavirus. A pesar del paro, los 1.400 empleados de la planta fueron pagados por la semana. No hay actualizaciones sobre si la planta permanecerá cerrada.

También hay rumores de que el coronavirus ha sido detectado en la planta de Carnes Frescas de Tyson en Perry, aunque la Administración de allí no confirmó ni negó el anuncio.

El envasado de carne ha sido considerado un servicio esencial, lo que significa que los trabajadores, que a menudo son inmigrantes y refugiados, deben tomar la decisión de arriesgarse a ir a trabajar o sacrificar su salario.

En muchas plantas, las empresas se han dedicado a sanear y desinfectar diariamente, tomar la temperatura de los trabajadores, fomentar el distanciamiento social y el uso de máscaras.

Advertisements

Los estados vecinos se enfrentan a la misma situación.

Advertisements

La planta de carne de JBS USA en Grand Island, Nebraska, tuvo 28 trabajadores que dieron positivo por el coronavirus. La planta es la mayor empleadora de Grand Island.

“El distanciamiento social no es fácil en fábricas donde los empleados suelen estar casi hombro con hombro en la línea de producción, sacrificando y cortando pollos, cerdos o ganado, o manejando alimentos congelados o empaquetados. Y cuando el virus entra en una instalación, puede propagarse rápidamente, amenazando a los trabajadores y a las operaciones de alimentos”, informó el Omaha World-Herald.

Una planta de JBS USA en Greeley, Colorado, anunció que cerraría hasta el martes para realizar una limpieza profunda y exámenes de salud a los trabajadores. Docenas de trabajadores han dado positivo en COVID-19 y la semana pasada, antes de este anuncio, los trabajadores no se presentaron a sus turnos.

En Dakota del Sur, la planta procesadora de cerdo de Smithfield Foods en Sioux Falls se cerrará hasta nuevo aviso porque cientos de empleados dieron positivo. Es una de las plantas empacadoras de carne más grandes de todo el país, produciendo alrededor de 18 millones de raciones de comida al día. La planta emplea a unas 3.700 personas en Sioux Falls y, según los funcionarios de salud, hasta este fin de semana, cerca del 40 por ciento de todos los casos de coronavirus de Dakota del Sur provenían de los empleados de la planta.

“Como empleadora de infraestructura clave para la cadena de suministro de alimentos de la nación y una de las principales empleadoras en Sioux Falls, es crucial que Smithfield tenga una plantilla saludable para asegurar la continuidad de las operaciones de alimentación de la nación”. Al mismo tiempo, los empleados necesitan un entorno de trabajo saludable”, escribieron [la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi] Noem y [el alcalde de Sioux Falls, Paul] TenHaken a los operadores de la planta.

No hay ninguna investigación que indique que el coronavirus pueda propagarse a través de los alimentos.

Facebook Comments

Advertisements