890 niños tenían un nivel elevado de plomo en la sangre confirmado en Iowa durante 2017. Eso es suficiente para llenar 12 autobuses escolares.
Advertisements

Por Rossany Auceda, Departamento de Salud Pública de Iowa

Si su hijo o hija va a entrar al kínder en el otoño, llévelo a que le realicen la prueba de detección de plomo antes de que comiencen las clases ¡y póngale la marca de listo a este requisito!

El estado de Iowa requiere que todos los niños que ingresan al kínder o jardín de niños se realicen al menos una prueba de plomo en sangre antes de que cumplan seis años de edad.  La única forma de saber si su hijo está envenenado por plomo es mediante una prueba de plomo en sangre. La mayoría de los niños envenenados por plomo no parecen estar enfermos. Otros pueden mostrar signos de enojarse fácilmente, tener dificultades para prestar atención, presentar dolores de estómago y de cabeza y estar más cansados ​​de lo habitual.

Advertisements

El envenenamiento por plomo es un problema grave en Iowa. La pintura a base de plomo se encuentra comúnmente en las casas construidas antes de 1978 y es la principal fuente de envenenamiento por plomo en los niños.  Por lo general, la pintura o el polvo a base de plomo cae al suelo, los niños contaminan sus dedos, se los llevan a la boca y se envenenan.

Llame al proveedor médico de su hijo y dígale que el estado de Iowa exige que los niños que ingresan al kínder o jardín de niños se realicen al menos una prueba de plomo en sangre antes de los seis años. Es posible que puedan proporcionarle una copia del resultado de una prueba anterior. Si no hay un registro de una prueba anterior en la historia clínica de su hijo, programe una visita para su hijo.  Los proveedores médicos pueden pedirle que vaya a un laboratorio local para hacerse un análisis de sangre.

Muchos planes de seguro, incluidos Medicaid y Hawki, pagan por la prueba de plomo. Si no tiene seguro, comuníquese con su departamento de salud local o llame a IDPH al (800) 972-2026. O visite aquí.

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecen que ningún nivel de plomo es seguro en un niño y que es mejor prevenir el envenenamiento por plomo antes de que ocurra.  El envenenamiento por plomo causa problemas de aprendizaje que conducen a un rendimiento deficiente en la escuela.

Advertisements

Facebook Comments

Advertisements