La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos de Iowa se opone absolutamente a cualquier plan o propuesta de alojar a los niños detenidos en la frontera sur en el estado de Iowa.

Se informó en el Des Moines Register que los Servicios Luteranos de Iowa (LSI) estaban trabajando en una propuesta de subvención para albergar a los niños detenidos. Debido a la reciente presión de la comunidad, LSI terminó retirando su plan inicial, pero también declaró que siguen en la búsqueda de viviendas alternativas a las instalaciones de refugio a gran escala.

 

LULAC Iowa celebra los esfuerzos que estas organizaciones y líderes comunitarios ya han emprendido para prevenir que se establezcan albergues en nuestras comunidades para niños detenidos separados de sus familias.

 

Ninguna agrupación en el estado, incluyendo Servicios Luteranos en Iowa, tiene los recursos o el personal para acoger a estos niños y satisfacer adecuadamente todas sus necesidades. Además, el roto sistema de cuidado de crianza en el estado de Iowa tiene un historial de abuso y actualmente es manejado por un Departamento de Servicios Humanos en conflicto donde el director renunció recientemente a petición del gobernador.

 

Además, bajo ninguna circunstancia podemos apoyar políticas gubernamentales inhumanas o el negocio de detener a personas y construir una industria en torno a eso. La solución no es seguir subvencionando el problema, sino rechazar por completo la decisión de detener a los niños.

 

Es por eso que LULAC Iowa exige que el gobierno federal de inicio inmediatamente al proceso de liberación a todos los niños de los llamados santuarios y regresarlos a sus padres o parientes. El gobierno federal está violando legalmente el Acuerdo Flores de 1997, que establece los estándares básicos de bienestar infantil y los requisitos de vivienda para todos los niños que son detenidos en la frontera.

 

LULAC Iowa apoya los esfuerzos de estas organizaciones y se opondrá a todo intento de alojar a los niños detenidos en Iowa y a cualquier alternativa que apoye las políticas inhumanas del gobierno o la industria de la detención de personas.

 

La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) es la organización hispana más grande y antigua de los Estados Unidos. LULAC promueve la mejora económica, los logros educativos, la influencia política, la vivienda, la salud y los derechos civiles de la población hispana.

Facebook Comments