Condenan a 10 años de cárcel a un hombre de Iowa por una pelea sobre el uso de cubrebocas

0
89
El pasado mes de noviembre, Shane Michael se vio envuelto en una pelea en una tienda Vision 4 Less de Des Moines cuando otro cliente se molestó por la forma en que Michael llevaba su mascarilla COVID-19. En la foto, Michael aparece fuera de la tienda poco después del incidente. (Foto: Exposición del Tribunal de Distrito del Condado de Polk).
Advertisements

 

Por Clark Kauffman, Iowa Capital Dispatch

Un hombre de Iowa ha sido condenado a 10 años de prisión tras ser acusado de quitarse su cubrebocas para evitar el COVID-19 a la salida de una tienda de Des Moines y escupir a otro cliente mientras le gritaba: “¡Si lo tengo yo, ya lo tienes tú!”.

Los registros policiales y judiciales indican que Shane Michael, de 42 años, acudió a la tienda de anteojos Vision 4 Less en Merle Hay Road, en Des Moines, el 11 de noviembre del año pasado. Mientras estaba allí, Michael llevaba su cubrebocas ligeramente caído, dejando la nariz al descubierto.

Advertisements

Otro cliente, Mark Dinning, supuestamente le pidió a Michael que corrigiera la posición de su mascarilla, y los dos hombres intercambiaron palabras antes de salir de la tienda y dirigirse al estacionamiento.

Según Dinning, Michael le siguió fuera y empezó a agredirle. Dijo que cuando los dos cayeron al suelo, Michael le picó en el ojo, por lo que respondió mordiendo el brazo de Michael. Dijo que Michael le dio un rodillazo en la ingle varias veces y -en una aparente referencia a COVID-19- le bajó su cubrebocas, le escupió, le tosió y le gritó: “¡Si yo lo tengo, ya tú lo tienes!”.

Sin embargo, según Michael, Dinning inició la pelea cuando le dio un golpe en el hombro y le golpeó en el estómago después de que ambos salieran de la tienda. Los dos hombres estaban forcejeando cuando cayeron al suelo, dijo Michael a la policía, y estaba sujetando a Dinning en el suelo cuando éste empezó a morderle el brazo. Michael dijo a la policía que respondió clavando su dedo en el ojo izquierdo de Dinning.

El pasado noviembre, Mark Dinning resultó herido en una pelea por una mascarilla COVID-19. (Foto: prueba del Tribunal de Distrito del Condado de Polk).

Los registros policiales declaran que un testigo, Bob Darr, dijo a los oficiales que Michael parecía ser el agresor, siguiendo a Dinning fuera de la tienda y luego iniciando el ataque. Un empleado de la tienda también describió a Michael como el agresor y como el “problema” en el incidente, según la policía.

Michael fue detenido y acusado de agresión con lesiones corporales. En febrero, los fiscales del condado de Polk ofrecieron un acuerdo de culpabilidad que habría permitido a Michael declararse culpable de lesiones corporales intencionadas, un delito grave de clase D, y el estado solicitaría un aplazamiento de la sentencia que habría dado lugar a dos años de libertad condicional.

Advertisements

Michael rechazó esa oferta y optó por llevar su caso ante un jurado. La fiscalía aumentó entonces los cargos a lesiones intencionadas que causan daños graves, un delito de clase C que conlleva una pena de prisión obligatoria de 10 años. El 1 de abril, un jurado del condado de Polk declaró a Michael culpable del delito.

Advertisements

Los registros judiciales indican que Michael fue sentenciado el miércoles a 10 años de prisión. La multa de 1,370 dólares fue suspendida por el tribunal ante el inminente encarcelamiento de Michael.

El abogado de Michael, mientras tanto, ha presentado una moción para un nuevo juicio, argumentando que el estado no entregó el video de la tienda, y que el video de la cámara corporal de un oficial que respondió a la escena no fue permitido como evidencia. También alega que el Estado no presentó una grabación de una llamada al 911 que Dinning hizo a la policía.

El padre de Michael, Dennis Michael, dijo que su hijo rechazó el acuerdo de culpabilidad ofrecido por la fiscalía porque consideraba que actuaba en defensa propia y no había cometido un delito. Dijo que su hijo tiene asma, “y por eso no va a cubrirse la nariz y la boca porque no puede respirar”. Y no había ninguna orden de uso de cubrebocas. Sólo era una petición de Vision 4 Less para que la gente llevara cubrebocas, y él lo llevaba”.

Dijo que la sentencia no es justa dada la naturaleza de la ofensa. “Es como si (Dinning) tuviera un ojo morado en una pelea de bar y ahora mi hijo recibiera 10 años de prisión”, dijo.

La esposa de Michael, Becky, dijo que ella y su marido tienen seis hijos adultos y que no está segura de cómo va a salir adelante con su marido en la cárcel. “Él es mi roca, es mi protector”, dijo. “No sé qué voy a hacer sin él. Estoy perdida sin él”.

Dinning ha dicho que Michael fue el agresor en el incidente y que casi perdió el ojo como resultado del altercado.

 

Facebook Comments

Advertisements