La tasa de infección por COVID en Iowa desciende a 68 por día

0
90
Advertisements

Por Jared Strong, Iowa Capital Dispatch

 

La tasa de nuevas infecciones por coronavirus en el estado sigue retrocediendo desde su pico en enero, pero el número de personas infectadas que reciben tratamiento en los hospitales de Iowa aumentó ligeramente con respecto a hace una semana, según los datos de salud pública estatales y federales.

El miércoles, el Departamento de Salud Pública de Iowa informó de 478 nuevos casos confirmados durante la semana pasada, una media de unos 68 por día. Esta cifra es inferior a los más de 5,000 casos diarios registrados en enero.

Advertisements

Sin embargo, las hospitalizaciones han aumentado ligeramente desde la semana pasada a 74, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.. Esto supone un aumento de siete.

También hay más infectados que reciben cuidados intensivos: 15 el miércoles, frente a los 11 de hace una semana.

Aun así, estas cifras son comparativamente bajas. Las hospitalizaciones superaron brevemente las 1,000 durante la oleada de ómicron.

Advertisements

El estado también informó de 43 nuevas muertes entre las personas infectadas, para un total pandémico de 9,445. Las muertes se notificaron el miércoles, pero no está claro cuándo se produjeron. Los informes de muertes del estado suelen retrasarse más de un mes.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. autorizó esta semana una inyección adicional de refuerzo de las vacunas COVID-19 para las personas de 50 años o más y para las que tienen el sistema inmunitario disminuido.

Las investigaciones han demostrado que la protección de las vacunas contra la enfermedad puede disminuir y que una dosis adicional ayuda a prevenir enfermedades graves. Las personas que reúnen los requisitos para recibir el refuerzo adicional pueden recibirlo a partir de los cuatro meses posteriores a la última vacuna.

Advertisements

Este anuncio se produjo en medio del aumento de una nueva subvariante omicrónica -denominada BA.2- que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. estiman que es la nueva cepa de coronavirus dominante en el país. Sin embargo, esas estimaciones muestran que todavía no es la principal causa de infecciones por COVID en muchos estados del Medio Oeste.

Según la Organización Mundial de la Salud, la nueva subvariante es más transmisible que la versión anteriormente dominante de ómicron, pero la diferencia es menos pronunciada que el cambio de la variante delta a ómicron.

Facebook Comments

Advertisements