Defensores de la inmigración presionan a Biden para que no sólo recupere el DACA, sino que lo amplíe

0
161
Iowa immigration advocates and a rally in support of DACA on November 12, 2019. Photo by Tar Macias / Hola Iowa
Advertisements

Por Ariana Figueroa, Iowa Capital Dispatch

 

WASHINGTON – El presidente electo Joe Biden promete restablecer un programa de la era de la Obama que protege la deportación de algunos indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos por sus padres cuando eran niños.

 

Pero los defensores de la inmigración están presionando para que el programa de Acción Diferida para para los Llegados en la Infancia (DACA), no solo sea reafirmado sino ampliado, y se convierta en ley. Lo ven como un objetivo mínimo en la política de inmigración, con la protección de la deportación ampliada también a los familiares de los receptores de DACA .

Advertisements

 

“Durante la administración Trump hemos visto lo frágil que es el programa y lo fácil que se puede quitar”, dijo Krsna Avila, abogado del Centro de Recursos Legales para Inmigrantes. El presidente Donald Trump trató de desmantelar el DACA, pero a principios de este año fue frustrado por la Corte Suprema.

Aunque la mayor parte de los inscritos en DACA viven en California, Illinois y Texas, ellos están dispersos por toda la nación. Iowa tiene unos 2,800 residentes aprobados para DACA, según los datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. y el censo de 2016.

 

El programa DACA fue resaltado el lunes cuando Biden dijo que tiene la intención de nominar a su arquitecto, Alejandro Mayorkas, como su secretario de Seguridad Nacional.

 

Durante la administración de Obama, Mayorkas se desempeñó como líder del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos y también como subdirector del DHS, que se encarga de la implementación y manejo de la política de inmigración.

 

“Cuando era muy joven, Estados Unidos nos proporcionó a mi familia y a mí un lugar de refugio. Ahora, he sido propuesto para ser el secretario del DHS y supervisar la protección de todos los estadounidenses y aquellos que huyen de la persecución en busca de una vida mejor para ellos y sus seres queridos”, escribió Mayorkas el lunes.

 

Si se confirma, Mayorkas sería el primer latino en dirigir el departamento, así como el primer inmigrante.

Advertisements

 

El objetivo de Trump

 

La administración Obama creó DACA en 2012. Los inscritos estaban protegidos de la deportación y también se les permitía obtener un permiso de trabajo temporal y una licencia de conducir, y cumplir con los requisitos para la educación superior en el estado.

 

Sin embargo, acabar con DACA fue un objetivo de Trump, que rescindió el programa en 2017, deteniendo las nuevas solicitudes y enviando al limbo a 700,000 beneficiarios en todo el país. La Corte Suprema en junio falló en contra de la administración de Trump, y un juez federal a principios de este mes dictaminó que las nuevas reglas de administración de DACA no son válidas.  Ese caso y otros relacionados están pendientes y se esperan más fallos pronto.

 

Las acciones arrolladoras de Trump en materia de inmigración durante los últimos cuatro años han empujado a los defensores y abogados de inmigración a presionar al equipo de transición de Biden-Harris no sólo para restablecer DACA, sino para ampliar el programa para incluir tanto a los beneficiarios como a sus familias.

 

Hacer esos cambios permanentes a través de la legislación, no sólo las órdenes ejecutivas, evitaría que la incertidumbre y el acoso de la inmigración se repitan, dicen los defensores.

 

“El estatus realmente controla tu vida”, dijo Madhuri Grewal, el consejero de política de inmigración federal de la Unión Americana de Libertades Civiles.

 

Pero los defensores también reconocen que la aprobación por un Congreso dividido probablemente sería difícil. Los demócratas controlarán la Cámara de Representantes, aunque por un margen más estrecho, y los republicanos podrían mantener su mayoría en el Senado, dependiendo de los resultados de las dos elecciones de segunda vuelta en Georgia el 5 de enero.

 

El restablecimiento del programa DACA por Biden es algo que los defensores esperan ver el primer día de la nueva administración, o dentro de los primeros 100 días que Biden esté en el cargo. La administración entrante hará la transición en medio de una pandemia y ha dicho que el manejo de COVID-19 será su primera prioridad, junto con varias políticas, incluyendo la de inmigración.

 

Grewal añadió que no sólo es necesario un cambio en la ley para que los beneficiarios de DACA tengan un camino para la ciudadanía, sino también para los millones de personas indocumentadas en los EE.UU. Se estima que hay más de 11 millones de indocumentados viviendo en los EE.UU., de acuerdo con el Instituto de Política Migratoria, un centro de estudios no partidista que analiza la migración.

Advertisements

 

Beneficios de Medicaid

 

El servicio de salud es otra de las preocupaciones de DACA.

 

Sólo dos estados con el mayor número de beneficiarios de DACA – Nueva York y California – ofrecen beneficios de Medicaid a los Dreamers, nombre con el que se les llama a veces a los beneficiarios de la DACA. Mientras EE.UU. lucha por contener una pandemia que ha matado a más de un cuarto de millón de estadounidenses, los defensores quieren que la administración entrante de Biden requiera que todos los estados ofrezcan beneficios de Medicaid para los beneficiarios de DACA a través del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

 

“Muchos trabajadores de primera línea (DACA) ni siquiera tienen atención médica”, dijo Megan Essaheb, Directora de Defensa de la Inmigración para Asiático-Americanos Avanzando en la Justicia-AAJC. Según un memorándum de la administración Obama, los beneficiarios de DACA fueron excluidos de Medicaid.

 

“Ha sido como una montaña rusa con la administración Trump tratando de poner fin al programa”, dijo Essaheb. “Es muy difícil planificar el futuro”.

 

Añadió que una campaña pública para llegar a los indocumentados de la comunidad asiática, donde ha habido una baja tasa de inscripción, también sería beneficiosa.

 

“Hay más prejuicios en las comunidades de inmigrantes asiáticos en torno a la falta de documentos”, dijo, y añadió que también hay “miedo y desconfianza en el gobierno y una falta de campaña para los inmigrantes asiáticos”.

 

A menudo las campañas públicas sobre DACA están dirigidas a los latinos y hay menos rechazo por ser indocumentados, dijo Essaheb.

 

Aunque México es el principal país de origen de la población inmigrante indocumentada de EE.UU., el segundo grupo de inmigrantes indocumentados que crece más rápido es el de los asiáticos, según Pew Research.

 

Hay alrededor de 30,000 receptores de DACA en la comunidad asiática, según Immigration Advocacy for Asian Americans Advancing Justice-AAJC.

 

Se supone que a los receptores de DACA también se les permite salir de los EE.UU. por razones de trabajo o para cuidar de la familia en el extranjero y regresar al país, pero bajo la administración de Trump, “eso es algo que no ha sido seguro”, dijo Essaheb.

 

Los defensores esperan que con el restablecimiento del programa por parte de la administración Biden, esos beneficiarios puedan volver a viajar fuera del país si es necesario.

 

Los padres también

 

Pero restablecer el programa DACA es lo mínimo, dijo Avila, el abogado del ILRC, añadiendo que la administración Biden debería expandir el programa y establecer un camino legislativo para la ciudadanía.

 

“Ayudar a los jóvenes indocumentados no se trata sólo de restablecer el DACA, por lo que los defensores quieren ver que la administración nos muestre que realmente se preocupan por nuestras comunidades”, dijo. “Pedimos una solución legislativa que no sólo protege a los jóvenes indocumentados, sino también a nuestros padres”.

 

Grewal, de la ACLU, señala que la administración entrante de Biden puede ser audaz en las políticas de inmigración, similar a como la administración Trump probó los límites del sistema de inmigración de los EE.UU..

 

Algunas de las políticas más consecuentes que la administración Trump llevó a cabo fueron la separación de los niños inmigrantes de sus familias, la construcción del muro en la frontera sur y el aumento del encarcelamiento de los inmigrantes indocumentados.

 

“La otra cara de la moneda es que hemos visto lo que el poder ejecutivo puede hacer en materia de inmigración”, dijo. “Para ver un retroceso de lo que Trump hizo, la administración Biden tiene que ser igual de audaz y visionaria en materia de inmigración para ofrecer alivio a las familias que realmente han soportado el peso de cuatro años de ataques a sus comunidades”.

 

Facebook Comments

Advertisements