Luchadores inmigrantes: La lucha sigue y sigue. La exposición de la Galería Catich de los Luchadores Inmigrantes finalizará el 7 de mayo

0
244
Luchador Jaguar de Río I crossed the river between Guatemala and Mexico. Behind were the children, the old, the women with babies. I couldn't leave them. I went back and swam, helping more than forty people cross the river. Swimming with a baby on one arm, his mother on the other arm, and a child strapped to my back. I swam and swam, over and over, until my legs froze from cramps. Photo by Miriam Alarcón Avila
Advertisements

Por Miriam Alarcón Avila

Mi familia y yo emigramos de México a Iowa en 2002 con el sueño de obtener una buena educación. Mi objetivo era trabajar como artista visual, y adquirir los medios para convertirme en fotógrafa; sin embargo, rápidamente me di cuenta de que esto no sería un asunto fácil. Como madre soltera con problemas económicos, me vi en la necesidad de posponer mis estudios y la búsqueda de la fotografía, para poder criar a mis dos hijos. Como muchos latinos en Estados Unidos, me he encontrado con la discriminación, las discrepancias lingüísticas y culturales, y otros factores como grupo minoritario, que han limitado nuestras opciones de trabajo y nos han llevado a aceptar empleos mal pagados.

Sin embargo, a lo largo del camino, me di cuenta de que las carencias y dificultades a las que nos enfrentamos todos los latinos también aportan una perspectiva compartida de unificación. En Iowa, dejé de llamarme mexicana; me convertí en latina. Encontré una nueva familia en los amigos hispanohablantes de numerosos países, compartiendo las similitudes culturales de las poblaciones latinoamericanas expatriadas que buscan un lugar en un país que no reconoce nuestro amor y compromiso.

Advertisements

Compartimos el sentimiento de invisibilidad; de que estamos aquí, pero no contamos.

Luchadora Con Fe Todo Se Puede
Haga clic en la imagen para leer su historia

Empecé con la creación de un documental fotográfico sobre la vida y las costumbres de los inmigrantes latinos en Iowa. Pero incluso aquí me encontré con obstáculos. Cuando inicié una serie de entrevistas en vídeo, las mismas personas a las que pretendía mostrar por su inspiración se mostraron preocupadas por el carácter intrusivo de la cámara, y sus repercusiones en los Estados Unidos de hoy. “Pero no quiero que me vean”, me dijeron. “No quiero que me reconozcan”.

Un muro invisible se formó de nuevo, dejando estas historias en la oscuridad.

Advertisements

Sabía que tenía que encontrar una manera de proteger las identidades de mis fuentes de inspiración, sin oscurecer ni ocultar sus rostros. Nuestra historia en este país ya ha sido ocultada durante mucho tiempo. En cambio, los estereotipos de “hombres malos” han dominado la narrativa, perpetuando las disparidades generadas por nuestra piel morena, nuestra lengua y nuestras historias.

A principios de 2016, mientras conducía hacia el trabajo, recordé a mi héroe de la infancia “El Santo”, un luchador de Lucha Libre enmascarado en México. Recordé mi afición por sus películas y su espíritu justiciero, y cómo me di cuenta del significado de la palabra “lucha”, que tiene un doble significado en español. Por un lado, es el nombre de la lucha libre, y por otro, es la batalla que llevamos a cabo para superar los obstáculos: luchar, pelear. Un “luchador” es alguien que lucha para salir adelante, que se empeña en una lucha para conseguir sus objetivos. En ese momento, recordando la máscara plateada de “El Santo, el Enmascarado de Plata”, me di cuenta de que ese era el símbolo que necesitaba para proteger la identidad de mis entrevistados y, al mismo tiempo, empoderarlos al reconocerlos como “superhéroes”.

Advertisements

En lugar de ocultar sus rostros morenos, decidí llenarlos de brillo, color y lentejuelas.

A partir de ese momento, empecé a trabajar con el proyecto Luchadores Inmigrantes en Iowa, que recibió el apoyo del Consejo de las Artes de Iowa. Empecé a entrevistar a “luchadores” de la vida real de todos los ámbitos. Con ellos, diseñé y confeccioné para cada persona una máscara personalizada que reflejaba su lucha migratoria. Incluí a inmigrantes recientes, así como a otros que se identifican con la herencia latina como residentes de segunda o tercera generación.

Advertisements

Tras las elecciones de 2016, y los constantes ataques contra los latinos y los inmigrantes por parte de la antigua administración de la Casa Blanca, este proyecto cobró mayor importancia. Proporcionó un lugar para las voces de los inmigrantes y las minorías, y sus historias, y sus presencias reales, sacándolas de las sombras, haciéndolas visibles y escuchadas. En el proceso, se ha convertido en parte de mi misión vital como artista y defensora.

Los retratos presentados en esta ocasión son algunos de los muchos “luchadores” que he fotografiado. Espero que sus historias planten semillas en la memoria de los espectadores, y que ayuden a romper las garras de esos estereotipos desgastados que deben ser arrojados a la pila de la historia.

Aunque el virus COVID-19 -que ha explotado en las comunidades latinas- ha frenado mi trabajo, la “lucha” continúa. Estoy luchando en mi determinación de llevar estas historias a la luz, a nuestras comunidades y a los “anillos” de luchadores de todo el país. Como dijo el Che Guevara: “La única lucha que se pierde es la que se abandona”.

 

Así que aquí, en estas imágenes, “¡La lucha sigue y sigue!”

¡La Lucha Sigue y Sigue!

¡Gracias por tu lucha!

 

La exposición de la galería Immigrant Luchadores Catich finalizará el 7 de mayo con un evento en persona de preguntas y respuestas con la artista Miriam Alarcón Avila. 

Puedes inscribirte en el evento aquí

Si gusta visitar la exhibición antes del 7 de mayo la Galería Catich está abierta con cita previa

 

Galería Catich

Centro de Bellas Artes Galvin

518 W. Locust St.

Davenport, Iowa 52803

563-333-6444

[email protected]

 

Luchadores Latino Unidos of West Liberty, 2018, por Miriam Alarcón Avila.
Luchadores Latinos Unidos of West Liberty es una organización sin fines de lucro diseñada para unir a todos los latinos y ayudar a la comunidad. Brindar cultura y ciudadanía a la comunidad latina promoviendo y manteniendo la cultura ancestral a través de la creación de proyectos y festividades en el pueblo.
West Liberty es la primera ciudad de mayoría hispana en Iowa, con el 52% de la población de origen latino.

Facebook Comments

Advertisements