Cómo una mujer de Iowa hizo que se escuchara su voz sin votar

0
279
Crystal Ambriz (second from the right) stands with other members of the Columbus Junction chapter of the League of United Latin American Citizens (LULAC) in October. Ambriz was the only non-citizen working for the group to register voters.
Advertisements

Por Kassidy Arena, Iowa Public Radio News

 

Crystal Ambriz es una madre soltera en Columbus Junction. Está acostumbrada a mantener un horario agitado: haciendo malabares con los programas extracurriculares de su hijo, su carrera y su vida personal. Y lo hace tanto en inglés como en español. El mes pasado, su vida estaba aún más ocupada. Persuadió a los latinos de la comunidad para que salieran a votar. Pero Ambriz no votó. No pudo.

 

“La razón por la que animé a muchos a salir a votar es porque yo no tengo ese privilegio”, explicó Ambriz.

Advertisements

 

Ambriz está en los Estados Unidos por la Acción Diferida para la Infancia (DACA). Vino de Tijuana, México, después de cumplir un año de edad. Vivió en San Diego durante 13 años, pero California se volvió demasiado cara. Así que su familia se mudó a Columbus Junction. Y ella se ha quedado allí por 19 años. Compartió su historia con la gente que dudaba en votar.

 

“Cuando la gente dice, oye, yo no voto, nunca he votado. Y ahí es cuando presento mi historia sólo porque creo que es ahí donde tengo que entrar”, dijo Ambriz.

 

Ella tiene una propuesta para ellos: votar de parte mia.

 

No se refiere a votar por la persona que ella desea. En realidad, Ambriz nunca le dijo a nadie que votara de cierta manera. Ella sólo quiere que los votantes ejerzan un derecho que ella no tiene.

 

“Quiero decir, somos como los americanos”, dijo Ambriz. “Puede que no hayamos nacido aquí, pero esto es todo lo que conocemos.”

 

Este es un fenómeno que Maricruz Osorio investiga para su doctorado en la Universidad de California, Riverside. Estudia la participación política y el comportamiento masivo de la gente marginada, específicamente las mujeres inmigrantes.

Advertisements

 

“Una de las cosas que perdemos de vista es lo mucho que estas personas ya son parte de nuestra comunidad”, dijo Osorio. “Así que estas personas participan porque tienen un interés en su comunidad.”

 

Crystal Ambriz (izquierda) posa para una foto mientras trabaja para ayudar a registrar votantes en Columbus Junction. “Si estoy animando a la comunidad a salir y votar, quiero decir, simplemente hacer que salgan es lo importante”, dijo Ambriz. “No estoy allí para decirles, ‘oye, vota por esta persona’. Pero en cambio, quiero que sepan, que les proporcionen esa información “.

Osorio dijo que aunque los beneficiarios de la DACA no son ciudadanos estadounidenses, tienen mucho que ganar al participar en la política. Por ejemplo, las leyes de inmigración de EE.UU. y la reforma afectan a los soñadores y a los beneficiarios de DACA. Así que es bastante común que traten de influir en la política de otras maneras que no sean llenar un círculo en una boleta. Dijo que es aún más común si son madres, como Ambriz, porque están acostumbradas a cuidar de sus hijos y a tener responsabilidades extras.

Advertisements

 

“Estas personas sólo conocen a los Estados Unidos como su hogar. Así que para ellos, para este subconjunto de la población, lo pierden todo si no pueden ser parte de los EE.UU. Este es su hogar, y este es el único hogar que han conocido”, dijo Osorio.

 

Osorio estudia la población indocumentada y no ciudadana para su trabajo de doctorado a través de muchas encuestas. Dijo que alrededor del 20 por ciento de los ciudadanos nacidos en los Estados Unidos dicen que trabajan para lograr un cambio significativo en la comunidad. En el caso de los no ciudadanos, esa cifra se acerca más al 30 por ciento. Ella dijo que si más inmigrantes se involucran en un estado de mayoría blanca como Iowa, habrá más igualdad y un cambio positivo.

 

El novio de Ambriz dijo que él también lo cree así. Zach Peterson ha salido con Ambriz durante dos años. Se conocieron cuando Ambriz llevaba los asuntos de la comunidad al alcalde y al consejo de la ciudad. Al principio, Ambriz le dijo que no sentía que tuviera voz en la política de los Estados Unidos.

 

“Si hubieras hablado conmigo hace cuatro años, no tendría nada que ver con la política”, dijo Ambriz. “No me importaba porque sabía que no podía votar”.

 

Peterson dijo que su cambio de perspectiva lo inspiró.

 

“Pasar de eso como punto de partida a darse cuenta de que, independientemente de su estatus y de su capacidad para votar individualmente, pudo crecer desde este lugar de marginación al activismo”, dijo Peterson.

 

El condado de Louisa, donde Ambriz trabajó para persuadir a la gente de que votara, tuvo una participación de votantes de poco menos del 77 por ciento, un aumento desde las elecciones generales de 2016. Alrededor de 300 personas más votaron. Dijo que está agradecida de ser bilingüe, porque eso le brinda aún más posibilidades de alcance.

 

En general, Iowa tuvo una participación de votantes récord con un estimado de 107,049 votantes más en 2020 que el récord anterior establecido en 2012.

 

Ambriz dijo que ese aumento no es sólo por ella, pero es bueno saber que tuvo un impacto.

 

“Para mí es una victoria, me llena el corazón y me hace muy feliz que [la gente] haya salido a votar”, dijo Ambriz.

 

También planea alentar la participación de los votantes durante las elecciones de mitad de período. A pesar de que no votó, Ambriz dijo que está feliz con los resultados de la elección.

Facebook Comments

Advertisements