Advertisements

Por Kassidy Arena, Iowa Public Radio News

 

El examen que los inmigrantes necesitaban para convertirse en ciudadanos estadounidenses ha sido reemplazado por una versión más larga y complicada. Este cambio ha sido difícil no sólo para los aspirantes a ciudadanos, sino también para sus instructores.

 

A partir de enero, un curso de clases para la ciudadanía con sede en Des Moines añadirá otra sesión. La clase está destinada a personas que solicitaron la ciudadanía estadounidense el 2 de diciembre o después, lo que significaría que deben pasar un examen de 128 preguntas en lugar de la versión anterior de 100 preguntas.

Advertisements

 

Los Servicios Luteranos de Iowa (LSI) han ofrecido estas clases durante años, pero con el nuevo examen, se sienten más presionados. Ahora deben continuar la transición a las clases digitales por razones de salud pública, pero también renovar el programa. La Coordinadora de Educación para Refugiados, Gianna Pugliese, dijo que tenían que crear un nuevo plan de estudios que coincidiera con la nueva prueba.

 

“Pasamos mucho tiempo analizando la versión antigua del examen y la nueva versión y comparando y contrastando para ver si había algún material antiguo que pudiéramos utilizar, y realmente no hay mucho”, dijo Pugliese.

 

El 13 de noviembre, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS) anunció que hará cambios en el examen de ciudadanía el 2 de diciembre. El 5 de enero, LSI ofrecerá clases para aquellos estudiantes que deban tomar el examen revisado. Sin embargo, las personas que solicitaron la ciudadanía antes de diciembre todavía pueden tomar el original.

 

“Con ese corto tiempo de entrega, habrá personas que tomarán dos versiones del examen, esencialmente. Así que queremos asegurarnos de poder ayudar a todos en la comunidad a partir de enero”, dijo Pugliese.

Advertisements

 

Pugliese enumeró los cambios entre los exámenes: 40 preguntas siguen siendo las mismas, 49 nuevas preguntas y se han eliminado unas 20; 39 han modificado el lenguaje, lo que significa que se trata de la misma idea, pero la pregunta está redactada de forma diferente. Pugliese dijo que estas son las preguntas que plantean el mayor desafío.

 

“Pasan de preguntar sobre hechos a pedir que se explique el cómo y el por qué detrás de algunas de las ideas, por lo que lo hace mucho más complicado”, dijo Pugliese.

 

Dijo que a los inmigrantes les preocupan las preguntas modificadas del examen porque en muchos casos el inglés no es su primera lengua.

Advertisements

 

” Incluso si su inglés es bueno, al oír que el examen es más difícil, piensan: Oh, mi inglés no es perfecto, por lo tanto no es suficiente para pasar. Y por eso causa cierta ansiedad interna”, dijo Pugliese.

Advertisements

 

Como educadora, Pugliese dijo que es difícil encontrar la manera más efectiva de enseñar a los estudiantes de inglés las nuevas frases “interesantes”, especialmente a través del Zoom.

 

“Incluso para alguien que es hablante nativo de inglés, algunas de las frases son un poco preocupantes. Como, no es como si yo fraseara algo”, dijo Pugliese.

 

A nivel nacional, hasta marzo de 2020, la tasa actual de aprobación del examen es del 90 por ciento. Los estudiantes que toman las clases con LSI tienen una tasa de pasar el examen de 95 a 97 por ciento.

 

Debido a los desafíos adicionales que presenta el nuevo examen, Pugliese dijo que no se sorprendería si hubiera un “bajón” en las tasas de aprobación de Iowa. Dijo que como algunas preguntas tienen una gramática complicada, es más difícil de aprender y más difícil de enseñar.

 

“Como instructores, le haríamos un daño a nuestros estudiantes si sólo presionáramos la repetición para memorizar”, dijo Pugliese. “Queremos que entiendan el material. Y para entenderlo completamente, hay que meterse en algunas de estas pequeñas piezas gramaticales”.

 

Las clases del pasado han durado diez semanas. Pugliese dijo que tratarán de ajustar el nuevo plan de estudios en ese mismo tiempo, pero si es necesario, pueden extender la clase.

 

“Obviamente, esta será la primera vez que enseñamos el nuevo examen y la primera vez que alguien más en la nación enseñará al nuevo examen. Así que vamos a usar nuestro modelo de 10 semanas y ver cómo va”, dijo Pugliese.

 

Las clases cuestan 20 dólares, pero LSI ayuda a los futuros ciudadanos a lo largo de todo el proceso al asociarse con Justicia para Nuestros Vecinos de Iowa (JFON) para servicios legales. Esos servicios legales son gratuitos a través de LSI y JFON, aunque hay una tarifa de 725 dólares por la presentación de la solicitud federal de ciudadanía. LSI también ofrece grupos de estudio fuera del horario de clases.

 

Una vez que la sesión de clase actual concluya la próxima semana, LSI dedicará todos los recursos educativos y tiempo a la “renovación” de las clases.

Facebook Comments

Advertisements