Venezolana “Influencer Fitness” sueña con una comunidad de fitness para mujeres

0
1283
Fitness trainer Paola Victoria Juárez, a native of Venezuela and a resident of Muscatine, IA. Photo by Phil Cunningham / Hola Iowa
Advertisements

Por Juan Fourneau, Hola Iowa

Muscatine, IA- Cuando Paola Victoria Juárez entrena en el YMCA de Muscatine, lo hace con una intensidad, un ritmo dinámico y un propósito que pocos pueden igualar. Su entrenamiento incluye pesas y ha moldeado su físico, junto con su dieta y estilo de vida, hasta convertirlo en uno que fácilmente podría haber aparecido en la portada de cualquier revista de fitness. Pero hoy en día, los mejores modelos de fitness no vienen de las portadas de las revistas, sino de las redes sociales. 

Juárez, residente en Muscatine y originaria de Venezuela, tiene casi 200,000 seguidores en Instagram y se está haciendo un nombre en esta ciudad a las orillas del río Mississippi en Iowa que llega a todo el mundo. En su página se puede ver su amplio abanico de talentos, ya que muchos de sus vídeos muestran su vida fuera del gimnasio, pero su atención se centra en el fitness. Tiene vídeos semanales de HIIT (entrenamiento a intervalos de alta intensidad) que incluyen una mezcla de pesas y ejercicios cardiovasculares grabados en parques locales, en su patio trasero y en otros lugares para demostrar que para estar en forma no hace falta inscribirse a un gimnasio. Su página de Instagram también muestra sus comidas y su plan de nutrición, así como un vistazo a su vida con clips que muestran su estilo, su régimen de belleza y su moda favorita.

Advertisements

De niña en Venezuela, Juárez vio cómo su madre hacía del fitness una prioridad. El gimnasio de su madre era un lugar popular donde muchas mujeres tomaban clases de cardio, spinning y Zumba. Aunque esas clases llenas de energía eran divertidas, Paola encontró su pasión en la sección de pesas cuando tenía quince años. En un país en el que la mayoría de las chicas preferían bailar, donde Juárez se sentía más a gusto era en la sala de levantamiento de pesas.

A medida que se tomaba más en serio su entrenamiento, buscó información adicional. Con el paso de los años y a medida que ampliaba sus conocimientos, utilizó las redes sociales para encontrar a otra influencer venezolana en Instagram que se hace llamar Sascha Fitness. Su verdadero nombre es Sascha Barboza, y tuvo una gran influencia y se convirtió en una inspiración para la joven latina. “Ella era muy popular en Venezuela, y salía en las noticias y era la única mujer en fitness que yo veía haciendo eso, y pensé wow, tal vez yo podría ser como ella algún día”. Ver a Sascha Fitness abrirse camino como la primera mujer de su país en convertirse en una influencer del fitness en Instagram y YouTube que convirtió su estilo de vida fitness en una marca que llegó a tener millones de seguidores plantó una semilla en la adolescente Juárez.

Unas largas vacaciones en Estados Unidos a los 21 años la llevaron a Muscatine, donde Juárez conoció a su marido Antonio. Él es originario de Iowa y hablan inglés en casa, lo que la ha ayudado a hablar con más fluidez. “No es 100% pero no me para. Cada día es un poco mejor, lo hablo todos los días. Todo lo que he aprendido ha sido trabajando.” Después de casarse, empezó a entrenar en el Muscatine Community YMCA, donde sigue haciendo fisicoculturismo. “Es fisicoculturismo, pero mi objetivo no es levantar el mayor peso, ser la más fuerte del gimnasio, sino tener salud y buena forma física”. La cantidad de peso en la barra o en la máquina es simplemente una herramienta para transformar su cuerpo sin correr riesgos innecesarios de lesión. “Si me gusta mucho a levantar peso, pero con límite. Lo que yo puedo, y que mi cuerpo sigue transformando, pero sin llegar a extremos.”

Advertisements

Entrenadora personal que se labró una carrera en Internet, su negocio empezó durante la pandemia y sus primeros clientes eran de Puerto Rico.  Poco después, sus vídeos en español y sus útiles consejos sobre ejercicio y nutrición empezaron a tener cada vez más seguidores. Se dio cuenta de que la comunidad latina era consciente de la necesidad de hacer ejercicio y comer bien, pero faltaba información culturalmente relevante y fácilmente accesible en español. Pensó que si podía compartir algunos de los conocimientos que había adquirido en sus años de entrenamiento y alimentación saludable, podría ayudar a la gente. “En la comunidad Hispana si se quieren cuidar, pero les da miedo, como no hablan inglés quien los va ayudar. O me da miedo, que va decir la gente si me pongo de dieta y me voy a una fiesta, ‘¿porque estás comiendo eso?’”

La entrenadora de fitness Paola Victoria Juárez levantando pesas en el gimnasio TBK Bank Sports Complex en Bettendorf, IA.
Foto por Phil Cunningham / Hola Iowa

En Iowa, ve de primera mano algunos de los retos a los que se enfrentan sus clientas latinas. Uno de los mayores es aprender a hacer de sí mismas y de su salud una prioridad. Por desgracia, la mayoría de las mujeres están acostumbradas a poner sus necesidades en último lugar, incluida su salud. Muchas sienten la presión cultural y real, como mujeres, madres y latinas, de cocinar comidas que gusten a sus familias, ignorando a menudo lo que ellas mismas necesitan para nutrirse, por lo que su salud se resiente y no es una prioridad. Juárez quiere ayudar a más latinas a cambiar esta situación. “El amor comienza contigo misma, para que tu puedas dar amor a los que están a tu alrededor.”, dice Juárez.

Advertisements

Cuando trabaja con clientas del Medio Oeste, los mayores retos suelen ser el tiempo, seguido de la necesidad de mejorar sus hábitos en la cocina y su forma física. “Muchas mujeres trabajan muchas horas, algunas empiezan a las 4 de la mañana y no paran hasta tarde. Muchos piensan que el ejercicio te quita la energía, pero es todo lo contrario. Te da vida, te da energía. Si tenías un mal día el ejercicio es como una terapia.”

Paola sigue teniendo grandes sueños y metas cuando mira hacia el futuro. La venezolana con afán de superación planea seguir aumentando su clientela de entrenamiento en línea. A largo plazo, le gustaría tener su propia línea de suplementos proteínicos e incluso su propio gimnasio, exclusivo para mujeres. Un lugar donde puedan entrenar, comer sano, disfrutar de un batido de proteínas o un smoothie y estar rodeadas de una comunidad que las apoye. “Si una mujer quiere entrenar en traje de baño, puede hacerlo. Quiero crear un lugar donde las mujeres se sientan cómodas y sea algo más que un gimnasio”.

Advertisements

Como inmigrante, Juárez ve el sueño americano como un camino que cada uno de nosotros puede elegir y dar forma. Ella podría haber encontrado fácilmente un trabajo en una fábrica o tienda local, pero eligió un camino diferente, centrado en su pasión por el fitness, y no lo haría de otra manera. “Y hay que trabajar duro, a mi no me pagan vacaciones, yo soy mi propio jefe.”

Juárez agradece a su familia su ayuda y apoyo, y a menudo se puede ver a su mamá entrenando con ella. “Yo no soy lo que soy sola, tengo mi equipo. Mi marido me apoyó desde el principio. Trabajamos juntos en los contenidos. Mi mamá me ayuda, mis primeros retos físicos comenzaron gracias a ella. Mi primer reto yo estaba contenta porque eran 100 personas, ahora hay más de mil personas.”

Su consejo a la comunidad latina es dar el primer paso. “No tenga miedo a comenzar, a empezar, todos comenzamos sin saber como levantar un peso o comer sano. La práctica es la que hace el maestro. Poco a poco, one day at a time como dicen los americanos.”

 

 

View this profile on Instagram

 

Paola Victoria Juarez (@paoolasaavedra) • Instagram photos and videos

Facebook Comments

Advertisements