Ema Cardenas, 14, was struck by a vehicle and killed in the 1600 block of E. University Avenue on April 28, 2022.
Advertisements

Por William Morris, Des Moines Register

La conductora que mató a una estudiante de East High School en un accidente en el que se dio a la fuga esta primavera no cumplirá condena en prisión.

Ema Cárdenas, de 14 años, fue atropellada y murió el 28 de abril mientras cruzaba la avenida East University cuando volvía a casa desde la escuela East High. La policía localizó el vehículo implicado en una casa cercana, pero no fue hasta el día siguiente que la conductora, Terra Flipping, de 38 años, se entregó.

Flipping se declaró culpable en julio de abandonar la escena del accidente con resultado de muerte, lo que conlleva una pena máxima de cinco años de prisión. Cuando compareció el miércoles ante el juez Coleman McAllister para dictar sentencia, tanto su abogado como el fiscal presentaron la misma recomendación: libertad condicional.

“Es una situación horrible, horrible, pero teniendo en cuenta todas las cosas que el tribunal ha de considerar, y que yo creo que tengo que considerar, considero que es una candidata adecuada para la libertad condicional”, dijo el fiscal Jaki Livingston al juez.

Terra Flipping, de 38 años, se declaró culpable en julio de abandonar la escena de un accidente con resultado de muerte.

La familia de Ema no está de acuerdo. Su madre, Anna Campos, pidió a McAllister que enviara a Flipping a prisión. 

“Si la dejas salir con una palmada en la mano y le das la libertad condicional, eso mostrará a la comunidad que no necesitas un arma para matar a alguien”, dijo. “Basta con atropellarles con el coche y salir corriendo”.

Advertisements

McAllister dijo que la sentencia “no fue una decisión fácil”, pero al final le impuso los dos años de libertad condicional recomendados en lugar de una sentencia de prisión suspendida.

La conductora fue condenada por huir, pero no por el accidente

Flipping no se enfrentó a ningún cargo relacionado con el accidente, sólo por no permanecer en la escena. Livingston dijo el miércoles que no había pruebas de que hubiera causado el accidente por conducción temeraria.

“Las declaraciones de los testigos son que ella no pudo haber visto … (a Ema) cruzando la calle debido a otro vehículo en el camino”, dijo. “No hay una causa del choque que se pueda atribuir a la acusada. Ella estuvo involucrada en el choque, y el resultado fue la muerte de una niña de manera horrible”.

Advertisements

Tras el choque, Flipping se detuvo en un estacionamiento cercano, se bajó y se acercó al lugar de los hechos, diciéndole a un transeúnte que ella había sido la conductora. Sin embargo, a continuación se marchó y se dirigió a su casa, situada a varias manzanas de distancia, sin dejar su nombre, ni llamar al 911, ni intentar ofrecer ayuda a Ema.

Flipping dijo al juez el miércoles que actuó por miedo.

“Tenía miedo, estaba asustada, estaba en shock. Admití en la escena que lo hice”, dijo al juez. “Había gente allí que estaba muy enojada”.

Dijo que no llamó al 911 ni ofreció ayuda porque otros en la escena ya lo estaban haciendo.

“Fui al lugar más cercano que conocía, a tres manzanas, que era mi casa. Me estaban persiguiendo, prácticamente”, dijo. “… No intenté huir del lugar de los hechos con ningún tipo de intención de eludir ninguna responsabilidad”.

Campos, en su declaración, acusó a la familia de Flipping de maquillar ese relato con rumores de niños lanzando ladrillos a su coche y otras amenazas contra su vida. 

“Una cosa que sé es que si esto fuera al revés, habría llamado al 911 en lugar de a un abogado”, dijo a Flipping. “Abandonó la escena y creo que podría haber salvado a Ema”.

‘Conocer a Ema era amar a Ema’

La familia de Ema la recordaba como la “persona más dulce del mundo”, y hablaba de su amor por los animales, su sueño de diseñar edificios y su fama de ser la mejor abrazadora de su familia y de su grupo de amigos.

“Conocer a Ema era amar a Ema”, dijo su madre.

Anna Campos y su hija Nayelli Sandoval, de 16 años, posan para una foto cerca de un monumento improvisado para Ema Cárdenas, de 14 años, hija de Campos y hermana de Nayelli, en East University Avenue, donde la niña murió en un accidente de atropello y fuga. 28 de abril. Meg McLaughlin/The Register

Ema habría cumplido 15 años a principios de mayo. Murió una semana antes de la celebración de sus quince años.

Juanita Aguiniga-Gómez, prima de Ema, dijo durante la audiencia que su familia ha sido durante mucho tiempo cercana a la familia de Flipping, y ha apoyado a la banda en la que Flipping y su padre tocan profesionalmente.

“Lo primero que me vino a la mente es que todos nos hemos sentado en la misma mesa, nos hemos sentado en la misma habitación y hemos bailado y festejado y nos hemos divertido, tu familia y mi familia”, dijo entre lágrimas. “Todo lo que tenías que hacer era quedarte. Todo lo que tenías que hacer era quedarte y las cosas serían muy diferentes, y sé que lo sabes”.

Aunque McAllister eligió la libertad condicional en lugar de la cárcel para Flipping, dejó claro que su conducta tanto en el accidente como en los meses posteriores le preocupaba y la describió como si simplemente “siguiera con su vida.”

“Eso es algo de lo que no deberías estar orgullosa. No debería estar orgullosa de ninguna de sus acciones en este caso”, dijo. “Estoy profundamente decepcionado por cómo te has comportado y cómo has respondido”.

Al final, el juez dijo que se basó en el informe de la investigación previa a la sentencia y en las recomendaciones de los abogados.

“Si tuviera que tomar la decisión basándome en mi corazón, querría lo que quiere la familia, encarcelar a la señora Flipping, pero ese no es mi trabajo”, dijo.

La madre de Ema: “Este es el comienzo de mi nueva vida

Campos dijo durante la audiencia que la muerte de su hija y los posteriores roces con la familia de Flipping han dejado a su familia resentida. Después, dijo que quiere que se cambien las leyes para proteger mejor a los niños y a los peatones.

“Sinceramente, me preparé para lo peor”, dijo sobre la sentencia. “El juez tomó su decisión. Aunque no estoy contenta, cumplió la ley”.

La familia de Ema ya ha instado a las autoridades municipales y escolares a mejorar la seguridad en las calles. En junio, el Consejo de la Ciudad adoptó una ordenanza que amplía los lugares donde se pueden imponer zonas de velocidad en las escuelas, incluyendo la sección de la Avenida de la Universidad donde Ema fue atropellada.

Advertisements

Campos dijo que continuará presionando para lograr cambios, y espera hacerlo pronto como funcionaria electa.

“Voy a presentarme a la junta escolar el año que viene. Quiero calles más seguras”, dijo. “Esta no es la primera vez; no va a ser la última. Las leyes tienen que cambiar”.

No es la misión que había imaginado para sí misma, dijo, pero después de la muerte de su hija, sabía que tenía que hablar.

“Supongo que este es el comienzo de mi nueva vida, de mi nuevo propósito, para que ningún otro padre tenga que enfrentarse a esto”, dijo.

William Morris cubre los tribunales para el Des Moines Register. Se puede contactar con él en [email protected], 715-573-8166 o en Twitter en @DMRMorris.

Facebook Comments

Advertisements