COVID-19 causa más estragos que la salud física

0
152
Advertisements

Noticias de la Radio Pública de Iowa | Por Kassidy Arena

 

Los padres de Edgardo Ramírez llegaron de México para trabajar. Empezaron en la agricultura de California, luego se mudaron con sus hijos a Sioux City para tener oportunidades en la industria de la carne.

 

Ramírez dijo que él y sus dos hermanas tuvieron una buena educación, aparte de algunas luchas familiares aquí y allá. Ramírez y su hermana mayor no sólo fueron a la universidad, sino que se graduaron. Ramírez consiguió un trabajo como gerente de proyectos de investigación en la Universidad Northwestern y todo parecía ir bien.

Advertisements

 

Entonces apareció COVID-19.

 

“Sí, COVID… el COVID golpeó a mi familia bastante fuerte”, dijo Ramírez después de una larga pausa.

 

Los padres de Ramírez y su hermana menor en Sioux City dieron positivo para el virus. Su padre terminó en el hospital con un respirador. Sin poder ayudar a su familia de Chicago, Ramírez esperaba que todo mejorara después del período de cuarentena de 14 días.

Advertisements

 

Pero Ramírez intentaba repetir este mantra mientras fuentes externas le decían lo contrario.

 

Edgardo Ramírez posa con su máscara negra. Su familia vio lo peor de todo lo que COVID-19 tiene para ofrecer, incluyendo visitas al hospital y amenazas a la salud. “Es por eso que he estado pensando y hablando mucho sobre COVID-19 y los impactos en la salud mental en nuestras comunidades latinx”, dijo Ramírez. “Porque vi cómo impactó a mi padre y sé que hay muchos otros pasando por lo mismo”.

“Me estaba agobiando con las noticias en el trabajo y en todas partes constantemente con gente de edad universitaria o más joven o no importa la edad que tengas, pero puedes morir por tener COVID”, dijo Ramirez. “Todas estas cosas que sólo estresaban a mi familia y me estresaban a mí de verdad”.

Advertisements

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los hispanos o latinos tienen 2.8 veces más probabilidades de dar positivo en la prueba de COVID-19 que la población blanca y 4.6 veces más de ser hospitalizados. La estadística más aterradora para Ramírez era que como latinos, sus padres tenían 1.1 veces más probabilidades de morir por el virus.

 

Ese hecho pesaba en su conciencia, mientras que él también lidiaba con el hecho de tratar de cuidar a su familia. La carga fue demasiado pesada.

Advertisements

 

“Me agoté en un momento dado porque como que estaba haciendo, haciendo, haciendo, pero no me estaba cuidando a mí mismo tanto”, dijo Ramírez.

 

Afortunadamente, Ramírez tenía recursos para ir a un terapeuta. Dijo que este es un privilegio que muchos otros en su comunidad quizás no tengan o no sepan, pero que necesitan desesperadamente en este momento.

 

El Consejo Nacional de la Raza, una organización hispana de derechos civiles y de defensa, realizó una investigación sobre el estado de la salud mental de la población latina, especialmente de los jóvenes.

 

En los resultados, “Servicios de Salud Mental para la Juventud Latina: Bridging Culture and Evidence”, el consejo encontró que “la juventud latina tiene los índices más altos de síntomas depresivos y suicidas de cualquier grupo étnico en los Estados Unidos; los índices de trastorno de estrés postraumático (TEPT), abuso de sustancias y riesgo de ansiedad y problemas de conducta también son elevados entre estos jóvenes”.

 

El informe concluyó que esto puede deberse a la falta de acceso por el costo de la atención, al estigma de salud mental en la comunidad o a una falta general de recursos.

 

Ramírez habló de cómo los elevados índices en los diagnósticos de salud mental pueden deberse a los valores culturales. Él, al igual que muchos jóvenes latinos, asume el papel de cuidador cuando sus padres no pueden. El intercambio de roles causa una cantidad desconocida de estrés en el individuo.

 

“Y eso es algo con lo que creo que muchos de nosotros hemos estado lidiando es este trauma colectivo que como ha sido provocado en nuestras comunidades”, dijo Ramírez.

 

El trauma colectivo no es algo que Ramírez haya inventado. Es un problema real que la comunidad latina enfrenta debido a COVID-19, según la consejera de salud mental con licencia Erin Carter en Des Moines. Carter se especializa en estrés y trauma en pacientes latinos.

 

“Podemos pensar en el estrés como una especie de continuidad, donde quizás tenemos una línea de cero a diez. En el extremo cero, el estrés cero. El diez, es como un estrés grave”, dijo Carter con las manos paralelas, simbolizando una línea.

 

“Cuando el estrés se vuelve abrumador, y o crónico, entonces llega a ser perjudicial. Y cuando se llega al área de nueve o diez, entonces se habla de estrés traumático, que tiene un gran impacto en la forma en que el cuerpo funciona y en la forma en que el cerebro trabaja y causa verdaderos problemas de funcionamiento”, dijo Carter.

 

Dijo que cuando se trata de una lucha a largo plazo por las necesidades básicas como la salud, la vivienda y la alimentación, que alcanza un diez en la escala. Carter dijo que los problemas con el funcionamiento provienen de una reacción subconsciente en la mente de un individuo cuando se encuentra en situaciones estresantes: pelear o escapar.

 

Describió esto como una función del “cerebro antiguo” en el sentido de que antes de la civilización, los humanos podían haber necesitado escapar de la amenaza de, por ejemplo, un ataque de león. Una persona podía encontrar un arma para atacar al tigre o huir. Sin embargo, cuando se trata de una pandemia, Carter mencionó otra reacción mental: congelamiento. Cuando una persona se congela como reacción a una amenaza, su cerebro físicamente no funciona de la misma manera.

 

Carter dijo que el trauma es aún más probable si el individuo tiene un historial de PTSD, agresión y eventos estresantes en su vida. Dijo que el racismo sistémico, un problema que aún se enfrenta en la comunidad negra y latina, puede contar como eventos estresantes de la vida o como un trauma prolongado.

 

Alejandro Murguia Ortiz, organizador comunitario del American Friends Service Committee, conoce de primera mano los factores estresantes constantes a los que se enfrentan los inmigrantes latinos, y cómo han aumentado durante la pandemia. Los enumeró con sus dedos: riesgos de salud, miedo al desalojo, pérdida de trabajo. COVID-19 ha impactado significativamente a los hispanos más que a la población blanca. Las tasas de desempleo son altas y sin una manera de pagar las cuentas, el desalojo y la imposibilidad de pagar los comestibles es una amenaza real.

 

“Lo más importante es que cuando abordamos los problemas, cuando mantenemos conversaciones, cuando establecemos reglas y procedimientos, las necesidades de los más vulnerables tienen que estar por encima de la respuesta a cualquier pregunta que resuelva cualquier problema”, dijo Murguia Ortiz. “Porque si estás protegiendo a los más vulnerables, estás protegiendo a todos”.

 

Si los altos niveles de estrés continúan en las comunidades latinas sin ningún tipo de apoyo, Carter dice que podría impactar negativamente en todo el estado, porque muchos trabajadores latinos son esenciales para las operaciones de Iowa.

 

“Sabemos que van a ser impactos negativos muy grandes, pero tengo la esperanza de que esto ayude a crear más conciencia, que ayude a que surjan más debates, que ayude a la creación de más recursos, y que cosas como la telesalud y la mejora del acceso continúen”, dijo Carter.

 

La familia de Ramírez se ha recuperado físicamente del virus, pero su padre todavía sufre de síntomas de ansiedad. Ramírez dijo que es importante entender que la salud mental no es algo que desaparece, y que es algo que necesita la atención de los líderes. Los legisladores de Iowa aún no han financiado más apoyo para programas de salud mental en el estado este año.

 

Si tú o alguien que conoces necesita servicios de salud mental:

 

Iowa Crisis Chat: 1-855-325-4296

Línea de vida para la prevención del suicidio: (800) 273-TALK o (800) SUICIDA

Alianza Nacional de Enfermedades Mentales: (800) 950-NAMI

Contacte con el Centro de Asesoramiento Familiar Mosaico

 

Facebook Comments

Advertisements