Big Brothers Big Sisters of Central Iowa tiene un impacto duradero en la vida de las personas

0
105
“Big Brother” Enrique Alameda-Basora with 15-year-old “Little Brother” Zaiden Martinez. | “Big Brother” Enrique Alameda-Basora junto a “Little Brother” Zaiden Martinez, de quince años.
Advertisements

Por Joaquín Ramírez-Andrade, Hola Iowa

Tener un impacto positivo en la vida de alguien es una experiencia honorable y llena de orgullo, especialmente cuando eres testigo del impacto que se produce ante ti. Es una gran sensación seguir los pasos de un modelo a seguir que te inspira y contagiar la influencia positiva a otros que necesitan orientación. Eso es precisamente lo que impulsó a Enrique Alameda-Basora a convertirse en un “Big” con Big Brothers Big Sisters of Central Iowa (BBBSCI).

“Yo estaba buscando causar un impacto en la comunidad de una manera muy positiva que va más allá del sentirse bien, tener un impacto en la vida de otra persona, no sólo por un momento, sino para toda la vida. Esa es mi mayor inspiración”. Continúa añadiendo: “Soy el más joven de mi familia y nunca antes había tenido la oportunidad de ser mentor de alguien más joven que yo, y ver el impacto que mi hermano mayor ha tenido en mí me inspira a tener también ese tipo de impacto en alguien”. añadió el Sr. Alameda.

Advertisements

Alameda-Basora es un ” Big ” desde hace tres años, y actualmente es mentor de su segundo “Little”, Zaiden Martinez, de quince años, que, con el estímulo y el apoyo de su madre, lleva siete meses en el programa.  “La primera vez que oí hablar de él fue a mi madre el año pasado, que me dijo: ‘Existe este programa. Creo que sería muy bueno que te unieras”‘. Al principio tenía mis dudas, porque no sabía mucho sobre él hasta que me apunté. Disfruto de mi tiempo con Enrique”. dijo Zaiden.

Su madre, Gina Martínez, estaba muy familiarizada con el programa porque ella fue una “Little” cuando era más joven, y todavía recuerda el impacto de su Big Sister en su vida. “Cuando era más joven, cuando estaba en Colorado, tuve una Big Sister cuando tenía unos 13 años. Todavía recuerdo su nombre completo. Fue una persona muy importante en mi vida, aprendí mucho de ella y pienso en ella constantemente. Fue una gran experiencia. Quería que Zaiden tuviera la misma experiencia”, dice Martínez sobre su decisión de inscribir a Zaiden en BBBSCI. 

Bridget Cravens-Neely, directora ejecutiva de Big Brothers Big Sisters of Central Iowa, comparte su conexión personal con su trabajo. “Sé personalmente que la tutoría funciona porque yo soy el producto de la tutoría de jóvenes. No tuve un programa formal como Big Brothers Big Sisters mientras crecía. Mi madre era madre soltera y construyó un pueblo de mentores a mi alrededor. La mayoría eran mujeres y tenían una gran diversidad en todos los sentidos (edad, etnia, profesión, experiencia vital, antecedentes, estatus socioeconómico, etc.). Lo que tenían en común era su deseo de verme desarrollar todo mi potencial y triunfar en la vida. Esto es lo que la tutoría hace por los jóvenes. Les da esperanza. Permite soñar. Da confianza y seguridad. Esta es la razón por la que soy mentor. Este es mi motivo para unirme a BBBSCI. Tengo la responsabilidad de tender la mano a los jóvenes que estén dispuestos a tomarla”, dice Cravens-Neely, haciendo hincapié en su responsabilidad de guiar a los jóvenes que buscan apoyo. 

Advertisements

Martínez revela el impacto que BBBSCI ha tenido en Zaiden. “Desde que Zaiden se unió al programa, ha salido de su caparazón y está empezando a encontrarse a sí mismo como persona. Creo que el hecho de tener a una tercera persona fuera de su familia en la que puede creer, conocer y confiar le ayuda porque es alguien que no sabe lo que le pasa por dentro, y así puede sentir que no se le juzga. Estrictamente, es su relación; nada más, nadie más está involucrado, y siento que se siente lo suficientemente cómodo como para que haya crecido en él. He visto mucho crecimiento en Zaiden en los últimos siete meses desde que pasa tiempo con Enrique”. 

Los mentores también se benefician del programa. También es provechoso para el Big Brother. “Ser un Big significa proporcionar todo el apoyo que podamos de maneras muy eficaces y sanas, así que no tiene por qué ser tú quien asuma la responsabilidad de tu Little. No, simplemente escuchas, les orientas, intentas aconsejarles, haces todo lo que puedes y te aseguras de que sepan que, si algo va mal, estás ahí para ayudarles y apoyarles. Realmente creo que ese es el principal objetivo de Big Brothers Big Sisters: proporcionarles un adulto que les anime y en el que puedan confiar si las cosas se ponen difíciles”, dice Alameda-Basora.

Advertisements

Enrique y Zaiden se reúnen unas horas cada dos semanas, en función de las actividades que tengan previstas. Han vivido muchas experiencias inolvidables a lo largo de varios meses. Su recuerdo favorito es su visita al emblemático Centro de Ciencias de Iowa. Además de sus aventuras, también asisten a salidas con todos las demás parejas de Bigs and Littles. “Hay un montón de eventos diferentes en los que puedes conocer gente. Puedes pasar el rato con otras parejas, conocer sus historias, sus experiencias, y juntos ir a un parque y jugar a peleas de globos de agua o hacer Hot Dogs y hacer una parrilla en un parque. Ves a todo el mundo y a sus compañeros y puedes ver sus interacciones”, dice Alameda-Basora.

“Es una buena manera de hablar con gente que no son tus amigos, una buena idea para salir y hacer algo que nunca has hecho antes, y en general, simplemente pasar un buen rato”, añade Zaiden. 

Advertisements

El año pasado, Big Brother Big Sister of Central Iowa tuvo un impacto significativo en 570 jóvenes, de los cuales el 61% procedía de comunidades diversas ( afroamericanos, latinos, AAPI, indígenas). Un impresionante 89% de Littles sentían que tenían un adulto que se preocupa. Los programas de tutoría de BBBSCI incluyen tutoría en grupo, I Am Enough, Future Pathways, Workplace y Sports Buddies. Algunos están basados en la escuela, donde los mentores visitan a sus Littles en la escuela, y basados en la comunidad, donde los mentores y los Littles exploran juntos sus comunidades, como Enrique y Zaiden. Todos los mentores son voluntarios que han pasado verificación de antecedentes penales, de abuso infantil y de conducción y quieren ser modelos positivos para los niños. En la actualidad, más de 200 jóvenes esperan ansiosos a sus mentores, lo que ha motivado el llamamiento para reclutar a 60 Bigs en 60 días, centrándose en mentores masculinos y de comunidades minoritarias. 

El nuevo centro de tutoría juvenil, situado en el 2130 de Grand Avenue en Des Moines, abrirá sus puertas en otoño de 2024 y será un centro de tutoría y eventos comunitarios. “A medida que la ciudad de Des Moines y las comunidades circundantes crecen, las necesidades de tutoría de nuestros jóvenes siguen creciendo – BBBSCI está en una posición única para intervenir y servir a las necesidades”, dice Bridget Cravens-Neely, CEO de BBBSCI. 

Zaiden y Enrique siempre se divierten cuando se reúnen. Cada encuentro refuerza su relación y les presenta nuevas aventuras. Su próximo encuentro será un partido amistoso de boliche con todos los demás Bigs y Littles. Mientras tanto, Gina Martínez trabaja duro para alcanzar sus metas educativas. Actualmente está cursando una licenciatura en gestión de proyectos.

“Formar parte de Big Brothers Big Sisters ha sido una experiencia de humildad y un orgullo. Creo que la organización está haciendo grandes cosas por la comunidad y por los niños. Es una organización que se preocupa de verdad. Los coordinadores de los emparejamientos, cuando tienes una conversación con ellos, son increíbles, y realmente intentan escucharte y cualquier problema potencial que puedas tener con tu Little, lo que has estado haciendo, y realmente te apoyan”, dice Alameda-Basora. 

Hay muchas maneras de participar con Big Brothers Big Sisters de Iowa Central, desde el apoyo monetario a las donaciones en especie y el voluntariado en diversas capacidades. Visite bbbsia.org para participar.

Facebook Comments

Advertisements