Advertisements

Por Kate Hayden

Publicado originalmente por Innovation Iowa una publicación del Business Record el 26 de marzo de 2020.

 

La semana pasada, Nancy Mwirotsi tenía 30 computadoras portátiles (Laptops) para regalar de inmediato… y todas fueron entregadas el viernes.

 

Mwirotsi, fundadora y directora de la organización sin fines de lucro de educación tecnológica Pursuit of Innovation (Pi515), comenzó a trabajar en sobremarcha para asegurar que sus estudiantes de secundaria y preparatoria tuvieran acceso a los recursos educativos STEM después de que el Distrito de Escuelas Públicas de Des Moines anunciara que cerraría temporalmente durante el brote de coronavirus COVID-19.

 

La mayoría de los estudiantes de Pi515 están en el distrito de las escuelas públicas de Des Moines (DMPS), un distrito que no ofrece computadoras portátiles 1:1 a los estudiantes de secundaria. Pi515 también sirve a los jóvenes inmigrantes, refugiados o de cualquier otro modo desatendidos sin el mismo acceso a la tecnología o Internet en sus hogares.

 

Mwirotsi está buscando tantas computadoras portátiles renovadas que las empresas puedan donar para darlas a los estudiantes del DMPS sin dispositivos en casa.

 

“Muchos niños ya están muy, muy atrasados en la escuela. Esto los hace retrasar mucho”, dijo Mwirotsi. “No hay acceso a los programas extraescolares, no hay biblioteca, no hay Wi-Fi, nada.”

 

Mwirotsi está haciendo conexiones rápidamente. En tres días Pi515 se conectó con un representante de Mediacom, que está ofreciendo el servicio de Internet en casa Connect-2-Compete de forma gratuita a los hogares elegibles durante 60 días (aquellos hogares que se suscriban antes del 15 de mayo pagarán posteriormente $9.95 dólares al mes).

Es probable que Mediacom tarde una semana en llegar a las familias Pi515 que necesitan el programa Connect-2-Compete, estimó Mwirotsi. Lo que los estudiantes necesitan ahora es más dispositivos… los padres que no tienen estudiantes en el programa de Pi515 la han llamado pidiéndole ayuda para conseguirle a su estudiante algo con que hacer los deberes.

 

“Hubo otros padres que me llamaron de la nada para decirme, ‘Mi hija está en el último año de la escuela preparatoria y … desafortunadamente la escuela no le dio una computadora portátil para llevar a casa'”, dijo Mwirotsi. “Se me rompe el corazón, porque no podemos hacer mucho”.

 

El que los estudiantes de Mwirotsi tengan o no acceso a una conexión a Internet no es sólo una cuestión de su organización sin ánimo de lucro, ya que en medio de una pandemia global, Internet es el único acceso que tienen los estudiantes a una nueva situación normal en la escuela, a la socialización y al desarrollo de habilidades profesionales. Eso incluye el curso de Automatización de Procesos Robóticos, en el que los estudiantes de Mwirotsi se habían reunido sólo tres veces antes de que se suspendieran las clases presenciales.

 

Se han perdido los trabajos a tiempo parcial; las responsabilidades del cuidado de los hermanos pueden haber aumentado, y un sentimiento general de malestar ha ocupado el lugar de las rutinas de la mayoría de los estudiantes. Los partidarios del Pi515 recaudaron más de $2,315 dólares para ayudar a las familias del DMPS con problemas de inseguridad alimentaria que dependían de las escuelas para proporcionar comidas cinco días a la semana a sus hijos.

 

También está a punto de comenzar a enseñar en línea; el curso de Automatización de Procesos Robóticos en sí, que enseña los conceptos del desarrollo de la inteligencia artificial, está alojado en línea, lo que significa que los estudiantes con un dispositivo y acceso de Internet seguirán recibiendo la misma instrucción. El Pi515 pospuso su Cumbre sobre el Futuro del Trabajo programada para esta primavera hasta el otoño, dejando a los estudiantes de Automatización de Procesos Robóticos de este semestre sin la oportunidad de mostrar las plataformas automatizadas que están construyendo a sus compañeros y familias. Pero también lanzó una nueva lección — aprender a trabajar remotamente, una lección que muchos profesionales están aprendiendo sobre la marcha también.

 

Mwirotsi no estará allí en persona para darse cuenta cuando un estudiante está luchando por ponerse al día con un nuevo concepto, y está animando a sus chicos a que se hagan oír cuando necesiten ayuda – al igual que Mwirotsi está pidiendo ayuda a la comunidad empresarial.

 

“Eso va a ser nuevo para [los estudiantes] … y creo que es una ventaja. Los prepara para el futuro”, dijo Mwirotsi. “Tenemos unos chicos increíbles, auto-motivados, y están preocupados por [cada uno de ellos]. Llaman y dicen: ‘¿Hay algo que podamos hacer para ayudar?’ … Sólo tenemos que ayudar a cerrar la brecha. Si vamos a crear una fuerza laboral tecnológica en Iowa, tenemos que darnos cuenta de que los niños que no tienen acceso a la tecnología son muy, muy inteligentes y muy brillantes”.

Facebook Comments