Advertisements

Por Rick Najera

Hace años me aceptaron en la Universidad del Sur de California (USC). Nadie de mi familia se había titulado antes. Mi papá trabajaba con hoja de metal y mi mamá era mesera. Buscaba ayuda financiera por todos lados, pero esta nunca llegó. Una noche, vi a mi padre, un hombre orgulloso y un veterano de guerra, hacer algo que nunca lo había visto hacer antes. Rogó. Rogó que se me concediera ayuda financiera. Escribió una carta que detallaba nuestra pobreza e incluyó las declaraciones fiscales para comprobarla. Había luchado por este país en la Segunda Guerra Mundial y más tarde en Vietnam. Simplemente no hubo dinero para la universidad. Nunca asistí a USC.
Esto no quiere decir que me fue mal en mi trayectoria profesional. Me he presentado en Harvard y Stanford y muchas otras escuelas y universidades. Pero recuerdo haber pensado en aquel entonces que la educación era solamente para los ricos. Afortunadamente, Bernie Sanders no piensa así. Imaginen que todos tuvieran la oportunidad de estudiar una carrera universitaria. No sería una carga financiera para este país ni para los contribuyentes fiscales; sería una gran ganancia financiera. Así lo cree el Senador Sanders. Una persona con una licenciatura gana más dinero a lo largo de su vida que una persona que no la tiene.
Esta persona ganará más ingresos tributables a la larga. Es más, una educación universitaria gratuita crearía más riqueza y más oportunidades, sobre todo para los latinos. El grupo más grande en los colegios comunitarios, más del 46%, está compuesto de latinos. Además, de los 55 millones de latinos en Estados Unidos, la tercera parte es menor a 18 años. La buena educación de los latinos como contrapeso a la cárcel decidirá nuestro futuro. Bernie Sanders pide educación superior gratuita para algunos; esto podría parecer inalcanzable. Algunos podrían preguntarse de dónde saldría el dinero para universidades gratuitas. El plan de Bernie es simple. Lo ganaríamos de las operaciones especulativas en la bolsa de valores de Wall Street. Imaginen gravar a Wall Street en vez de rescatarlo.
¿Estudios universitarios gratuitos? Algunos podrían argumentar que Bernie Sanders no es práctico. No hace caso a lo que siempre se hace. Al principio ninguna idea nueva parece práctica. Pero todo gran líder nos pide tener sueños grandes, desde Martin Luther King, Jr. hasta John F. Kennedy y César Chávez. Claro, por ahora es un sueño, pero solo es un sueño hasta que se logre. Para entonces será una realidad. Tal vez tengan que cambiar algunas de nuestras prioridades. Tal vez como nación tengamos que ir a menos guerras, construir menos cárceles e intentar construir más universidades. Pero vale la pena luchar por el sueño de estudios universitarios gratuitos. Siga soñando en grande, Bernie. Siga luchando por mí y por millones de jóvenes latinos que lo apoyan. Juntos nuestros sueños pueden convertirse en realidad.

La obra de teatro de Rick Najera, Latinologues, fue la primera obra exitosa en Broadway escrita, dirigida y protagonizada exclusivamente por latinos.

Facebook Comments

Advertisements