El juez niega las solicitudes de información sobre otros sospechosos en el caso de Cristhian Bahena Rivera

0
644
La abogada defensora Jennifer Frese habla durante la audiencia de su cliente Cristhian Bahena Rivera en el Tribunal del Condado de Poweshiek en Montezuma el jueves. Bahena Rivera fue condenado por el asesinato de la estudiante de la Universidad de Iowa Mollie Tibbetts en 2018. Un juez retrasó la sentencia de Bahena Rivera después de que los abogados de la defensa afirmaron que las autoridades ocultaron información sobre las investigaciones de una red de tráfico sexual cercana que los abogados dicen que podría haber estado involucrada en el apuñalamiento fatal. (Jim Slosiarek/The Gazette)
Advertisements

 

Por Kate Payne, Iowa Public Radio

 

Un juez ha dictaminado que los fiscales no tendrán que dar información sobre otros posibles sospechosos en el caso de Cristhian Bahena Rivera, que fue condenado por asesinato en primer grado en mayo por el asesinato de la estudiante universitaria de Iowa Mollie Tibbetts. Los abogados de Bahena Rivera buscan un nuevo juicio, después de que nuevos testigos nombraran de forma independiente al mismo sospechoso, que supuestamente confesó haber matado a Tibbetts y haber estado involucrado en una red de tráfico sexual.

En un fallo publicado el viernes, el juez del Tribunal de Distrito Joel Yates se puso del lado de la fiscalía, negando las solicitudes de la defensa de información sobre otros sospechosos supuestamente involucrados en investigaciones relacionadas con el tráfico sexual.

Advertisements

Yates dictaminó que, si bien tiene la autoridad para ordenar la entrega de la información, consideró que las solicitudes eran demasiado generales y no vio cómo eran relevantes para el caso de Bahena Rivera.

“Es difícil para el Tribunal ver cómo la gran cantidad de esa información podría ser relevante para el acusado, para Mollie Tibbetts, o para la moción de un nuevo juicio. Además, es probable que esas investigaciones contengan información confidencial sobre una cantidad de personas, y el examen del acusado de esas investigaciones no sería más que una expedición de pesca”, dice en parte el fallo de Yates, haciéndose eco de los argumentos presentados por los fiscales.

En una audiencia celebrada el jueves en el tribunal del condado de Poweshiek, el fiscal general adjunto de Iowa, Scott Brown, desestimó los esfuerzos de la defensa como una “expedición de pesca” y dijo que no hay credibilidad en las afirmaciones de los testigos de que el caso de Tibbetts está conectado con otros sospechosos involucrados en el tráfico sexual en la zona.

Advertisements

“Ninguna evidencia lo apoya. Ninguna. Cero”, dijo Brown. “No hay nada ahí”.

Las solicitudes de los abogados defensores Chad y Jennifer Frese se presentaron después de que dos nuevos testigos se presentaran de forma independiente durante el juicio para nombrar a un nuevo sospechoso, que la defensa identificó en el tribunal como Gavin Jones. El 26 de mayo, un recluso que estaba encarcelado con Jones y la ex novia de éste se dirigieron a las fuerzas del orden, diciendo que Jones había afirmado que había matado a Tibbetts.

Advertisements

Según el testimonio del recluso, Jones dijo que él y otro individuo estaban involucrados en una red de tráfico sexual dirigida por un hombre de 50 años y que vieron a Tibbetts “atada y amordazada” en una “Trap House” (Casa ilícita) dirigida por el hombre. Fue el hombre de 50 años quien dirigió a Jones y al otro individuo para que apuñalaran y mataran a Tibbetts e inculparan a un hombre hispano por su muerte, según el testigo.

El recluso dijo a los investigadores que creía que Tibbetts iba a ser objeto de tráfico sexual, pero que la publicidad en torno a su caso “se hizo demasiado grande y demasiado rápido y algo salió mal”.

Advertisements

En los archivos del tribunal, la defensa también nombró a James Lowe, de 50 años, que supuestamente dirigía una red de tráfico sexual en New Sharon, cerca de donde desapareció Tibbetts. Una orden de búsqueda de Lowe indicó que se reunió con una de sus presuntas víctimas en una tienda Casey’s en Brooklyn, la ciudad natal de Tibbetts.

Lowe es un antiguo compañero sentimental de la madre de Xavior Harrelson, un niño de 11 años que desapareció en Montezuma el 27 de mayo.

En la audiencia del jueves, el equipo de la defensa de Bahena Rivera argumentó que el testimonio de los testigos y las supuestas conexiones con los traficantes de sexo de la zona son significativos y justifican la investigación. El abogado Chad Frese señaló una serie de otros casos de personas desaparecidas en la zona, dando a entender que las desapariciones pueden estar relacionadas.

“Hay algo podrido en esta zona. Y [los fiscales] no quieren ayudarnos, ni proporcionarnos ninguna información”, dijo Frese. “Esta es una zona pequeña. Han desaparecido diez niños. Eso no es casualidad. Y creemos que es exculpatorio”.

En declaraciones a los periodistas después de la audiencia, los abogados de la defensa subrayaron aún más lo que afirman que es un vínculo entre las desapariciones de Tibbetts y Harrelson.

“Creemos que esos dos están inextricablemente vinculados”, dijo Frese. “Es decir, Xavior Harrelson fue secuestrado el penúltimo día de nuestro juicio con jurado. Eso no es una coincidencia”.

Durante la vista, Brown dijo que era “inconcebible” que la defensa sacara a relucir la información del caso del niño desaparecido, que actualmente se está investigando. Brown sostiene que no hay “ninguna prueba” que conecte los dos casos.

Frese, por su parte, afirmó que la información de los dos nuevos testigos y el recuerdo de su cliente “se alinean perfectamente”, aunque hay aparentes discrepancias entre los relatos.

El testimonio de Bahena Rivera en el juicio fue que dos hombres enmascarados le secuestraron en su casa y le obligaron a conducir mientras seguían a Tibbetts, la secuestraron y mataron, y pusieron su cuerpo en el maletero de su coche, todo ello la noche en que desapareció.

Sus declaraciones en el juicio no son consistentes con lo que dijo a los investigadores durante una entrevista de 11 horas en agosto de 2018, diciendo que actuó solo, enfrentando a Tibbetts mientras ella corría, “desmayándose” y luego escondiendo su cuerpo en un campo de maíz.

La defensa ha dicho que el relato de su cliente sobre los hombres enmascarados ha permanecido consistente desde que hablaron por primera vez con él en agosto de 2018 y no ha cambiado desde que los dos testigos se presentaron. Según los Freses, Bahena Rivera nunca ha mencionado una segunda ubicación o una “Trap House”.

Cuando se le preguntó cómo explicar esas aparentes discrepancias entre los relatos de los testigos y los de su cliente, Chad Frese argumentó que las historias son lo suficientemente consistentes.

“No sabemos si podemos alinear mejor los puntos si tenemos más información. Pero los puntos principales, se alinean”, dijo Frese. “Los hechos no van a ser todos ordenados y bonitos. Pero los hechos principales se van a alinear”.

Estaba previsto que Bahena Rivera fuera condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional el jueves, la sentencia obligatoria por asesinato en primer grado en Iowa. Su sentencia se ha retrasado mientras se atienden las peticiones de la defensa.

Está previsto que Bahena Rivera vuelva al tribunal del condado de Poweshiek el 27 de julio para lo que se espera que sea una audiencia de todo un día sobre una moción para un nuevo juicio.

 

Facebook Comments

Advertisements