JD Scholten: La cadena de suministro de alimentos no tiene por qué ser tan frágil

0
270
Advertisements

Por Nikoel Hytrek, Courtesy of Iowa Starting Line

 

Ante el problema de los brotes en las empacadoras de carne y la posibilidad de cerrarlas temporalmente, es frecuente que los trabajadores de las plantas y los agricultores que les venden su ganado se enfrenten entre sí.

JD Scholten, que se ha postulado para el puesto del representante Steve King en el cuarto distrito de Iowa, rechaza esa suposición.

Advertisements

“Es un doble golpe”, dijo. “Estoy 100% en desacuerdo con que sean los agricultores o los trabajadores; son ambas cosas. Ambos están siendo perjudicados en este momento”.

Y es en gran parte porque sólo unas pocas empresas controlan las operaciones de empacado de carne de la nación, haciendo que los trabajadores sean más necesarios y ofreciendo a los agricultores pocas opciones. En estas operaciones es donde se producen la mayoría de los brotes de coronavirus en el Medio Oeste.

En Iowa, eso ha llevado a los funcionarios locales a pedirle a la gobernadora Kim Reynolds o a las propias compañías que detengan temporalmente la producción para que las comunidades puedan hacer análisis y limpieza para contener los brotes.

Pero el mayor argumento en contra del cierre de estas plantas empacadoras de carne es que el cierre y la reducción de la producción afectará el suministro de alimentos de la nación, en el que Iowa juega un papel muy importante.

No tiene por qué ser así.

La solución es hacer cumplir las leyes antimonopolio, dijo Scholten, para que haya más empacadoras de carne y operaciones de matanza. Entonces, las plantas más afectadas podrían cerrar para la limpieza y análisis de los empleados sin que el suministro de alimentos se resienta.

Advertisements

“Si una planta se cae, esto afecta a todo”, dijo Scholten sobre el acuerdo actual, donde plantas como la de Smithfield en Dakota del Sur procesan alrededor del cinco por ciento de la carne de cerdo del país. “Por lo tanto, la resistencia, la sostenibilidad y la adaptabilidad son mínimas.”

La ampliación del mercado también abrirá opciones para que los agricultores puedan vender su ganado, lo que ha sido un reto en las últimas semanas. En informes recientes se ha hablado con muchos agricultores que se enfrentaban a la perspectiva de sacrificar sus animales si no podían venderlos a las plantas.

“Cuando salgamos de esto, tenemos que hacer cumplir nuestras leyes antimonopolio, y lo más importante será permitir que los agricultores tengan mercados competitivos”, dijo Scholten. “Por lo tanto, [los agricultores] pueden seguir vendiendo a Tyson y JBS y todas estas diferentes entidades, pero actualmente lo que estoy diciendo es que también hay un potencial para vender a una persona local y crear mercados alternativos”.

Además, ejercería menos presión sobre los trabajadores, que han seguido yendo a trabajar a pesar de los riesgos para la salud.

Advertisements

“Es una locura que estos trabajadores hayan estado sin PPE y sin máscaras”, dijo Scholten. “Nadie debería tener que elegir entre el sueldo y la vida.”

Ayer, Donald Trump utilizó la Ley de Producción de Defensa para firmar una orden ejecutiva que requiere que las plantas empacadoras de carne permanezcan abiertas como parte de la infraestructura crítica de la nación.

De acuerdo con Bloomberg News, parte del decreto el gobierno proveerá equipo de protección y guía, pero Trump no dio detalles. Sin embargo, hay indicios de que las empresas no serán responsables de las infecciones y muertes de empleados o clientes.

En Sioux City, el brote en una instalación de Tyson Fresh Meats en Dakota City, Nebraska, es sospechoso de ser la razón principal de la explosión de casos en el área metropolitana.

La negativa de Tyson a confirmar o negar los números llevó a los alcaldes del área el lunes a emitir un llamado a la transparencia sobre el origen de los casos. En el condado de Woodbury, el número de casos ha aumentado a 674 en nueve días.

“Nos afecta a todos. Esos trabajadores van a la misma tienda de autoservicio a la que yo voy. Son mis vecinos. Y esta es una de esas cosas en las que estamos todos involucrados en esto”, dijo Scholten. “Y si [las compañías] van a ser parte de nuestra comunidad y pedir tanto a nuestra comunidad, esto es lo menos que pueden hacer por nosotros”.

Las empresas empacadoras de carne en Iowa como Tyson han asegurado repetidamente a los funcionarios que están siguiendo las directrices de distanciamiento social y proporcionando PPE a la gente que trabaja en el piso, pero las declaraciones de los trabajadores de allí contradicen esas declaraciones.

Aún así, los gobernadores de área —Reynolds, el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts y la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem— se han negado a emitir órdenes de quedarse en casa u ordenar el cierre de las plantas.

Anteriormente, Ricketts rechazó la idea de cerrar cualquier planta de Nebraska, insinuando que una escasez de carne daría lugar a manifestaciones como las que se han visto en otros estados. Noem y Reynolds han dejado la decisión final a las plantas.

“Se trata de tener un sistema alimentario más local y regional. Estas son cosas muy viables, es sólo que lo que estamos viendo en la actualidad es poner la atención en esto”, dijo Scholten. “Espero que al final de esto realmente salgamos con la idea de que nuestro sistema alimentario es extremadamente valioso para el país y su seguridad y que necesitamos ser más resistentes y flexibles”.

 

Foto por Julie Fleming

Iowa Starting Line es un medio de comunicación progresista de propiedad independiente dedicado a proporcionar una cobertura única y perspicaz de las noticias y la política de Iowa. Necesitamos el apoyo de los lectores para seguir operando – por favor, haga una donación aquí. Síganos en Twitter y Facebook para más cobertura

Facebook Comments

Advertisements