Advertisements

Hoy, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Pekoske, firmó un memorando que dirige los componentes del DHS, incluidos los de Aduanas y Protección Fronteriza, Inmigración y Control de Aduanas y los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, para revisar y restablecer las políticas de cumplimiento y establecer políticas provisionales para aplicación civil mientras el Departamento desarrolla sus prioridades finales.

 

Durante 100 días, a partir del 22 de enero de 2021, el DHS detendrá las deportaciones de ciertos no ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada para garantizar que tengamos un sistema de aplicación de la ley de inmigración justo y eficaz centrado en proteger la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública.

Advertisements

 

La pausa permitirá que el DHS se asegure de que sus recursos se dediquen a responder a los desafíos más urgentes que enfrenta Estados Unidos, incluidos los desafíos operativos inmediatos en la frontera suroeste en medio de la crisis de salud pública mundial más grave en un siglo.

Advertisements

Advertisements

 

Durante este período interino, el DHS continuará haciendo cumplir nuestras leyes de inmigración.

Facebook Comments

Advertisements