Library Director Laura Long cuts the ribbon for the new City of East Moline Library alongside Mayor Reggie Freeman and State Representative Mike Halpin among others. Photo by Antonio Varela / Hola America
Advertisements

Por Jonathan Turner, WHBF, OurQuadCities.com

La Biblioteca Pública de East Moline celebró una gran inauguración y ceremonia de corte de listón el lunes 12 de septiembre para la nueva Biblioteca Pública Louis E. Woodworth, en el centro de la ciudad, en el 740 de la Avenida 16, con lo que culminó un proceso de 13 años.

La directora Laura Long dijo que el renovado edificio del banco (completado con un costo de 7.3 millones de dólares) se inauguró la primavera pasada, pero por cuestiones de abastecimiento, no estaban listos para tener una gran ceremonia pública hasta el lunes.

Para el proyecto -conseguir una nueva biblioteca en el centro, planeado desde 2009- el contador jubilado y nativo de East Moline Woodworth aportó 1.4 millones de dólares.

Eso fue una sorpresa total, dijo Long el lunes, ya que Woodworth no ha vivido en la zona desde su graduación en 1951 de la escuela preparatoria United Township. El ex alcalde Bill Ward es un viejo amigo y un gran partidario de la biblioteca, dijo Long.

“Nos puso en contacto con el señor Woodworth y eso fue muy emocionante”, dijo. “No podríamos haberlo hecho sin su ayuda”.

“Él sólo tiene muy buenos recuerdos de haber crecido en East Moline y venir aquí”, dijo Long de la antigua biblioteca.

Advertisements

El nuevo edificio tiene más del doble de metros cuadrados que el anterior edificio de la biblioteca, con casi 22,000 pies cuadrados.

“La generosidad de la comunidad ha sido abrumadora”, dijo Long (directora de la biblioteca durante siete años). “Se trata de un verdadero esfuerzo conjunto, con el apoyo del estado, la ciudad, las fundaciones y, sobre todo, de nuestros filántropos locales”.

“Espero que pueda ser un ejemplo para otras ciudades de la zona”, dijo sobre la colaboración público-privada necesaria para llevar a cabo el proyecto. La ciudad se comprometió a dedicar tiempo del personal y 350,000 dólares a la renovación.

La biblioteca no ha aumentado su personal y está en proceso de ampliar sus colecciones, dijo la directora. “Lo más importante para mí es que tenemos más espacio para que la gente se reúna”, dijo Long. “Tenemos sillas y mesas y salas de estudio y de reuniones, y todo eso no estaba disponible en el antiguo edificio. Estamos muy contentos de que la comunidad venga a vernos”.

Advertisements

Se necesita el apoyo de toda una comunidad 

El presidente de la junta directiva de la biblioteca, James Hoffman, dio el lunes las gracias a muchas personas por el proyecto, entre ellas el presidente del TBK Bank, John DeDoncker, que decidió donar el antiguo edificio del banco, “que fue la clave de nuestro éxito”, dijo Hoffman. El edificio de dos plantas (al que se le añadieron otras) es de la década de 1950.

Long también fue fundamental para la realización de los planos del edificio, tratando a diario con todos los contratistas, dijo. “La junta directiva tenía mucho que decir, pero hay que admitir que ella era la que se encargaba de dirigir el día a día, de hacer que la gente se ajustara a las normas”, dijo.

Hoffman señaló que cuatro miembros de la junta directiva fallecieron durante el largo proceso.

“Se necesita el apoyo de toda una comunidad para hacer cualquier cosa, especialmente cuando se trata de un gran proyecto de obras públicas como éste”, dijo, dando también crédito al personal de la biblioteca y al grupo de voluntarios Amigos de la Biblioteca Pública de East Moline.

La Biblioteca Estatal de Illinois aportó 2 millones de dólares para el proyecto, que también recaudó 3 millones de dólares en donaciones privadas.

El representante estatal de Illinois Mike Halpin (D-Rock Island) tiene hijos de 8 y 10 años, e incluso en esta era digital de pantallas, su familia valora las bibliotecas y la lectura.

“Este edificio va a permitir que generaciones de niños descubran ese amor”, dijo el lunes. “Me enorgullece decir que el estado de Illinois pudo contribuir con 2.1 millones de dólares del programa estatal de subvenciones para la construcción de bibliotecas. Y eso, combinado con los esfuerzos de la ciudad y todas las donaciones privadas, ayudó a hacer esto posible. Esto es lo que realmente significa la colaboración público-privada.

El representante estatal, Mike Halpin, hablando en la ceremonia de inauguración.
Foto por Antonio Varela / Hola America

“Se trata de trabajar a todos los niveles del gobierno y con la comunidad, para llevar a cabo proyectos públicos importantes como éste”, dijo Halpin. “Me alegro de que el estado de Illinois pueda formar parte de ello y de que esta comunidad tenga algo de lo que sentirse muy orgullosa en los próximos años”.

Recordando a un generoso benefactor

Bill Ward, que ahora tiene 88 años, fue compañero de escuela de Woodworth, y fueron caddies juntos en el Short Hills Country Club.

“Él no tenía nada. Su familia no tenía nada”, recordó Ward. “Vivían en la avenida 15 y la calle 10, en East Moline, en el piso superior de un negocio”.

Woodworth obtuvo una beca de caddie en Short Hills y fue a Northwestern, especializándose en contabilidad y negocios. Primero se incorporó a una empresa de contabilidad en Cleveland y tuvo mucho éxito, dijo Ward. Cuando Woodworth vivia en East Moline, tenía tres hogares: su residencia, Short Hills y la biblioteca pública, dijo el ex alcalde.

“Ahí es donde pasaba todo su tiempo. Venía a la biblioteca a abrigarse del frio cada noche”, dijo Ward, señalando que su casa estaba a dos manzanas de la antigua biblioteca.

Recomendó a Woodworth que hiciera una donación al proyecto de la nueva biblioteca, aunque no se le conoce ningún pariente que siga en la zona. Las únicas veces que lo visitó fueron en 2019 y 1979, dijo Ward.

“Probablemente esta noche todavía esté en otro continente”, dijo, señalando que todavía está en contacto regular con Woodworth -que aún tiene tres casas literales- en Seattle, Palm Springs, California, y París (“a solo unos pasos de la Catedral de Notre Dame”).

“Es un persona muy cariñosa”, dijo Ward. “Además de los 1,465,000 dólares que donó a esta biblioteca, que lleva su nombre en la parte superior del edificio, era un tipo bajito, seguro de si mismo, determinado, un impulsor y revolucionario en la preparatoria, y lo sigue siendo hoy”.

Woodworth también invirtió en dos iglesias de East Moline, incluida la de Ward, en los últimos años.

Fue el primer jefe de Ward en Short Hills, y todavía dona “cientos de miles de dólares” al Fondo de Becas Chick Evans Caddy en Short Hills, dijo Ward.

“Todavía se acuerda de todo lo que hay aquí y fue un joven local que le fue bien”, dijo Ward. “Ha donado su corazón y su tiempo y su dinero a East Moline. Aprecio eso y estoy seguro de que la comunidad también. No pide ningún favor”.

Ward estuvo en el comité de recaudación de fondos de la biblioteca.

“Es una instalación hermosa; es preciosa”, dijo del edificio renovado. “Es uno de los mejores de las Quad Cities. Es un lugar para venir a relajarse”.

Advertisements

También es importante restaurar y reutilizar un edificio clave del centro, que pasó por muchas transformaciones bancarias, dijo Ward.

“Es una conexión para el centro de la ciudad. Me gustaría que se establecieran más negocios pequeños aquí”, dijo. “Espero que East Moline se convierta en un lugar de destino. Tenemos mucho que ofrecer: somos una comunidad de obreros y siempre lo seremos. Pero también necesitamos que la gente venga a vernos, a visitarnos”.

La nueva biblioteca debería ayudar a atraer nuevos desarrollos en el centro, dijo Ward. “Es un repunte para el centro de East Moline y creo que es un gran logro”, dijo.

La Biblioteca Pública de East Moline acoge a más de 100,000 usuarios al año, y las ampliaciones realizadas (incluida la adición literal de 6,000 pies cuadrados al antiguo banco de 16,000 pies cuadrados) han creado un nuevo espacio que se espera que aumente la asistencia anual en un 25% adicional.

El banco TBK sustituyó su antigua sede en el centro de la ciudad, con un nuevo banco de 1.5 millones de dólares justo al lado, en el 717 de la avenida 16, en East Moline.

Facebook Comments

Advertisements