“We can't address those needs if we're not able to assess them. So this is sort of the first step in knowing what needs there are, so it can inform public health measures moving forward,” Velez-Bermudez said. Photo Mike Fetterer / Hola Iowa
Advertisements

Por Laura Olson, Iowa Capital Dispatch

WASHINGTON – Las autoridades sanitarias federales instaron el martes a los estadounidenses de las zonas del país con los mayores índices de infección por COVID-19, incluidas algunas partes de Iowa, a que vuelvan a utilizar mascarillas cuando estén en lugares públicos y cerrados, incluso si están totalmente vacunados contra el COVID-19.

Las recomendaciones actualizadas suponen un cambio brusco respecto a las orientaciones dadas por la agencia en mayo, según las cuales los estadounidenses totalmente vacunados contra el COVID-19 no necesitan llevar mascarilla en la mayoría de las situaciones, tanto en interiores como en exteriores.

Advertisements

Las actualizaciones también incluyeron cambios para las escuelas, con funcionarios federales de salud que ahora instan a todos en las escuelas K-12 a usar una mascarilla en el interior. Esto incluye a los profesores, el personal, los estudiantes y los visitantes, independientemente del estado de vacunación y del nivel de transmisión en la comunidad.

La actualización de las directrices de los CDC se debe a los nuevos datos que indican que, aunque las infecciones entre los vacunados son poco frecuentes, esas personas pueden seguir siendo contagiosas y capaces de propagar la enfermedad a otros, dijo la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El uso de una mascarilla en interiores en zonas con una transmisión “sustancial” o “alta” del virus podría ayudar a reducir nuevos brotes de la variante delta, altamente contagiosa, dijo.

Advertisements

Unos 39 estados tienen tasas de infección que han alcanzado niveles ” considerables” o “altos” de transmisión, según un rastreador de datos en el sitio web de los CDC. Iowa figura con una tasa de transmisión “sustancial”.

La agencia también hace un seguimiento de las tasas de infección a nivel de condado, y el 63% de los condados de EE.UU., incluidos 47 condados de Iowa, están en esas dos categorías de preocupación.

“Esta decisión no se tomó a la ligera”, dijo Walensky. Añadió que otros expertos médicos y de salud pública coincidieron con los CDC en que la nueva información sobre la posibilidad de que las personas vacunadas tengan infecciones contagiosas exigía que la agencia tomara medidas.

El presidente Joe Biden describió la revisión de la agencia sobre el uso recomendado de la mascarilla como “otro paso en nuestro camino para derrotar a este virus.”

“Espero que todos los estadounidenses que viven en las zonas contempladas por las orientaciones de los CDC las sigan”, dijo Biden. “Yo ciertamente lo haré cuando viaje a esas zonas”.

Advertisements

Los cambios en el uso de la mascarilla pueden no ser los únicos que se produzcan en los intentos de la Casa Blanca por responder al aumento de las infecciones. Biden también dijo el martes que se está estudiando la posibilidad de imponer la vacunación a todos los empleados federales.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU. ya ha exigido a sus trabajadores de la salud de primera línea que se vacunen contra el COVID-19.

Las recomendaciones sobre mascarillas encuentran resistencia

Pero se espera que las nuevas recomendaciones sobre las mascarillas encuentren resistencia.

Las zonas del país con los mayores picos de infecciones por COVID-19 suelen ser las que tienen las tasas de vacunación más bajas y los lugares que fueron los más rápidos en poner fin a los mandatos de uso de mascarillas en entornos públicos.

Algunos han tomado medidas legales para evitar futuros requerimientos de mascarillas. Al menos nueve estados -Arkansas, Arizona, Georgia, Iowa, Oklahoma, Carolina del Sur, Texas, Utah y Vermont- han promulgado leyes que prohíben a los distritos exigir mascarillas en las escuelas, según un análisis de la CNN.

La gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, arremetió contra la guía actualizada en una declaración el martes, describiendola como “no basada en la realidad ni en el sentido común”. El nivel de transmisión en la comunidad de Iowa está calificado como “sustancial” en el último mapa de los CDC. 

“Me preocupa que esta guía se utilice como vehículo para imponer mascarillas en los estados y escuelas de todo el país, algo que no apoyo”, dijo Reynolds, añadiendo que la vacuna “sigue siendo nuestra herramienta más fuerte para combatir el COVID-19” y que seguirá instando a la vacunación.

La senadora estadounidense Joni Ernst, republicana de Iowa, declaró el martes a los periodistas que cree que deberían ser las familias las que decidan si se necesitan mascarillas en la escuela.

Advertisements

Walensky eludió una pregunta durante la sesión informativa del martes sobre el nivel de cumplimiento que los CDC esperan con las nuevas recomendaciones, y se limitó a decir que la forma de reducir las crecientes tasas de transmisión en la comunidad es usar mascarillas y aumentar las tasas de vacunación.

 

Facebook Comments

Advertisements