Los asesores bilingües del Centro Evelyn K. Davis ayudan a los clientes a lograr sus objetivos financieros y profesionales

0
573
The Evelyn K. Davis Center's bilingual coaches, Jeff Graney, financial coach; and Mercedes Morton, career coach, ensure that Spanish-speaking clients are served in their preferred language. Photo by Tar Macias / Hola Iowa
Advertisements

Por Christina Fernández-Morrow, Hola Iowa

Antes de convertirse en asesora de carrera en el Centro Evelyn K. Davis para familias trabajadoras en Des Moines, Mercedes Morton ya estaba familiarizada con la filial del centro, el Des Moines Area Community College (DMACC). Empezó en sus clases de aprendizaje de inglés y, unos años más tarde, se graduó con un título de asociado. Se convirtió en una intérprete profesional médica y legal antes de asumir su nuevo papel como asesora profesional. Su experiencia como asistente legal en derecho de familia e inmigración le proporciona una valiosa visión que utiliza para ayudar a los refugiados e inmigrantes, que son la mayor parte de sus clientes. Disfruta de su papel porque le permite ayudar a personas de diversos orígenes y no cobra por sus servicios, lo que hace que sus servicios sean accesibles a toda la comunidad. Aunque cree que todo el mundo puede beneficiarse de su ayuda para redactar currículos, preparar entrevistas e identificar oportunidades de trabajo, considera que es especialmente útil para las personas que hablan español. “Quiero que todo el mundo sepa que tenemos este tipo de centro”, dice, recordando un encuentro con un cliente que se mudó a Iowa y quedó impresionado por el nivel de ayuda que le proporcionó. “Conozco a personas que son puertorriqueñas y se mudaron aquí desde Florida. Vivieron allí durante muchos años. Dicen que le dicen a todo el mundo que venga a Des Moines porque en Florida no tienen estos servicios”. 

Más que entregar a los clientes una lista de lugares a los que llamar y enviarlos por su cuenta, Morton comparte sus recursos y refiere a las personas en situaciones únicas. Por ejemplo, tuvo un cliente que acudió a ella porque estaba interesado en tomar clases de contabilidad en el DMACC. Sin embargo, nadie en el campus entendía su situación, así que lo enviaron a ella. Tras una breve conversación, se enteró de que ya había obtenido el certificado de contabilidad en su país de origen. Ella utilizó su conocimiento de la ley de inmigración para enseñarle cómo transferir sus credenciales profesionales a Iowa y evitar años de cursos innecesarios. Mientras que el Centro Evelyn K. Davis no tiene los medios para hacer que los clientes pasen por el proceso, como Asesora de Carrera Morton le proporcionó la referencia correcta y le acompañó en los pasos para asegurarse de que tenía el trámite que necesitaba en el proceso. 

Advertisements

Morton puede identificarse con muchos de sus clientes. Originaria de El Salvador, Morton llegó a Iowa hace casi veinte años tras conocer a su marido, nativo de Iowa. Se mudaron a Des Moines, donde ella se quedó en casa con sus dos hijos. Mientras los niños eran pequeños, Morton dedicó su tiempo a aprender inglés, tomar clases y ser voluntaria en la comunidad. Después de terminar su segunda carrera en el Mercy College, desempeñó varias funciones en las que sus conocimientos de español le permitieron trabajar en su lengua materna y ayudar a los nuevos habitantes de Iowa a desenvolverse en los sistemas que ella misma había atravesado. Ahora que sus hijos son independientes, ha tenido más tiempo para desarrollar su carrera. La misión del Centro Evelyn K. Davis de capacitar a las personas para que se conecten con sus objetivos profesionales y alcancen la estabilidad financiera la entusiasma porque fue parte de su viaje cuando se estableció en Des Moines. Trabajar como asesora profesional es una oportunidad que cierra el círculo para ella porque recuerda que hace años acudió al Centro Evelyn K. Davis como cliente y trabajó con un asesor financiero para ahorrar dinero para comprar un coche.

Asesora bilingüe de carrera Mercedes Morton. Ella es originaria de El Salvador, Morton llegó a Iowa hace casi veinte años.
Foto por Tar Macias / Hola Iowa

El asesoramiento financiero es otro servicio gratuito disponible en el Centro Evelyn K. Davis y, según el asesor financiero Jeff Graney, es similar al trabajo con un asesor personal, pero centrado en la salud de su futuro financiero. Graney, que ha estado aprendiendo y hablando español desde la escuela secundaria, ve su papel como un motivador que puede ayudar a los clientes. Dice de su trabajo: “Observo sus hábitos de gasto y les ayudo a aprender a modificarlos a través de la educación sobre el papel de las puntuaciones de crédito, la compra de vivienda, el presupuesto, el establecimiento de crédito y la eliminación de la deuda.” Graney disfruta trabajando uno a uno con los clientes y llevándolos a través de los pasos que necesitan para establecer y alcanzar sus metas financieras. Ayudar en español es una alegría añadida para Graney, que pasó seis años en Salamanca, España, y dedicó sus años de licenciatura en Iowa State a aprender español e historia de América Latina. 

Gran parte de su trabajo gira en torno a la creación de una mejor relación con el dinero, ayudando a los clientes a romper los ciclos de pobreza. Cuando las familias aprenden métodos de ahorro, a trabajar para conseguir objetivos financieros a corto y largo plazo, y a gestionar sus presupuestos, la brecha de la riqueza empieza a reducirse al introducir conceptos y hábitos que no eran posibles en entornos de supervivencia basados únicamente en el sueldo. 

Advertisements
El asesor financiero bilingüe Jeff Graney vivió seis años en Salamanca, España, y dedicó sus años de licenciatura en Iowa State a aprender español e historia de América Latina.
Foto por Tar Macias / Hola Iowa

A veces, Graney y Morton trabajan juntos para ayudar a los clientes. Si un cliente no puede encontrar un empleo adecuado, pueden ayudarle a buscar hábitos presupuestarios alternativos, o incluso a considerar la posibilidad de crear su propio negocio. El Centro Evelyn K. Davis también cuenta con asesores empresariales que pueden ayudar a los clientes a determinar lo que necesitan para abrir un pequeño negocio. Si bien estos asesores no son bilingües, los asesores empresariales trabajan en equipo con Graney y Morton para asegurarse de que los clientes de habla hispana sean atendidos en el idioma que prefieran. Graney cree que el empoderamiento significa dar a los clientes las herramientas que necesitan y señalarles los recursos adecuados para la orientación, en lugar de un enfoque de tipo “hágalo usted mismo”. “Es una colaboración”, dice.  Por eso trabaja con ellos para crear planes paso a paso y les presta una atención individualizada. En última instancia, los asesores profesionales, empresariales y financieros crean una red de apoyo para ayudar a los clientes a ser autosuficientes, algo que Graney y Morton están orgullosos de hacer por su comunidad.

El Centro Evelyn K. Davis es una asociación entre la Fundación Comunitaria del Gran Des Moines, el DMACC y el Consejo de Directores, y está situado en el 1171 de la calle 7, en Des Moines. Puede obtener más información sobre sus servicios y concertar una cita con Mercedes Morton o Jeff Graney en www.evelyndaviscenter.org. o llamando a Mercedes al 515-697-1482 o a Jeff al 515-697-7705.

Advertisements

Facebook Comments

Advertisements