Bernie Sanders y Barack Obama están de acuerdo: El atentado de Trump al servicio postal es un ataque directo a las elecciones de 2020

0
84
A mailman wearing a mask and gloves loads a postal truck with packages at a United States Postal Service (USPS) post office location in Washington, D.C. on April 16, 2020. (Photo: Saul Loeb/AFP via Getty Images)
Advertisements

“Lo que las elecciones no deben ser en una sociedad democrática es ganar porque a tus oponentes se les impide votar. Y eso es exactamente lo que Trump está haciendo ahora mismo.”

 

Por Julia Conley, de Common Dreams

 

Tanto el senador Bernie Sanders como el ex presidente Barack Obama dieron la voz de alarma el viernes por el intento abierto del presidente Donald Trump de sabotear el Servicio Postal de los Estados Unidos al negarse a proporcionar fondos de emergencia en lo que los críticos llaman un esfuerzo por obstaculizar las elecciones generales, en las que se espera que millones de estadounidenses voten por correo. 

Advertisements

 

En un correo electrónico dirigido a sus partidarios, Sanders denunció la “escandalosa” declaración del jueves de Trump, en la que el presidente desestimó la solicitud de los líderes demócratas de 3,500 millones de dólares en asistencia electoral para los estados y 25,000 millones de dólares para el USPS, a fin de hacer frente a importantes retrasos en la entrega. Trump dijo a los periodistas que mientras el Servicio Postal no reciba fondos de emergencia, el voto por correo universal -que el presidente ha afirmado que sería un sistema “amañado” que favorecería a los demócratas- no puede ocurrir.

 

“Le dijo al pueblo estadounidense que iba a eliminar los fondos y destruir el Servicio Postal de los Estados Unidos para que, durante esta pandemia, no puedan tener la oportunidad de votar por el presidente y en otras carreras importantes”, escribió Sanders. “En otras palabras, está obligando a la gente a elegir entre enfermarse e incluso morir, o votar”.

 

“Las elecciones deben ser sobre candidatos que presenten los mejores argumentos posibles a sus electores y dejen que los votantes decidan”, añadió el senador independiente de Vermont. “Lo que no deberían ser las elecciones en una sociedad democrática es ganar porque a tus oponentes se les impide votar. Y eso es exactamente lo que Trump está haciendo ahora mismo.”

Advertisements

 

La crítica de Sanders fue repetida por Obama, quien calificó de “inaudito” el intento explícito de Trump de desalentar la participación en las elecciones.

 

“Lo que nunca antes hemos visto es a un presidente decir: ‘Voy a tratar de poner de rodillas al Servicio Postal para [desalentar] el voto y seré claro sobre la razón por la que lo estoy haciendo'”, dijo el ex presidente. “Mi pregunta es ¿qué hacen los republicanos cuando tienen tanto miedo de que la gente vote que ahora están dispuestos a socavar lo que es parte de la infraestructura básica de la vida americana?”

Advertisements

 

Las declaraciones de los dos líderes llegaron en medio de la noticia de que 46 estados y Washington, D.C. recibieron recientemente cartas del consejero general y vicepresidente ejecutivo del USPS Thomas J. Marshall, advirtiendo que decenas de millones de estadounidenses podrían verse privados del derecho a voto en las elecciones de noviembre porque el Servicio Postal no puede garantizar que las boletas de voto por correo se entreguen a tiempo para ser contadas. 

 

Oregón, Rhode Island, Nuevo México y Nevada son los únicos estados que no han recibido advertencias del USPS; a siete estados se les dijo que un número limitado de votantes podría hacer que sus votos se apartaran debido a retrasos en el correo, mientras que 186 millones de votantes podrían verse afectados por retrasos en el resto de los estados.

Advertisements

 

“Es completamente indignante que el Servicio Postal de EE.UU. esté en esta posición”, dijo a The Washington Post Vanita Gupta, presidenta y jefa ejecutiva de la Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos, acusando a Trump de utilizar como arma “al Servicio Postal de EE.UU. para los propósitos electorales del presidente”.

 

La advertencia de Marshall se debió a las preocupaciones que surgieron incluso antes de que el presidente nombrara a Louis DeJoy, uno de los principales donantes de Trump, director general de correos a principios de este año. DeJoy ha sido condenado por los defensores del derecho al voto y los demócratas por ordenar drásticos recortes de horas extras y gastos por el USPS, retrasando los plazos de entrega hasta en una semana. El Servicio Postal también está retirando el 10% de sus máquinas clasificadoras de correo, que pueden clasificar 21.4 millones de piezas de papel por hora y permiten a los transportistas centrarse en la entrega del correo con rapidez. 

 

Antes de que las acciones de DeJoy provocaran indignación y temores de graves retrasos en el correo cuando millones de estadounidenses emitieron sus votos desde sus casas para evitar la propagación del Covid-19, Marshall se preocupó por el hecho de que el Servicio Postal no tiene actualmente la capacidad de ayudar a facilitar la elección, con un volumen de votos por correo 10 veces mayor que el habitual en noviembre. Se identificó a los estados disputados de Pennsylvania, Florida y Michigan como estados cuyos plazos ajustados para solicitar, enviar por correo o contar las boletas no permitirían que la oficina de correos, sobrecargada de trabajo, entregará todas las boletas a tiempo para ser contadas.

 

Los funcionarios electorales de Pennsylvania pidieron a la Corte Suprema del estado el jueves que extendiera el plazo de recuento de votos por tres días para dar a los votantes tiempo para enviar sus votos por correo.

 

 Con las acciones de DeJoy poniendo más presión en los carteros, el profesor de derecho de la Universidad de Texas Steve Vladeck dijo que el sabotaje abierto de Trump al Servicio Postal “es una amenaza tan seria a nuestra democracia como cualquier cosa que cualquier presidente haya hecho”.

 

“No estoy exagerando; esto es un incendio de cinco alarmas”, añadió. “Y los republicanos que no están rechazando enérgicamente son cómplices.”

 

Sanders pidió a sus partidarios que firmaran una petición exigiendo que el Congreso provea fondos al USPS para apoyar el voto por correo en noviembre.

 

“Donald Trump está moviendo nuestro país en una dirección autoritaria y está intentando desmantelar los cimientos de nuestra democracia”, escribió el senador. “La democracia debe ser salvada. Trump debe ser derrotado”.

 

Publicado en Viernes 14 de agosto de 2020 por Common Dreams

Facebook Comments

Advertisements